XVII Con­gre­so Anual de CE­DE

Opi­nión de ex­per­tos: S.M. el Rey, Isi­dro Fai­né, Jo­sé Ma­ría Ál­va­rez-Pa­lle­te, Na­dia Cal­vi­ño y Fran­cis­co Rey­nés.

Cinco Días - Executive Excellence - - ÍNDICE -

Ba­jo el le­ma Cla­ves pa­ra cre­cer en la

Cuar­ta Re­vo­lu­ción In­dus­trial, el pa­sa­do 25 de oc­tu­bre se ce­le­bró en Pal­ma de Ma­llor­ca el XVII Con­gre­so de Di­rec­ti­vos CE­DE. El en­cuen­tro reunió a más de 1.500 empresarios y eje­cu­ti­vos de to­da Es­pa­ña pa­ra re­pa­sar los cam­bios que la di­gi­ta­li­za­ción es­tá pro­vo­can­do en to­dos los ám­bi­tos de la so­cie­dad y el im­pac­to que es­tá ge­ne­ran­do en los prin­ci­pa­les sec­to­res eco­nó­mi­cos.

Co­mo ya es tra­di­ción, el con­gre­so fue clau­su­ra­do por S.M. el Rey, pre­si­den­te de ho­nor de CE­DE y con­tó con la pre­sen­cia, en­tre otros, de Na­dia Cal­vi­ño, mi­nis­tra de Eco­no­mía y Em­pre­sa, Isi­dro

Fai­né, pre­si­den­te de la Fun­da­ción

CE­DE y la Fun­da­ción Ban­ca­ria “la

Cai­xa”, Jo­sé Ma­ría Ál­va­rez-Pa­lle­te, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Te­le­fó­ni­ca o Fran­cis­co Rey­nés, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Na­turgy. Fe­li­pe VI des­ta­có la ne­ce­si­dad de desa­rro­llar nue­vas for­mas de co­no­ci­mien­to que per­mi­tan go­ber­nar las tec­no­lo­gías a fa­vor del ser hu­mano. A con­ti­nua­ción re­co­ge­mos un re­su­men de sus pa­la­bras:

Es pre­ci­so acom­pa­sar las me­jo­res ac­ti­tu­des di­rec­ti­vas a las exi­gen­cias de los prin­ci­pa­les vec­to­res de cam­bio: la di­gi­ta­li­za­ción y lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co

LI­DE­RAR EN EL NUE­VO CON­TEX­TO

La te­má­ti­ca que ver­te­bra es­te con­gre­so per­mi­te ana­li­zar las ta­reas y es­tra­te­gias no­ve­do­sas que ten­dréis que abor­dar pa­ra se­guir ges­tio­nan­do po­si­ti­va­men­te las opor­tu­ni­da­des que se pre­sen­ten y no per­der el tren de la in­no­va­ción y la com­pe­ti­ti­vi­dad.

Pe­ro pa­ra ello es ne­ce­sa­rio que si­gáis sien­do te­na­ces, de­ci­di­dos y con la cla­ri­dad es­tra­té­gi­ca im­pres­cin­di­ble pa­ra sa­ber qué se pue­de ha­cer en ca­da mo­men­to y cir­cuns­tan­cia. Y, so­bre to­do, se re­quie­re que, a par­tir de vues­tro com­pro­mi­so con la in­no­va­ción, seáis siem­pre ca­pa­ces de mo­ti­var a vues­tros co­la­bo­ra­do­res y clien­tes por la ex­ce­len­cia de vues­tras ini­cia­ti­vas.

Se­rá im­pres­cin­di­ble que ejer­záis vues­tro li­de­raz­go en los nuevos mer­ca­dos y en el con­tex­to de no po­cas in­cer­ti­dum­bres de­ri­va­das de los cam­bios ace­le­ra­dos que es­ta­mos vi­vien­do. Vues­tras me­jo­res ac­ti­tu­des di­rec­ti­vas de­ben li­gar­se a un com­pro­mi­so efec­ti­vo con la in­no­va­ción ge­ren­cial y em­pren­de­do­ra. Aho­ra es pre­ci­so acom­pa­sar­las a las exi­gen­cias de dos de los prin­ci­pa­les vec­to­res de cam­bio que se es­tán per­ci­bien­do glo­bal­men­te: por un la­do, la cre­cien­te di­gi­ta­li­za­ción de la vi­da eco­nó­mi­ca y so­cial, y, por otro, la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co pa­ra pro­pi­ciar el na­ci­mien­to de so­cie­da­des y eco­no­mías ver­da­de­ra­men­te sos­te­ni­bles.

Abor­dar las cla­ves de la Cuar­ta Re­vo­lu­ción In­dus­trial es es­pe­cial­men­te ne­ce­sa­rio tam­bién pa­ra el tu­ris­mo, en es­te año que la OMT ha de­cla­ra­do co­mo el del tu­ris­mo sos­te­ni­ble.

DE­FI­NI­CIÓN Y RE­GU­LA­CIÓN DE LOS DE­RE­CHOS DI­GI­TA­LES

En una pri­me­ra apro­xi­ma­ción, es­ta Cuar­ta Re­vo­lu­ción In­dus­trial po­drá su­po­ner una cre­cien­te au­to­ma­ti­za­ción que con­lle­ve au­men­tos de la pro­duc­ti­vi­dad y des­cen­so de cos­tes, así co­mo otros desa­rro­llos com­ple­men­ta­rios. Pe­ro es­tas reali­da­des se in­te­gran, además, en un cam­bio ge­ne­ra­li­za­do en fa­vor de la di­gi­ta­li­za­ción de to­do ti­po de ac­ti­vi­da­des, lo que fa­ci­li­ta­rá y es­ti­mu­la­rá nue­vas re­la­cio­nes so­cia­les, nue­vas ofer­tas de ocio y nue­vas ma­ne­ras de ges­tio­nar. Por ello, to­do es­to exi­gi­rá tam­bién la me­jor de­fi­ni­ción y re­gu­la­ción de los nuevos de­re­chos di­gi­ta­les de ciu­da­da­nos, em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes que per­mi­tan una con­vi­ven­cia in­clu­si­va, equi­ta­ti­va y res­pe­tuo­sa con la dig­ni­dad de ca­da per­so­na.

A la vis­ta de to­do ello es evi­den­te que vues­tra ac­ción di­rec­ti­va tie­ne que se­guir ha­cién­do­se car­go de cuá­les son los nuevos ho­ri­zon­tes en to­da su com­ple­ji­dad y glo­ba­li­dad. Por tan­to, vais a se­guir ne­ce­si­tan­do esa ilu­sión y ese es­pí­ri­tu que os ani­me a con­ti­nuar li­de­ran­do el ma­ña­na en me­dio de in­cer­ti­dum­bres e in­se­gu­ri­da­des, sin per­der en nin­gún mo­men­to la es­pe­ran­za que da el sa­ber que cual­quier di­fi­cul­tad en­cie­rra más ven­ta­jas que ame­na­zas.

Sin du­da, los desafíos del pre­sen­te re­quie­ren es­tar abier­tos a nue­vas ideas. Só­lo así, y con­tan­do con vues­tras ha­bi­li­da­des y ac­ti­tu­des, se­rá po­si­ble lo­grar que la ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial y vues­tra la­bor di­rec­ti­va con­tri­bu­yan ca­da vez más a crear em­pleo y re­cur­sos pa­ra una ma­yor equi­dad y calidad so­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.