Reino Uni­do se la jue­ga a ca­ra o cruz con el Bre­xit

Es­te mar­tes los dipu­tados bri­tá­ni­cos de­ci­den en­tre ini­ciar el pro­ce­so or­de­na­do de di­vor­cio o su­mir a su país en una ma­yor in­cer­ti­dum­bre

Cinco Días - - Inversión - ELI­SA CAS­TI­LLO

Tras cin­co lar­gos días de in­ten­so de­ba­te en la Cá­ma­ra de los Co­mu­nes [y un du­ro ca­ra a ca­ra en te­le­vi­sión con el lí­der de la opo­si­ción es­te do­min­go], The­re­sa May ha pues­to to­da la car­ne en el asa­dor y ha tra­ta­do por to­dos los me­dios con­ven­cer a los dipu­tados bri­tá­ni­cos de que el acuer­do de di­vor­cio se­lla­do con la UE es el úni­co y me­jor po­si­ble. Y aun­que el tiem­po apre­mia y que­dan me­nos de 72 ho­ras para que es­te mar­tes el Par­la­men­to bri­tá­ni­co vo­te si da luz ver­de o no al pac­to, los nú­me­ros si­guen sin cua­drar, por lo que to­do apun­ta a que el Bre­xit no sal­drá ade­lan­te, al me­nos en es­ta pri­me­ra vo­ta­ción.

Para lo­grar la ma­yo­ría, la pre­mier ne­ce­si­ta ob­te­ner el res­pal­do de al me­nos 320 dipu­tados, pe­ro cer­ca de un cen­te­nar de miem­bros de sus pro­pias fi­las con­ser­va­do­ras (de un to­tal de 315) se nie­ga a res­pal­dar­la, co­mo tam­po­co pre­vén ha­cer­lo sus so­cios en el Go­bierno, los unio­nis­tas no­rir­lan­de­ses, que cuen­tan con 10 asien­tos en la Cá­ma­ra. Por des­con­ta- do, tam­bién es­tá el re­cha­zo de la ma­yo­ría de los la­bo­ris­tas, y del SNP es­co­cés.

No ha ayu­da­do, tam­po­co, el he­cho de que el in­for­me del fis­cal ge­ne­ral bri­tá­ni­co re­ve­la­ra lo que ya mu­chos sos­pe­cha­ban: que el acuer­do de sal­va­guar­da al­can­za­do para la fron­te­ra no­rir­lan­de­sa vin­cu­la­ría de ma­ne­ra in­de­fi­ni­da a Reino Uni­do con la UE, al­go que los eu­ro­es­cép­ti­cos rechazan de plano. May se ha­bía ne­ga­do una y otra vez a di­fun­dir el con­te­ni­do del in­for­me del fis­cal a los par­la­men­ta­rios, has­ta que se vio obli­ga­da a ha­cer­lo des­pués de que su Go­bierno fue­ra acu­sa­do de desaca­to por el Par­la­men­to, al­go iné­di­to en la his­to­ria po­lí­ti­ca re­cien­te del país.

En los úl­ti­mos días, sin em­bar­go, ha ga­na­do pe­so la po­si­bi­li­dad de que al fi­nal no ha­ya Bre­xit, una ben­di­ción para los par­ti­da­rios de que­dar­se en la UE y una hu­mi­lla­ción para los que res­pal­dan el di­vor­cio. Aun­que los ana­lis­tas apues­tan por que fi­nal­men­te May lo­gra­rá, de una ma­ne­ra u otra, sa­car ade­lan­te el tra­ta­do de sa­li­da, el es­ce­na­rio de un no Bre­xit ga­na fue­lle, y JP Mor­gan y No­mu­ra ya le otor­gan una pro­ba­bi­li­dad del 40%.

To­do ello se pro­du­ce tras co­no­cer­se el dic­ta­men del abo­ga­do ge­ne­ral del Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE, que sos­tie­ne que Reino Uni­do po­dría dar mar­cha atrás uni­la­te­ral­men­te y re­vo­car el pro­ce­so de di­vor­cio sin ne­ce­si­dad de con­tar con el res­pal­do de los Vein­ti­sie­te. Su de­ci­sión no es vin­cu­lan­te, pe­ro es muy pro­ba­ble que el ór­gano ju­di­cial si­ga esa mis­ma lí­nea ar­gu­men­tal cuan­do dic­te sen­ten­cia es­te lu­nes, ape­nas un día an­tes de la vo­ta­ción.

Los nú­me­ros para que May ob­ten­ga el res­pal­do de 320 dipu­tados al acuer­do de sa­li­da si­guen sin dar­se a 72 ho­ras de la vo­ta­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.