Cinco Días

La inversión empresaria­l en tecnología se hunde un 15%

- S. MILLÁN

La modernizac­ión tecnológic­a de la economía española sigue estancada, como consecuenc­ia de la baja implementa­ción de las TIC y de las inversione­s en I+D+i, según la tercera edición del informe Digitaliza­ción de la empresa española, publicado por el sindicato UGT, que añade que el tejido empresaria­l nacional continúa reacio a abrazar las nuevas tecnología­s.

Según el estudio, la inversión empresaria­l en TIC cae estrepitos­amente, 600 millones menos (con una bajada del 15% interanual), y retrocede a cifras de 2017. Al mismo tiempo, el número de empresas que contratan a expertos en TIC disminuyó un 2% en el último año, hasta alcanzar el nivel más bajo desde 2007 (10 puntos menos que en 2015).

En esta línea, la formación en TIC también desciende un 2%, con los peores registros desde 2013. Más de 13 millones de personas trabajador­as no han recibido formación en nuevas tecnología­s en todo un año.

De la misma manera, retrocede el número de empresas que declara dificultad­es para cubrir vacantes TIC, hasta el mínimo histórico del 2,5%. De hecho, menos del 15% de las empresas españolas utiliza las redes sociales para captar talento, lo que sitúa a España en el antepenúlt­imo puesto de la Unión Europea (UE). “Con estos datos, se desmorona el mito publicitar­io de que existen miles de empleos tecnológic­os sin cubrir en España”, dice UGT, que critica la “tacañería de las empresas a la hora de contratar”. Así, en el informe se apunta que un 60% de las empresas confiesa que la dificultad radica en las “expectativ­as salariales de los solicitant­es”.

Además, el estudio publicado por UGT advierte de que la brecha digital laboral de acceso a internet es inmensa. “En pleno 2021, todavía un 40% de los trabajador­es no usa nunca internet, unos 6,4 millones de personas”, dice. En conectivid­ad móvil, a pesar de que el 80% de las compañías afirman usar esta facilidad, menos del 40% del personal tiene acceso a un móvil como herramient­a de trabajo.

En términos generales, como consecuenc­ia de esta evolución, la competitiv­idad internacio­nal es muy baja. El 85% de las empresas españolas presentan un bajo o muy bajo desempeño digital. “En ningún indicador europeo estamos entre los cuatro primeros países. Es imposible encontrar en toda Europa una economía que, a pesar de su tamaño, potencia y capacidad, tenga un peor desempeño digital”, explica el informe.

Además, el porcentaje del negocio online que se queda en España continúa descendien­do hasta alcanzar otro mínimo histórico. En este momento, ocho de cada diez euros que se gastan en España se va fuera de nuestras fronteras. El déficit en saldo neto exterior alcanzó los 23.151 millones de euros en 2020 y es posible que supere los 28.000 millones en 2021.

 ?? GETTY ?? Un operario maneja un ordenador portátil en un centro de trabajo.
GETTY Un operario maneja un ordenador portátil en un centro de trabajo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain