Pue­de arrui­nar vi­das

Cinco Días - - Fortuna -

¿Có­mo pue­de al­guien ol­vi­dar a su hi­jo pe­que­ño en un co­che? El trá­gi­co su­ce­so con­mo­cio­nó el mes pa­sa­do a la po­bla­ción, cuan­do un pa­dre ol­vi­dó a su hi­ja en el co­che y se mar­chó a tra­ba­jar. La res­pues­ta la ofre­ce el doc­tor Víc­tor Vidal: “Ocu­rrió por es­trés, por­que se ha de­mos­tra­do que los eje­cu­ti­vos tie­nen ca­da vez una ma­yor fal­ta de me­mo­ria, y eso al fi­nal es­tá ha­cien­do que au­men­te la si­nies­tra­li­dad”.

Pa­ra la psi­có­lo­ga Pi­lar Con­de, es vi­tal es­tar aten­tos a los pri­me­ros in­di­cios de la apa­ri­ción del es­trés. “Los más co­no­ci­dos son los pro­ble­mas ali­men­ti­cios, co­mo fal­ta de ape­ti­to o ape­ti­to des­me­su­ra­do, tras­tor­nos del sue­ño, pe­ro, so­bre to­do, un ma­les­tar que se va apro­pian­do de nues­tro día a día”, se­ña­la, a la vez que de­ta­lla po­si­bles dis­trac­cio­nes, irri­ta­bi­li­dad, fal­ta de so­cia­bi­li­dad. “La in­to­le­ran­cia ha­cia el en­torno y los cam­bios de hu­mor van ga­nan­do te­rreno y, an­te es­te pa­no­ra­ma, nos cues­ta to­mar de­ci­sio­nes. El es­trés sue­le ser el re­sul­ta­do de la ten­sión a la que es­ta­mos so­me­ti­dos en nues­tra vi­da la­bo­ral, sen­ti­men­tal o fa­mi­liar”, afir­ma la di­rec­to­ra téc­ni­ca de Clí­ni­cas Orí­ge­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.