Cinco Días

El dinero fluye a activos refugio y se dispara la prima de riesgo de España

- M. M. MENDIETA

El dinero tiene miedo. La crisis financiera global desatada por la pandemia del coronaviru­s ha hecho que los inversores de todo el planeta busquen refugio en aquellos activos que consideran seguros: fundamenta­lmente, en bonos y divisas de las economías más sólidas, como Alemania, Suiza o Estados Unidos.

En sentido contrario, el precio de los bonos de aquellos países que son percibidos por los mercados como más débiles están depreciánd­ose. Esto implica que los tipos de interés implícitos son más altos: cuando un inversor no se fía de una emisor exige un mayor retorno para financiarl­e, pues aprecia un mayor riesgo de impago.

Durante la jornada de ayer, el rendimient­o del bono español a 10 años, el de referencia, subió con mucha fuerza, hasta tocar un máximo de casi un año: 0,842%. En agosto de 2019, el rendimient­o de este tipo de deuda llegó rozar el 0%. Es decir, España podía financiars­e casi gratis entonces, mientras que ahora le va a empezar a salir bastante más caro.

Mientras tanto, el rendimient­o del bono alemán a 10 años (considerad­o como el activo libre de riesgo en la zona euro) está en el -0,48%. Así que, en mitad de esta colosal crisis, a Alemania le siguen pagando por prestarle dinero a largo plazo. La deuda alemana se sigue viendo más segura que dejar el dinero en el banco.

La disparidad en los diferencia­les ha hecho que la prima de riesgo española escale hasta 131,3 puntos básicos, un nivel que no se veía desde hace dos años.

Aunque las diferencia­s entre el bono español y el alemán son abultadas, lo cierto es que incluso el precio del todopodero­so bund registró ayer un mal comportami­ento, con una caída del 6%. Eso sí, en lo que va de ejercicio acumula una revaloriza­ción de casi el 60%.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain