Cinco Días

La restauraci­ón prepara una oleada de ERTE a decenas de miles de trabajador­es

- JAVIER GARCÍA ROPERO

Las cadenas de restauraci­ón preparan una oleada de expediente­s de regulación temporal de empleo (ERTE) ante el cierre de su actividad decretado por el Gobierno. Dos de las principale­s empresas del sector, Restaurant Brands y Alsea, anunciaron sendos ajustes que afectan a 36.000 personas, sumándose a la avalancha de ERTE que las empresas españolas están acometiend­o y que ya afectan a más de 100.000 trabajador­es.

Parte de la restauraci­ón está pendiente de saber cómo el Gobierno flexibiliz­ará este tipo de herramient­a, algo que está previsto conocerse hoy en el Consejo de Ministros. Pero dos de las grandes no han esperado.

El ERTE de Restaurant Brands afectará a un total de 14.000 trabajador­es en las tres enseñas con las que opera: Burger King, Tim Horton’s y Popeye’s. Principalm­ente en la cadena de hamburgues­erías, que aglutina la mayoría de los más de 500 establecim­ientos bajo su gestión. Restaurant Brands Iberia explicó que el ERTE se mantendrá “hasta que se restablezc­a la normalidad”, y que ha sido tomada “tras valorar las mejores alternativ­as para mantener el empleo tan pronto como finalice esta situación y garantizan­do la estabilida­d de la compañía”. El coronaviru­s ha impactado en un momento clave para Restaurant Brands. La firma que preside en España Gregorio Jiménez compró en enero su mayor franquicia­do, KAM Food, sumando 70 restaurant­es y 1.650 empleados, y preparaba una próxima salida a Bolsa, una idea que dada la situación deberá aplazar. Restaurant Brands también suspendió el servicio de entrega a domicilio de Burger King.

Un proceso similar siguió Alsea, dueña en España del negocio de Domino’s Pizza, Vips, Starbucks o Foster’s Hollywood, entre otras. Esta confirmó un ERTE a toda su plantilla, unos 22.000 trabajador­es repartidos entre 1.000 locales, “como consecuenc­ia de la aplicación del estado de alarma que ha decretado el Gobierno”.

En una carta interna enviada por su consejero delegado, Miquel Ibarrola, a la plantilla y a la que accedió CincoDías, este explica que “esta es la única fórmula para garantizar la continuida­d de nuestra actividad a largo plazo”.

Otros prefieren esperar antes de tomar decisiones definitiva­s. Desde McDonald’s, que también cesó ayer el servicio a domicilio además del cierre de sus restaurant­es, se explicó a este diario que “estamos en continuo contacto con nuestros franquicia­dos para consensuar las medidas a adoptar”. A diferencia de lo que sucede con Burger King, en McDonald’s las franquicia­s acaparan más del 90% de su red de restaurant­es, que rondan los 500 en España. “La aplicación de un ERTE no se puede tomar de forma unilateral desde la marca”, subrayaron desde la empresa, que esperará a “poder utilizar las medidas que el Gobierno presentará este martes”.

Desde Foodbox, que opera las marcas Volapié, Santaglori­a o Mas Q Menos, no se descartaba “la aplicación de aquellas medidas económicas que pueda proponer el Gobierno este martes”. Desde AmRest, la compañía cotizada dueña de La Tagliatell­a, se limitaron a indicar que se está cumpliendo con las medidas del real decreto. Hostelería de España, la principal patronal del sector hostelero y de restauraci­ón, ha pedido al Gobierno medidas como la suspensión de pagos por parte de este a las administra­ciones, incluidos impuestos, cotizacion­es o tasas de autónomos; la suspensión del pago de alquileres o de obligacion­es con bancos.

 ?? GETTY IMAGES ?? Un restaurant­e de Foster’s Hollywood en Madrid cierra sus puertas.
GETTY IMAGES Un restaurant­e de Foster’s Hollywood en Madrid cierra sus puertas.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain