“Es­pa­ña es el prin­ci­pal país eu­ro­peo en I+D pa­ra MSD”

“Ne­ce­si­ta­mos es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca pa­ra sa­ber si va­mos a te­ner que pa­gar más o me­nos im­pues­tos” Afir­ma que el gran re­to pa­ra el sec­tor es la in­cor­po­ra­ción en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio de las ca­da vez más cos­to­sas in­no­va­cio­nes

Cinco Días - - Empresas / Finanzas - AL­FON­SO SI­MÓN

Es uno de los di­rec­ti­vos con más ex­pe­rien­cia y res­pon­sa­bi­li­dad en la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca es­pa­ño­la. Án­gel Fer­nán­dez (He­llín, Al­ba­ce­te, 1957), eco­no­mis­ta de for­ma­ción, ha ocu­pa­do di­ver­sos car­gos de re­le­van­cia in­ter­na­cio­nal en la ya des­apa­re­ci­da Sche­ring-Ploug y des­de 2012 es pre­si­den­te de Merck Sharp & Doh­me (MSD) en Es­pa­ña. El la­bo­ra­to­rio es­ta­dou­ni­den­se (co­no­ci­do en aquel país co­mo Merck & Co) es uno de los gran­des del mun­do, con una fac­tu­ra­ción de más de 32.000 mi­llo­nes de eu­ros el pa­sa­do año. En nues­tro país es­tá pre­sen­te des­de ha­ce me­dio si­glo.

50 años de MSD en Es­pa­ña. ¿Có­mo em­pe­zó la com­pa­ñía en nues­tro país?

Lle­ga­mos in­clu­so an­tes. Ha­bía una em­pre­sa que se lla­ma­ba CE­PA (Com­pa­ñía Es­pa­ño­la de Pe­ni­ci­li­na y An­ti­bió­ti­cos), que ya des­apa­re­ció. Pe­ro en aque­lla Es­pa­ña ne­ce­si­ta­da de an­ti­bió­ti­cos en los años cua­ren­ta no ha­bía su­fi­cien­te tec­no­lo­gía pa­ra pro­du­cir­los. CE­PA, una com­pa­ñía pri­va­da pe­ro apo­ya­da por el Es­ta­do, hi­zo un acuer­do pa­ra la trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía con MSD. Y así em­pe­zó el ger­men de nues­tra em­pre­sa aquí. Ya en 1968 se cons­ti­tu­yó una so­cie­dad anó­ni­ma con nues­tros pro­duc­tos. Em­pe­za­mos con an­ti­bió­ti­cos y va­cu­nas, que era nues­tra par­te fuer­te en aque­llos mo­men­tos.

¿Có­mo es hoy MSD en Es­pa­ña?

MSD tie­ne una po­si­ción im­por­tan­te. Apor­ta­mos mu­cho va­lor a la so­cie­dad. A lo lar­go de los años he­mos des­cu­bier­to mu­chos pro­duc­tos en hi­per­ten­sión, en­fer­me­da­des car­dio­me­ta­bó­li­cas o va­cu­nas. Ca­si to­da la po­bla­ción ha re­ci­bi­do una va­cu­na nues­tra pa­ra el sa­ram­pión o las pa­pe­ras. La re­vis­ta Ti­mes nos ha re­co­no­ci­do co­mo Ge­nius Com­pany por una va­cu­na fren­te al ébo­la. Tam­bién es­ta­mos en on­co­lo­gía, desa­rro­llan­do te­ra­pias no­ve­do­sas en in­mu­no­te­ra­pias con­tra el cán­cer, hi­per­ten­sión, dia­be­tes o an­ti­vi­ra­les, áreas don­de so­mos lí­de­res en apor­tar so­lu­cio­nes pa­ra los pa­cien­tes.

¿Cuál es su ne­go­cio en Es­pa­ña?

Pri­me­ros o se­gun­dos en sa­lud hu­ma­na pe­lean­do con No­var­tis con 1.040 mi­llo­nes en ven­tas el año pa­sa­do. En ve­te­ri­na­ria lle­ga­mos a 125 mi­llo­nes, te­ne­mos una cuo­ta del 20%. So­mos nú­me­ro uno muy des­ta­ca­do, con una plan­ta de fa­bri­ca­ción de va­cu­nas en Sa­la­man­ca que ex­por­ta a to­do el mun­do gra­cias a una tec­no­lo­gía re­vo­lu­cio­na­ria de mi­cro­es­fe­ras pa­ra ad­mi­nis­trar va­cu­nas. En 2017 cre­ci­mos en­tre un 3% y un 4%. Es­te año, co­mo te­ne­mos pro­duc­tos que pier­den pa­ten­te, a la vez que en­tran fár­ma­cos in­no­va­do­res, re­pe­ti­re­mos la cifra de ne­go­cio.

¿Qué fár­ma­cos son los que más in­gre­sos apor­tan a la com­pa­ñía?

En el área de dia­be­tes, in­muno-on­co­lo­gía y en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes.

¿Qué pla­nes tie­ne MSD pa­ra Es­pa­ña?

De­be­mos se­guir con­tri­bu­yen­do con in­no­va­ción pa­ra en­con­trar so­lu­ción a en­fer­me­da­des que no tie­nen tra­ta­mien­to. Te­ne­mos ade­más acuer­dos co­mer­cia­les con la­bo­ra­to­rios na­cio­na­les con Al­mi­rall, Fe­rrer o Ro­vi, que tam­bién fa­bri­ca pa­ra no­so­tros pa­ra ex­por­tar a to­do el mun­do.

¿Qué in­ver­sio­nes pre­vén en Es­pa­ña?

In­ver­ti­re­mos fuer­te a ni­vel de in­ves­ti­ga­ción clí­ni­ca. El pa­sa­do año des­ti­na­mos 76 mi­llo­nes, se­gún el Plan Pro­far­ma. Es­pa­ña es el prin­ci­pal país eu­ro­peo en in­ves­ti­ga­ción pa­ra MSD y el nú­me­ro dos en el mun­do en cuan­to ac­ti­vi­dad y par­ti­ci­pa­cio­nes en es­tu­dios. Esa po­si­ción la va­mos a man­te­ner por­que hay una gran ca­li­dad de nues­tros in­ves­ti­ga­do­res y del sis­te­ma sa­ni­ta­rio.

Hay nue­va mi­nis­tra de Sa­ni­dad. ¿Qué le pi­de?

Más que pe­dir a la mi­nis­tra, no­so­tros, pues­to que so­mos in­ten­si­vos en in­ves­ti­ga­ción, ne­ce­si­ta­mos cer­te­za y es­ta­bi­li­dad. Le pe­di­ría al Go­bierno que re­duz­ca la in­cer­ti­dum­bre. A la mi­nis­tra es­pe­cí­fi­ca­men­te le di­ría que nues­tro ob­je­ti­vo es in­no­var pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da. Pe­di­ría que esa in­no­va­ción se in­cor­po­re de for­ma efec­ti­va en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio.

¿A qué in­cer­ti­dum­bre se re­fie­re?

Es ge­né­ri­ca, por eso ha­blo del Go­bierno. Ne­ce­si­ta­mos es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca, por ejem­plo so­bre si va­mos a te­ner que pa­gar más o me­nos im­pues­tos o en el cam­po del em­pleo.

¿Qué re­tos tie­ne el sec­tor?

Creo que el gran re­to es que la in­no­va­ción se in­cor­po­re al Sis­te­ma Na­cio­nal de Sa­lud.

¿Pe­ro eso de­pen­de del sec­tor o de las Ad­mi­nis­tra­cio­nes?

Eso de­pen­de de la Ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro te­ne­mos que dia­lo­gar y bus­car fór­mu­las y en­con­trar ca­mi­nos pa­ra que sea po­si­ble.

¿Có­mo ve al sec­tor?

El sec­tor es muy in­ten­si­vo en in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción. El 20% de los re­cur­sos de I+D en Es­pa­ña son de las far­ma­céu­ti­cas. Ne­ce­si­ta­mos un vo­lu­men muy al­to de in­ver­sión pa­ra con­se­guir re­sul­ta­dos. Es pro­ba­ble que fue­ra del ám­bi­to em­pre­sa­rial no se en­tien­da que hay que in­ver­tir mu­cho di­ne­ro sin sa­ber el re­sul­ta­do de la in­ves­ti­ga­ción.

¿Qué fár­ma­co en I+D pue­de apor­tar­les más in­gre­sos en el fu­tu­ro?

Pem­bro­li­zu­mab [de nom­bre co­mer­cial Key­tru­da, no­ve­dad en in­muno-on­co­lo­gía] si­gue sien­do el más pro­me­te­dor por­que es­tá apro­ba­do pa­ra dos in­di­ca­cio­nes y se in­ves­ti­ga pa­ra 30 ti­pos de tu­mo­res di­fe­ren­tes. Tam­bién se in­ves­ti­ga en nue­vos pro­duc­tos en va­cu­nas, VIH y dia­be­tes.

Ca­da vez en­tran en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio fár­ma­cos más cos­to­sos, por la I+D que lle­va aso­cia­da o por­que van di­ri­gi­dos a muy po­cos pa­cien­tes, un te­ma que preo­cu­pa a po­lí­ti­cos y a la in­dus­tria. ¿Có­mo se afron­ta pa­ra que sea sos­te­ni­ble? Hay que po­ner mu­cho más én­fa­sis en la me­di­ci­na per­so­na­li­za­da, los re­sul­ta­dos en sa­lud, los diag­nós­ti­cos ade­cua­dos y apli­car la tec­no­lo­gía. De­be ha­ber un buen se­gui­mien­to de los re­sul­ta­dos que se con­si­guen. Pe­ro tam­bién el ci­clo con­ti­núa, se ven­cen patentes de pro­duc­tos con mu­chas ven­tas y el agu­je­ro que de­jan en in­gre­sos, por ejem­plo en MSD, no se lle­nan con otros. No es un la­men­to, la in­ves­ti­ga­ción no es­tá rom­pien­do el equi­li­brio del sis­te­ma.

Hay muy po­cos acuer­dos de pa­go por re­sul­ta­dos en sa­lud.

De­be­ría de ha­ber más. La cla­ve es que com­par­ta­mos la in­for­ma­ción, por eso vuel­vo al te­ma de la im­por­tan­cia de la tec­no­lo­gía, de his­to­rias clí­ni­cas di­gi­ta­les o el big da­ta. To­da esa efi­cien­cia de­be li­be­rar re­cur­sos pa­ra que la in­no­va­ción ten­ga un si­tio sin pro­ble­ma.

¿Se mi­ra más el cor­to pla­zo?

No sé cuál es el en­fo­que ac­tual del mi­nis­te­rio. Siem­pre he­mos dis­cu­ti­do en ba­se a la apor­ta­ción a la sa­lud de los pro­duc­tos y lue­go se dis­cu­te el pre­cio pa­ra que sea asu­mi­ble.

¿Por qué la repu­tación de la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca si­gue sien­do ma­la?

A mí me da mu­cha pe­na. El sec­tor más trans­pa­ren­te en la so­cie­dad es el nues­tro. Pu­bli­ca­mos to­do lo que ha­ce­mos, las co­la­bo­ra­cio­nes y los es­tu­dios es­tán en ba­ses de da­tos. Cuan­do ha­bla­mos con un pa­cien­te que se ha be­ne­fi­cia­do de un tra­ta­mien­to siem­pre nos fe­li­ci­ta, pe­ro cuan­do ha­bla­mos de la so­cie­dad, hay crí­ti­cas. De­be­mos se­guir avan­zan­do en co­mu­ni­car el va­lor apor­ta­mos con nues­tros me­di­ca­men­tos. Es­tá cla­ro que no lo he­mos con­se­gui­do. Pe­ro no so­mos tan ma­los, sino to­do lo con­tra­rio, in­ves­ti­ga­mos pa­ra vi­vir me­jor y más años.

Los pa­cien­tes nos fe­li­ci­tan, pe­ro en la so­cie­dad hay crí­ti­cas. No so­mos tan ma­los, sino to­do lo con­tra­rio, in­ves­ti­ga­mos pa­ra vi­vir más y me­jor

PA­BLO MON­GE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.