In­ver­tir en fu­tu­ro

Fun­da­ción Ban­ca­ria “la Cai­xa”.

Cinco Días - Executive Excellence - - ÍNDICE -

¿Po­de­mos crear ma­te­ria­les nuevos con pro­pie­da­des es­pec­ta­cu­la­res?

¿El hí­ga­do po­dría re­ve­lar el ta­lón de Aqui­les de la ma­la­ria? ¿Po­de­mos tra­tar el cán­cer in­du­cien­do el en­ve­je­ci­mien­to ce­lu­lar? Es­tos son só­lo tres de los 75 in­te­rro­gan­tes que in­ten­ta­rán re­sol­ver los in­ves­ti­ga­do­res re­cien­te­men­te be­ca­dos por la Fun­da­ción Ban­ca­ria

”la Cai­xa.

Un año más, la pri­me­ra ins­ti­tu­ción fi­lan­tró­pi­ca de in­ves­ti­ga­ción de Es­pa­ña y Por­tu­gal ha re­no­va­do su com­pro­mi­so con la pro­mo­ción de ini­cia­ti­vas pun­te­ras de gran im­pac­to so­cial, y ha con­ce­di­do 75 ayu­das a pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción de ex­ce­len­cia na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les.

La en­ti­dad pre­vé lle­gar a in­ver­tir 90 mi­llo­nes de eu­ros has­ta 2019

Du­ran­te el ac­to de en­tre­ga, Isi­dro Fai­né, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”, ha ma­ni­fes­ta­do que “vi­vi­mos en una so­cie­dad cam­bian­te, en la que los des­cu­bri­mien­tos abren es­ce­na­rios que plan­tean nuevos re­tos de fu­tu­ro. Apli­can­do los prin­ci­pios de an­ti­ci­pa­ción, com­pro­mi­so y ex­ce­len­cia que guían la ac­ción de la en­ti­dad des­de ha­ce más de un si­glo, apos­ta­mos fir­me­men­te por el apo­yo a la in­ves­ti­ga­ción en sa­lud”. Gra­cias a es­ta in­ver­sión, los be­ca­dos po­drán desa­rro­llar sus pro­yec­tos en las me­jo­res uni­ver­si­da­des y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción de Es­pa­ña y Por­tu­gal, y se­rán ca­pa­ces de cam­biar el fu­tu­ro de las per­so­nas.

En la ce­re­mo­nia, que tam­bién con­tó con la pre­sen­cia de Jau­me Gi­ró, di­rec­tor ge­ne­ral de la Fun­da­ción Ban­ca­ria

”la Cai­xa”; de Ja­vier Solana, miem­bro del Pa­tro­na­to y del Con­se­jo Ase­sor de Ex­per­tos en In­ves­ti­ga­ción de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”, y de Ma­nuel Hei­tor, mi­nis­tro de Cien­cia, Tec­no­lo­gía y En­se­ñan­za Su­pe­rior del Go­bierno de la Re­pú­bli­ca de Por­tu­gal, se pu­so de re­lie­ve la ne­ce­si­dad de im­pul­sar más pro­yec­tos pun­te­ros en in­ves­ti­ga­ción mul­ti­dis­ci­pli­na­ria pa­ra in­ci­dir en el bie­nes­tar so­cial. El Plan Es­tra­té­gi­co 2016-2019 de la en­ti­dad in­clu­ye la in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción co­mo una prio­ri­dad, y des­ti­na 70 mi­llo­nes de eu­ros al co­no­ci­mien­to, la in­ves­ti­ga­ción y la in­no­va­ción en el pre­sen­te año, con la pre­vi­sión de au­men­tar es­ta ci­fra has­ta 90 mi­llo­nes de eu­ros en 2019. Es­ta in­ver­sión con­vier­te a la ins­ti­tu­ción en la pri­me­ra en­ti­dad fi­lan­tró­pi­ca de in­ves­ti­ga­ción de Es­pa­ña y Por­tu­gal, y una de las pri­me­ras de Eu­ro­pa. Pa­ra su pre­si­den­te, Isi­dro Fai­né, el ob­je­ti­vo es­tá cla­ro: “Crear un eco­sis­te­ma en el que ca­pa­ci­te­mos a los me­jo­res ta­len­tos in­ves­ti­ga­do­res na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les; en el que ace­le­re­mos la in­ves­ti­ga­ción de ex­ce­len­cia de los me­jo­res pro­yec­tos en bio­me­di­ci­na y sa­lud, y en el que po­si­bi­li­te­mos la tras­la­ción de la in­ves­ti­ga­ción del la­bo­ra­to­rio a la ciu­da­da­nía”.

FOR­MA­CIÓN, IN­VES­TI­GA­CIÓN Y SO­LU­CIO­NES

La im­pli­ca­ción de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” con la in­ves­ti­ga­ción tie­ne más de trein­ta años, cuan­do ini­ció el Pro­gra­ma de Be­cas ”la Cai­xa”. Des­de en­ton­ces, la en­ti­dad ha des­ti­na­do cer­ca de 400 mi­llo­nes de eu­ros a la for­ma­ción de ex­ce­len­cia, la in­ves­ti­ga­ción y la in­no­va­ción. Po­cas ins­ti­tu­cio­nes tie­nen en su ADN es­te ba­ga­je.

Co­mo ex­pli­ca Isi­dro Fai­né, “du­ran­te ca­si cua­tro dé­ca­das, el pro­gra­ma de be­cas de “la Cai­xa” ha fi­nan­cia­do los es­tu­dios de pos­gra­do de más de 4.700 jó­ve­nes pro­me­sas cien­tí­fi­cas en to­do el mun­do, es­pe­cial­men­te en Es­pa­ña y, a par­tir del pró­xi­mo año, Por­tu­gal”.

En 2018, la Fun­da­ción ha que­ri­do re­afir­mar su com­pro­mi­so con la in­ves­ti­ga­ción y la so­cie­dad atra­yen­do ta­len­to in­ter­na­cio­nal y fo­men­tan­do que los cien­tí­fi­cos se que­den en el te­rri­to­rio; dan­do apo­yo a los in­ves­ti­ga­do­res de re­fe­ren­cia mun­dial que lle­van a ca­bo in­ves­ti­ga­ción de

fron­te­ra, y, co­mo úl­ti­mo pa­so, im­pul­san­do la tras­la­ción de sus con­clu­sio­nes a la so­cie­dad a tra­vés de la crea­ción de em­pre­sas, de ma­ne­ra que apor­ten so­lu­cio­nes pa­ra los ciu­da­da­nos.

Pa­ra con­tri­buir a es­tas tres lí­neas de ac­tua­ción, ha desa­rro­lla­do un pro­yec­to glo­bal cen­tra­do en tres ejes prin­ci­pa­les: la for­ma­ción de ex­ce­len­cia, ca­pa­ci­tan­do a las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras y pro­mo­vien­do el ta­len­to; la ace­le­ra­ción de los avan­ces cien­tí­fi­cos a tra­vés del apo­yo a cen­tros de in­ves­ti­ga­ción de re­fe­ren­cia en el ám­bi­to de las cien­cias de la vi­da y de la sa­lud, y la trans­mi­sión de los re­sul­ta­dos de la in­ves­ti­ga­ción del la­bo­ra­to­rio a la em­pre­sa. Ba­jo es­tas pre­mi­sas, se ha dis­tri­bui­do la do­ta­ción en­tre:

Des­de ha­ce más de tres dé­ca­das, ha des­ti­na­do cer­ca de 400 mi­llo­nes de eu­ros a la for­ma­ción de ex­ce­len­cia, la in­ves­ti­ga­ción y la in­no­va­ción

La Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” es la pri­me­ra ins­ti­tu­ción fi­lan­tró­pi­ca de in­ves­ti­ga­ción de Es­pa­ña y Por­tu­gal

● Be­cas de pos­doc­to­ra­do Junior Lea­der ”la Cai­xa”. En pa­la­bras de Fai­né, “uno de los pro­gra­mas más em­ble­má­ti­cos de es­ta Fun­da­ción. Su ob­je­ti­vo es ca­pa­ci­tar a los me­jo­res ta­len­tos pa­ra que se for­men en los en­tor­nos que les per­mi­tan que su po­ten­cial flo­rez­ca por com­ple­to”. Es­ta ini­cia­ti­va se­lec­cio­na a in­ves­ti­ga­do­res de ex­ce­len­cia pa­ra lle­var a ca­bo sus pro­yec­tos y fo­men­tar así las ca­rre­ras cien­tí­fi­cas de al­ta calidad.

De las 30 be­cas otor­ga­das, 20 ser­vi­rán pa­ra atraer ta­len­to in­ter­na­cio­nal a los cen­tros Se­ve­ro Ochoa o Ma­ría de Maez­tu, y las otras 10 tie­nen co­mo ob­je­ti­vo re­te­ner ta­len­to pa­ra in­ves­ti­gar en cual­quier uni­ver­si­dad o cen­tro es­pa­ñol.

● Con­vo­ca­to­ria de pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción en

bio­me­di­ci­na y sa­lud. Co­mo ex­pli­ca el pre­si­den­te de la Fun­da­ción, “aun­que es­ta lí­nea se pue­de ras­trear has­ta los orí­ge­nes de “la Cai­xa”, a fi­na­les del si­glo pa­sa­do to­mó un im­pul­so de­ci­si­vo, orien­tan­do los fon­dos ha­cia la in­ves­ti­ga­ción de ex­ce­len­cia y ha­cia los pro­ce­sos de fi­nan­cia­ción com­pe­ti­ti­vos”.

En la pri­me­ra re­so­lu­ción de es­ta con­vo­ca­to­ria abier­ta y com­pe­ti­ti­va, la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” ha se­lec­cio­na­do 25 ini­cia­ti­vas de in­ves­ti­ga­ción en bio­me­di­ci­na y sa­lud de ex­ce­len­cia cien­tí­fi­ca y con un gran va­lor po­ten­cial e im­pac­to so­cial, ya sea en in­ves­ti­ga­ción bá­si­ca, clí­ni­ca o tras­la­cio­nal. El ob­je­ti­vo de es­te pro­gra­ma es po­ten­ciar pro­yec­tos de ex­ce­len­cia en la lu­cha con­tra las enfermedades de ma­yor im­pac­to en el mun­do, co­mo las car­dio­vas­cu­la­res, neu­ro­ló­gi­cas, in­fec­cio­sas y on­co­ló­gi­cas.

● Pro­gra­ma Cai­xaIm­pul­se. “Es­ta ini­cia­ti­va tie­ne co­mo ob­je­to que to­do es­te co­no­ci­mien­to se tras­la­de a ha­cer una so­cie­dad me­jor y más jus­ta, pro­yec­tan­do al público los avan­ces cien­tí­fi­cos, ya trans­for­ma­dos en me­jo­ras en la sa­lud y la calidad de vi­da de las per­so­nas”.

Es­te año, se han con­ce­di­do 20 ayu­das pro­mo­vi­das por la Obra So­cial ”la Cai­xa” y Cai­xa Ca­pi­tal Risc, con la co­la­bo­ra­ción de EIT Health, di­ri­gi­das a cen­tros de in­ves­ti­ga­ción, uni­ver­si­da­des y hos­pi­ta­les, sin áni­mo de

lu­cro, de Es­pa­ña o de Por­tu­gal, que es­tán tra­ba­jan­do en un pro­yec­to in­no­va­dor del ám­bi­to de la bio­tec­no­lo­gía o las cien­cias de la vi­da. Des­de su pues­ta en mar­cha, en 2015, el pro­gra­ma ha des­ti­na­do 7,5 mi­llo­nes de eu­ros a im­pul­sar 58 ini­cia­ti­vas, 10 de las cua­les ya se han con­ver­ti­do en em­pre­sas de­ri­va­das (spin-off) y siete más se en­cuen­tran en pro­ce­so de crea­ción.

PLAN­TEAR LAS CUES­TIO­NES ADE­CUA­DAS

«Ques­tions for the fu­tu­re» es el le­ma que cen­tra el con­jun­to de los 75 pro­yec­tos be­ca­dos, unos pro­yec­tos que plan­tean las pre­gun­tas apro­pia­das pa­ra con­se­guir un fu­tu­ro me­jor pa­ra la so­cie­dad.

Pa­ra­fra­sean­do a Al­bert Eins­tein, el pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa” re­cor­dó que “la for­mu­la­ción de un pro­ble­ma es más im­por­tan­te que su so­lu­ción. Es de­cir, el ver­da­de­ro pa­so ade­lan­te se da al for­mu­lar la pre­gun­ta cla­ve, y no tan­to al ha­llar la res­pues­ta. Y es que com­pren­der el por­qué de al­go abre nue­vas vías a en­con­trar so­lu­cio­nes”.

Una de esas pre­gun­tas es la plan­tea­da por Ali­cia Ca­si­tas Mon­ter, quien gra­cias a es­ta be­ca ha co­men­za­do ha­ce tres meses un pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción en el Ins­ti­tu­to de Quí­mi­ca Compu­tacio­nal y Ca­tá­li­sis, aso­cia­do a la Uni­ver­si­dad de Gi­ro­na, con el ob­je­ti­vo de ave­ri­guar “có­mo po­de­mos desa­rro­llar pro­ce­sos quí­mi­cos más sos­te­ni­bles”. En su opi­nión, “es­ta be­ca es una oportunidad muy bue­na que te per­mi­te tres años de es­ta­bi­li­za­ción pa­ra po­der desa­rro­llar ideas, y creo que es un tiem­po su­fi­cien­te pa­ra de­mos­trar e in­ten­tar con­se­guir los ob­je­ti­vos. Es muy im­por­tan­te re­ci­bir fi­nan­cia­ción pa­ra po­der al­can­zar­los”. Con su pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción, Ali­cia pre­ten­de des­cu­brir y desa­rro­llar ca­ta­li­za­do­res que con­ten­gan me­ta­les que abun­dan en nues­tro pla­ne­ta, co­mo el hie­rro y el man­ga­ne­so, pa­ra lle­var a ca­bo trans­for­ma­cio­nes or­gá­ni­cas di­fí­ci­les. Su pro­yec­to Sus­che­mearth se cen­tra en pro­por­cio­nar co­no­ci­mien­tos bá­si­cos pa­ra im­pul­sar las tec­no­lo­gías quí­mi­cas que uti­li­zan elec­tri­ci­dad en com­bi­na­ción con me­ta­les abun­dan­tes en la na­tu­ra­le­za, pa­ra sin­te­ti­zar ma­te­rias pri­mas a gra­nel y pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos y mi­ni­mi­zar el im­pac­to en el me­dio am­bien­te.

Otro ejem­plo es de Marc Güell Car­gol, de la Uni­ver­si­dad Pom­peu Fa­bra de Bar­ce­lo­na, que in­ten­ta des­ve­lar “qué im­pac­to ten­drá la edi­ción ge­né­ti­ca en el fu­tu­ro de la me­di­ci­na”. Su pro­yec­to Uni-Large “com­bi­na la efi­ca­cia de las an­ti­guas te­ra­pias gé­ni­cas con la pre­ci­sión de las tec­no­lo­gías mo­der­nas”. Güell ca­li­fi­ca es­ta ayu­da co­mo “muy útil, por­que en es­ta par­te apli­ca­da el nú­me­ro de fi­nan­cia­ción es di­fí­cil, y opor­tu­ni­da­des co­mo es­ta son fan­tás­ti­cas pa­ra em­pu­jar la in­ves­ti­ga­ción que ha­ce­mos en la­bo­ra­to­rio fue­ra de él y re­tor­nar, de al­gu­na ma­ne­ra, a la so­cie­dad”.

Ac­tual­men­te, es­tá desa­rro­llan­do un pri­mer tra­ta­mien­to ba­sa­do en Uni-Large pa­ra tra­tar un ti­po de dis­tro­fia con­gé­ni­ta, la cual afec­ta a 1 de ca­da 30.000 per­so­nas.

Es­ta se pro­du­ce por mu­ta­cio­nes en la la­mi­ni­na al­fa-2, una pro­teí­na que su­pera el lí­mi­te de ta­ma­ño de los vec­to­res uti­li­za­dos en la ac­tua­li­dad, por lo que es ne­ce­sa­rio desa­rro­llar tra­ta­mien­tos al­ter­na­ti­vos. Uni-Large pro­por­cio­na­rá una oportunidad se­gu­ra pa­ra la cu­ra­ción. Es­ta pla­ta­for­ma tec­no­ló­gi­ca pue­de apli­car­se tam­bién a otras enfermedades, y pro­por­cio­nar una va­lio­sa ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va en el sec­tor de la edi­ción de ge­nes, uno de los mer­ca­dos más atrac­ti­vos de los sec­to­res far­ma­céu­ti­co y tec­no­ló­gi­co.

Las be­cas de pos­doc­to­ra­do, la con­vo­ca­to­ria de pro­yec­tos en bio­me­di­ci­na y sa­lud, y el pro­gra­ma Cai­xaIm­pul­se son las tres lí­neas de ac­tua­ción

Uni-Large re­suel­ve va­rios pro­ble­mas que im­pi­den un des­plie­gue más am­plio de las tec­no­lo­gías de edi­ción de ge­nes. Per­mi­te rea­li­zar mo­di­fi­ca­cio­nes ge­nó­mi­cas más gran­des y es po­ten­cial­men­te más se­gu­ro que las tec­no­lo­gías de la com­pe­ten­cia. Es­te pro­yec­to pro­po­ne lle­var a ca­bo los pa­sos ne­ce­sa­rios pa­ra el desarrollo pre­clí­ni­co de es­ta tec­no­lo­gía pa­ra su uso se­gu­ro en hu­ma­nos, pa­ra tra­tar las dis­tro­fias mus­cu­la­res y otras enfermedades.

Por su par­te, Ál­va­ro Tei­jei­ra Sán­chez tra­ba­ja en el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Mé­di­ca Apli­ca­da de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra, in­ves­ti­gan­do có­mo ayu­dar al sis­te­ma in­mu­ne a erra­di­car tu­mo­res. En con­cre­to, la Be­ca Pos­doc­to­ral Junior Lea­der de “la Cai­xa”, contribuye al desarrollo de un pro­yec­to pa­ra es­tu­diar las in­ter­ac­cio­nes de las cé­lu­las ase­si­nas del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio con las cé­lu­las tu­mo­ra­les ma­lig­nas. Pa­ra ello, es­ta in­ves­ti­ga­ción ge­ne­ra­rá tu­mo­res cul­ti­va­dos (lla­ma­dos or­ga­noi­des) a par­tir de ma­te­rial qui­rúr­gi­co que man­ten­drá la ar­qui­tec­tu­ra tu­mo­ral ori­gi­nal y la he­te­ro­ge­nei­dad ce­lu­lar originales. Vi­sua­li­za­rá la in­ter­ac­ción de las cé­lu­las del

Cree­mos en dar apo­yo a las per­so­nas que se plan­tean las pre­gun­tas ade­cua­das, más es­ti­mu­lan­tes, más va­lien­tes y más ne­ce­sa­rias. Aque­llas que nos ayu­da­rán a con­ver­tir es­te lu­gar en un mun­do me­jor”. Isi­dro Fai­né, pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ban­ca­ria ”la Cai­xa”

sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio con las cé­lu­las tu­mo­ra­les, y la for­ma en que los me­di­ca­men­tos de in­mu­no­te­ra­pia me­jo­ran es­tas in­ter­ac­cio­nes den­tro de los or­ga­noi­des.

Es­to per­mi­ti­rá a Tei­jei­ra in­ves­ti­gar con es­tos sis­te­mas mo­de­lo y con ra­to­nes vi­vos me­ca­nis­mos des­co­no­ci­dos im­pues­tos por las cé­lu­las tu­mo­ra­les pa­ra blo­quear una ade­cua­da in­fil­tra­ción de cé­lu­las ase­si­nas del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio, con el fin de iden­ti­fi­car nuevos ob­je­ti­vos in­mu­no­te­ra­péu­ti­cos.

Co­mo la in­mu­no­te­ra­pia es­tá cam­bian­do el tra­ta­mien­to del cán­cer, el cam­po de la on­co­lo­gía ne­ce­si­ta nue­vas he­rra­mien­tas pa­ra iden­ti­fi­car ob­je­ti­vos y com­bi­na­cio­nes efec­ti­vas pa­ra ca­da pa­cien­te. El pro­yec­to de Tei­jei­ra se­rá ca­paz de desa­rro­llar he­rra­mien­tas úti­les tan­to pa­ra la iden­ti­fi­ca­ción pre­clí­ni­ca de nuevos ob­je­ti­vos te­ra­péu­ti­cos co­mo pa­ra el uso de la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da.

“Que­re­mos lle­gar más le­jos, in­ten­tar cu­rar más tu­mo­res en más pa­cien­tes e iden­ti­fi­car nue­vas dia­nas”, ex­pli­ca. “El im­pac­to de lo que ha­ce­mos es bas­tan­te vi­si­ble, por­que es­ta­mos tra­ba­jan­do en un ám­bi­to muy tras­la­cio­nal, di­rec­ta­men­te con ma­te­rial de los pa­cien­tes. Lo que bus­ca­mos es me­jo­rar, au­men­tar y po­ten­ciar una te­ra­pia que ya es una reali­dad, y po­der lle­gar a esos pa­cien­tes en los que la in­mu­no­te­ra­pia to­da­vía no tie­ne nin­gún efec­to”. Pa­ra es­to, “las ayu­das son fun­da­men­ta­les. Es­te es un apo­yo per­so­nal que cu­bre par­te del pro­yec­to, y me fa­ci­li­ta tres años pa­ra tra­ba­jar, en los que de otra for­ma ten­dría que bus­car fi­nan­cia­ción ex­ter­na, pú­bli­ca… Es­tas ayu­das de “la Cai­xa” son fun­da­men­ta­les pa­ra que la in­ves­ti­ga­ción pro­gre­se y pa­ra que la so­cie­dad pue­da be­ne­fi­ciar­se del tra­ba­jo que no­so­tros ha­ce­mos”.

Con es­ta in­ver­sión a fa­vor del avan­ce cien­tí­fi­co, la en­ti­dad ban­ca­ria ofre­ce apo­yo a 75 per­so­nas que for­mu­lan los in­te­rro­gan­tes que ha­rán gi­rar el mun­do en la di­rec­ción co­rrec­ta. “Son ellas, pre­ci­sa­men­te, las que han si­do ca­pa­ces de plan­tear­se las pre­gun­tas más es­ti­mu­lan­tes, más va­lien­tes y más ne­ce­sa­rias. Per­so­nas que, con el im­pul­so que les ofre­ce la Fun­da­ción Ban­ca­ria “la Cai­xa”, se­rán ca­pa­ces de cam­biar el fu­tu­ro”, afir­ma Fai­né

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.