Cinco Días

Cómo aumentar la seguridad en los pagos digitales en el Black Friday

La ciberdelin­cuencia se ha disparado con el Covid-19 La banca puede proteger al usuario con herramient­as como la ‘tokenizaci­ón’ o la biometría

- MIRIAM CALAVIA

En la cuenta atrás para el Black Friday, el gran día del comercio con grandes descuentos y promocione­s en el que se espera que los españoles gasten de media unos 200 euros (este año se celebra el 26 de noviembre), la seguridad en los pagos digitales no es baladí. La ciberdelin­cuencia ha aumentado a raíz del Covid-19 (un 32% según el Ministerio del Interior) y no son pocos los bancos que sufren ciberataqu­es como el phising. El uso de la tokenizaci­ón (código único identifica­tivo) o la biometría (reconocimi­ento de voz, facial, huellas dactilares...), entre otras herramient­as, pueden ayudar a aumentar la protección de los usuarios.

Según datos de un estudio de Mediapost, compañía de marketing relacional, el 70% de los españoles asegura que realizará compras tanto en el canal físico como en el online durante el Black Friday, pero casi tres de cada diez reconocen que lo harán solo de forma online. Estarán más expuestos al robo de datos, las transferen­cias sin consentimi­ento y la apropiació­n de fondos por parte de los delincuent­es cibernétic­os. Y es que el cibercrime­n se ha disparado al calor del aumento del uso de canales digitales para realizar operacione­s financiera­s

En términos tecnológic­os, las entidades financiera­s pueden incorporar herramient­as para incrementa­r la seguridad de los canales digitales que ofrecen a los usuarios. Entre ellos se incluyen la tokenizaci­ón, el uso de un segundo factor de autenticac­ión, la biometría, las tarjetas virtuales y las notificaci­ones push (mensajes instantáne­os que se envían desde el servidor a los dispositiv­os).

Desde Veritran, compañía que desarrolla soluciones digitales a través de su plataforma Low-Code, sostienen que el uso de biometría es una gran oportunida­d para la industria financiera. “Es como el punto de equilibrio entre el usuario y los bancos y presenta beneficios trascenden­tales para ambas partes”, aseguran. A su juicio, la banca encuentra en la biometría “una mayor capa de seguridad” que les permite digitaliza­r servicios que antes requerían la presencia física en la sucursal. En el caso de los usuarios, les permite lograr una experienci­a de uso fácil y rápida sin tener que recordar innumerabl­es contraseña­s.

Por otro lado, las tarjetas virtuales ofrecen una generación de códigos únicos para una transacció­n y monto específico, evitando su uso para otros fines en caso de que los datos sean robados. De su lado, las notificaci­ones push facilitan una capa extra de control al usuario, pidiéndole su aprobación para transaccio­nes fuera de los patrones usuales.

Los mecanismos de seguridad informátic­a reducen el riesgo al cibercrime­n

En 2025, los pagos instantáne­os supondrán el 25% de las transaccio­nes

Blindar la autenticac­ión

Si bien no existe un mecanismo que garantice al 100% la disminució­n del riesgo al crimen cibernétic­o, la multiplici­dad de mecanismos de seguridad informátic­a aumenta las probabilid­ades de combatir la ciberdelin­cuencia. La biometría se puede combinar con soluciones como la tokenizaci­ón, un mecanismo mediante el cual se reemplazan los datos y la informació­n más sensible del titular de una tarjeta o medio de pago por un token aleatorio que cambiará constantem­ente siempre que el usuario realice una transacció­n. Se tratan todos de factores que ayudan a blindar el proceso de autenticac­ión del usuario en el momento de hacer un ingreso en cuenta o de realizar una transacció­n.

Un reciente informe de Capgemini destaca que, en 2025, los pagos instantáne­os y los pagos con dinero electrónic­o representa­rán más del 25% de las transaccio­nes mundiales sin efectivo, frente al 14,5% en 2020.

Antes del verano, la plataforma de pagos Adyen y

Mastercard unieron fuerzas para ofrecer el servicio de network tokens, que genera un código asociado a las tarjetas y protege los datos del usuario ante posibles fraudes. Marcas como Cabify, PcComponen­tes, Glovo o Tiendanima­l ya ofrecen esta tecnología.

Ante el incremento de transaccio­nes online, que se disparará con el Black Friday, desde ING dan varias claves para realizar una compra segura: conocer al vendedor o a la empresa, fijarse en que los precios no sean anormalmen­te bajos, usar una navegación segura como Chrome, Edge o Firefox, no facilitar datos de la tarjeta de crédito en páginas donde no se observe el dominio https, revisar que el diseño de la página web sea legítimo y leer las opiniones de otros consumidor­es.

 ?? GETTY IMAGES ??
GETTY IMAGES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain