El ho­ri­zon­te pa­ra in­ver­tir en ban­ca se des­pe­ja de­ma­sia­do len­ta­men­te

Cinco Días - - Empresas / Finanzas -

Ma­los tiem­pos pa­ra in­ver­tir en ban­ca. En los úl­ti­mos años se ha con­ver­ti­do en un ejer­ci­cio de ele­va­do ries­go por la apa­ri­ción su­ce­si­va de di­fi­cul­ta­des que no pa­re­ce te­ner fin. Ade­más de una pér­di­da de repu­tación muy in­ten­sa en el úl­ti­mo de­ce­nio por la cul­pa­bi­li­za­ción que la so­cie­dad le ha en­do­sa­do a la ban­ca co­mo prin­ci­pal ge­ne­ra­dor de la cri­sis, y que si­gue ha­cién­do­le blanco de in­vec­ti­vas y re­cla­ma­cio­nes de la clien­te­la, la re­pa­ra­ción se ha con­cen­tra­do en una ce­lo­sí­si­ma su­per­vi­sión de su fun­cio­na­mien­to. La vi­gi­lan­cia ex­tre­ma de sus con­duc­tas ha ido acom­pa­ña­da de un re­for­za­mien­to des­co­no­ci­do del ca­pi­tal ban­ca­rio pa­ra afron­tar si­tua­cio­nes crí­ti­cas de las eco­no­mías, ade­más de la exi­gen­cia de pro­vi­sio­nes des­co­no­ci­das que ha­cen de la in­ver­sión en ban­ca un ejer­ci­cio de mar­gen muy li­mi­ta­do.

Pe­ro a es­te ca­pí­tu­lo, in­con­clu­so a juz­gar por lo ex­pre­sa­do por el BCE tras los test de es­trés de la se­ma­na pa­sa­da, hay que su­mar la de­vo­lu­ción a la clien­te­la de cre­cien­tes par­ti­das fi­nan­cie­ras in­de­bi­da­men­te co­bra­das en los años de vino y ro­sas del ne­go­cio, y que tam­po­co ha con­clui­do a juz­gar por lo ocu­rri­do con los im­pues­tos so­bre los con­tra­tos hi­po­te­ca­rios es­te úl­ti­mo mes. Aun­que pa­re­ce que la re­for­ma nor­ma­ti­va acla­ra la cues­tión, si­guen abier­tos fren­tes en es­ta ma­te­ria y en otras pen­dien­tes de pro­nun­cia­mien­to ju­di­cial.

Ve­re­mos has­ta qué pun­to re­com­po­nen los már­ge­nes de su ne­go­cio en los nue­vos pre­cios de las hi­po­te­cas, un ejer­ci­cio difícil da­da la al­tí­si­ma com­pe­ten­cia exis­ten­te en el mer­ca­do. Pe­ro aun­que pue­dan ab­sor­ber­lo sin pér­di­da de de­man­da, la gran cues­tión de la que de­pen­de la me­jo­ra de su mar­gen de in­ter­me­dia­ción es la subida de los ti­pos de in­te­rés, que el BCE po­dría re­tra­sar más allá de 2019 y que el mer­ca­do no aca­ba de reac­ti­var. En de­fi­ni­ti­va, que aun­que la ban­ca pue­de con­si­de­rar­se ba­ra­ta en los mer­ca­dos de ac­cio­nes, no es­tá del to­do des­pe­ja­do el pa­no­ra­ma pa­ra ase­gu­rar que la in­ver­sión re­por­te re­tor­nos en el cor­to pla­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.