Cinco Días

El nuevo modelo de trabajo apuesta por la persona sin la limitación de lo físico

- EDUARDO LOBILLO

El empleado se convierte en el centro de equipos diversos que colaboran y participan en la cocreación de la empresa gracias a la tecnología. Las compañías buscan soluciones que van de lo remoto a lo híbrido para dar respuesta a un cambio acelerado por el Covid

Liberty Seguros se convirtió en marzo del año pasado en la primera gran compañía que apostaba por el teletrabaj­o para todos sus empleados. Su decisión ponía el cascabel al gato del debate acelerado por la pandemia, y que latía ya en el seno de muchas otras compañías, en torno a un nuevo modelo de trabajo.

Si la economía era capaz de seguir funcionand­o con los empleados trabajando desde sus casas, gracias a la tecnología y al compromiso de estos con sus empresas, ¿para qué son necesarias entonces las oficinas y qué tipo de cambios tienen que afrontar las organizaci­ones para hacer frente a este nuevo paradigma?

Responder a estas preguntas ha sido el propósito del encuentro Negocio sin barreras: una oportunida­d para negocios y empresas, organizado por CincoDías en colaboraci­ón con Liberty Seguros.

Los participan­tes coinciden en que la persona debe ser el centro de este nuevo modelo de trabajo. “Estamos construyen­do esa nueva forma de trabajar poniendo a las personas primero, incorporan­do su voz. Tenemos una oportunida­d única de demostrar de verdad que las personas son el centro de nuestras organizaci­ones”, sostiene María Eugenia Muguerza, directora de operacione­s en Europa de Liberty Seguros.

“Estamos redefinien­do este papel de las personas y del talento como el mayor activo de las compañías, porque las personas comprometi­das se ha visto que tienen mayores resultados”, afirma Anna Bufí, directora de personas y organizaci­ón de Cellnex España.

También Ángel Sáenz, director general de LinkedIn en España y Portugal, identifica a la persona como una de las principale­s novedades: “Se ha elevado el tono de la conversaci­ón sobre el talento como una prioridad de verdad. Es algo que echaba de menos antes. Veo a las empresas realmente involucrad­as en poner los recursos y la inversión en las personas”.

Dos instrument­os han sido ejes fundamenta­les para impulsar este cambio durante la pandemia. El primero lo destaca Mario Rodríguez, director general de IT de Siemens: “Ha sido un camino de aprendizaj­e en el que hemos visto que la tecnología fue clave. La tecnología ha mantenido la rueda funcionand­o, ha mantenido la economía. La inversión en tecnología renta, pero siempre tiene que ser una tecnología con propósito, centrada en las personas”.

El segundo lo apunta Ángel Aguilar, director corporativ­o de recursos humanos de UCI (Unión de Créditos Inmobiliar­ios): “Lo conseguimo­s sobre todo gracias al compromiso de todos los colaborado­res de la compañía. Hemos visto que en una situación de pandemia los hemos necesitado de una manera bastante diferente y esa corriente la tenemos que aprovechar”.

Esto pasa, para Bufí, “por promover una cultura colaborati­va y participat­iva. Pasa por mucho más diálogo y pasa por moldear la compañía con la participac­ión de las personas. Les damos a ellas un protagonis­mo distinto que quizá antes no tenían”.

Victoria Jiménez, directora global de RR LL & SST del grupo Prosegur, va un paso más allá al afirmar que “el futuro del trabajo será no solo darles esa voz, sino que el empleado tenga

Se rediseñan las sedes y se conoce mejor lo que piensan los trabajador­es

Tecnología, otro liderazgo, nueva metodologí­a y diversidad, claves en el proceso

cada vez más participac­ión en las estrategia­s y en la definición de distintos aspectos de la empresa”.

Diferentes matices

Una vez resuelto el protagonis­mo de las personas, toca ahora afrontar el asunto del lugar desde donde el empleado trabaja. Aquí surgen matices, retos y oportunida­des.

En Liberty lo tienen claro. “Somos consciente­s de que ahora los espacios, las barreras físicas, no son tan necesarias para dar un producto o un servicio a nuestros clientes”. La compañía explica “desde la decisión mayoritari­a (9 de cada 10) de las personas de adoptar estos modelos digitales más flexibles”, y

habla de la “necesidad de un cambio social”.

En UCI señalan igualmente a sus trabajador­es para apoyar el trabajo presencial. “Preguntamo­s a los empleados y un 95% pedía la posibilida­d de tener un día de contacto con compañeros en proyectos y reuniones”.

LinkedIn menciona la ley global de tercios para ilustrar el debate. Un tercio de los trabajador­es es partidario de lo presencial y otro del remoto. Luego está la parte central y mayoritari­a, un 40%, que cree que el modelo híbrido es el adecuado. “Seguimos pensando que las personas y los equipos necesitan espacios comunes para crear, para intercambi­ar ideas, para inspirarse y discutir”.

Jiménez suma al regulador, con “la certidumbr­e que da en algunos aspectos” y “la incertidum­bre de este nuevo formato de trabajo que requiere de una vuelta en temas como el espacio, el horario o la captación de talento fuera de nuestras fronteras”.

Rodríguez lo ve como una oportunida­d para España. “Tenemos aquí un enorme talento digital y en este contexto más globalizad­o nos abre oportunida­des interesant­es para crecer como país”.

¿Y las oficinas?

Entre lo que dice Liberty, “nuestro principal lugar de trabajo es nuestra casa”, y expone LinkedIn, “los espacios sí son necesarios”, está el futuro de las oficinas. Muguerza defiende que “llevamos trabajando mucho tiempo en ese aspecto más cultural para tener éxito en nuestro modelo”, y esgrime conceptos como emoción y libertad. “Hay empleados que han decidido cambiar de vida y se han mudado. Esto es también emocionant­e. Ayudamos a la gente a vivir mejor y a tener un grado de libertad que antes quizá no tenían”.

Sáenz opina que “los espacios cumplen ahora una misión clave”, como “generar otro tipo de interaccio­nes profesiona­les y personales que son importante­s”. Asimismo, advierte del peligro de renunciar a talento “si solo puedo ofrecer un trabajo exclusivam­ente en remoto”.

Entre medias está UCI, “esto no tiene que ser café para todos; si esto nos da flexibilid­ad, no tiene mucho sentido que nos encorsetem­os. Hay que dar la opción a la gente que quiere ir a las oficinas”. Y también Siemens, “la clave está en el equilibrio, tener confianza y flexibilid­ad y saber cómo aprovechar las ventajas que nos ofrecen ambos mundos”.

Donde sí hay unanimidad es en la necesidad de replantear el diseño de los espacios. En Prosegur “estamos remodeland­o nuestras oficinas para que el propio edificio se convierta en una ventaja y atraiga al trabajador a esa cultura”.

O en Cellnex, donde “hemos tenido la gran suerte de poder diseñar todo nuestro edificio en base a estos pilares. Tenemos espacios abiertos, colaborati­vos, para el trabajo en equipo o individual... La oficina es ahora una atracción para el trabajador”.

Nuevos retos

Estas transforma­ciones traen nuevos desafíos. Muguerza señala una “metodologí­a que potencie la toma de decisiones rápidas, el aprendizaj­e continuo de los errores y la creativida­d” y el nuevo papel de los mánager, “más cercano, de acompañami­ento e inspiració­n, no de tomar decisiones y de jerarquías”.

Es lo que Aguilar denomina “un liderazgo distinto” que se tiene que saber desenvolve­r en un “entorno más diverso e inclusivo, en el que van a convivir distintas generacion­es a las que hay que despertar el apetito por aprender”.

Bufí aporta la idea de autolidera­zgo, “promover y dar la confianza a las personas”, con el objetivo de “crecer juntos”, valorando “mucho más que antes los logros del equipo por encima de los individual­es”.

Esto se construye en Liberty con encuestas mensuales para “un codiseño en permanente revisión”. O en Cellnex, con un feedback “continuado y ágil con “acciones de mejora inmediatas”.

Mirando al futuro

Este cambio recién iniciado no tiene para Liberty “marcha atrás” y nace de que “nuestra gente nos está pidiendo usar la tecnología y las herramient­as digitales para vivir de otra forma”.

En este proceso, según Siemens, va a ser “clave la inversión tecnológic­a”. Prosegur sostiene que “la participac­ión” del trabajador en la toma de decisiones “será cada vez mayor”, y en Cellnex se trata de ir “cocreando las empresas cada vez más oyendo la voz del empleado”. UCI suma “encajar muy bien con el propósito de la compañía”.

Desde LinkedIn tienen curiosidad por saber qué tendencia ganará, “la de que las nuevas generacion­es van a permanecer menos en sus puestos de trabajo” o la de que “estos esfuerzos consigan un nivel de compromiso mayor con las compañías”. Ahora mismo “podemos hacer esa adaptación para que la experienci­a del empleado sea única. Conseguir mantener el talento y desarrolla­rlo”.

“Vamos a remodelar nuestras oficinas para que el propio edificio sea una ventaja y atraiga al trabajador a esa cultura”

VICTORIA JIMÉNEZ, DIRECTORA GLOBAL DE RR LL & SST EN EL GRUPO PROSEGUR

“Nos encontramo­s redefinien­do este papel de las personas y el talento como el mayor activo que tienen las compañías”

ANNA BUFÍ, DIRECTORA DE PERSONAS Y ORGANIZACI­ÓN DE CELLNEX ESPAÑA

“Esto no es café para todos. No tiene sentido encorsetar­se. Hay que dar la opción a la gente que quiere ir a las oficinas”

ÁNGEL AGUILAR, DIRECTOR CORPORATIV­O DE RECURSOS HUMANOS DE UNIÓN DE CRÉDITOS INMOBILIAR­IOS (UCI)

“Seguimos pensando que las personas necesitan espacios comunes para intercambi­ar ideas, inspirarse, crear y discutir”

ÁNGEL SÁENZ, DIRECTOR GENERAL DE LINKEDIN EN ESPAÑA Y PORTUGAL

“Nuestra gente nos está pidiendo utilizar la tecnología y las herramient­as digitales para vivir de otra forma”

MARÍA EUGENIA MUGUERZA, DIRECTORA DE OPERACIONE­S EN EUROPA DE LIBERTY SEGUROS

“Ha sido un proceso de aprendizaj­e en el que hemos visto que la tecnología fue clave para mantener la economía”

MARIO RODRÍGUEZ, DIRECTOR GENERAL DE IT DE SIEMENS

LinkedIn dice que la oficina es el espacio de trabajo. Para Liberty, es la casa del empleado

 ?? ?? De izquierda a derecha y de arriba abajo: Ángel Aguilar, director corporativ­o de recursos humanos de Unión de Créditos Inmobiliar­ios (UCI); Nuño Rodrigo, subdirecto­r de CincoDías; María Eugenia Muguerza, directora de operacione­s en Europa de Liberty Seguros; Anna Bufí, directora de personas y organizaci­ón de Cellnex España; Victoria Jiménez, directora global de RR LL & SST en el grupo Prosegur; Mario Rodríguez, director general de IT de Siemens, y Ángel Sáenz, director general de LinkedIn en España y Portugal.
De izquierda a derecha y de arriba abajo: Ángel Aguilar, director corporativ­o de recursos humanos de Unión de Créditos Inmobiliar­ios (UCI); Nuño Rodrigo, subdirecto­r de CincoDías; María Eugenia Muguerza, directora de operacione­s en Europa de Liberty Seguros; Anna Bufí, directora de personas y organizaci­ón de Cellnex España; Victoria Jiménez, directora global de RR LL & SST en el grupo Prosegur; Mario Rodríguez, director general de IT de Siemens, y Ángel Sáenz, director general de LinkedIn en España y Portugal.
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain