Cinco Días

Las pernoctaci­ones de españoles tocan máximos históricos en octubre

Se registraro­n 9,52 millones de estancias, una cifra inédita en la serie del INE

- CARLOS MOLINA

En plena sexta ola del coronaviru­s, con Austria confinada y Alemania, Bélgica y Holanda extremando las restriccio­nes, la llegada de turistas y las pernoctaci­ones hoteleras en España empiezan a dar síntomas claros de recuperaci­ón con dos velocidade­s diferentes para el turismo extranjero y para el nacional.

Los datos de ocupación hotelera de octubre, hechos públicos ayer por el INE, constatan que el número de pernoctaci­ones realizadas en los establecim­ientos turísticos de España, tanto por viajeros nacionales como internacio­nales, ascendió a 23,8 millones, lo que supone quintuplic­ar la cifra del mismo mes de 2020 y quedarse apenas a un 21% de las cifras precrisis. Mientras que las estancias de extranjero­s (14,35 millones) aún están a un 33% de los registros de 2019, las de nacionales (9,52 millones) ya se sitúan por encima de los niveles previos a la crisis (8,78 millones). De hecho es la cifra más alta de la serie histórica que mide el INE desde 2001, por encima incluso de los dos picos de los mayores ciclos alcistas que ha vivido el turismo durante este siglo (2008 y 2016).

De este modo, los destinos más dependient­es del turismo nacional son los más beneficiad­os por esa tendencia iniciada en marzo de 2020, en paralelo a la pandemia, de realizar turismo de proximidad en detrimento del de medio y largo radio. Excepto la Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra, las restantes catorce autonomías registraro­n más pernoctaci­ones de viajeros nacionales en octubre de 2021 que en el mismo mes de 2019. Entre los grandes destinos turísticos, Baleares, Andalucía y Cataluña han resultado ser los grandes beneficiad­os del tirón del turismo doméstico, con subidas de estancias superiores al 14%.

Una situación radicalmen­te diferente a la del viajero extranjero, castigado por las restriccio­nes, las sucesivas olas de coronaviru­s y la tendencia creciente, al igual que ha sucedido en España, de realizar turismo de proximidad. Ninguna autonomía ha recuperado los niveles previos a la crisis de pernoctaci­ones de viajeros foráneos (Cantabria es la que se queda más cerca con un 99,2% de las cifras de octubre de 2019).

Entre las regiones más turísticas, Canarias se beneficia, pese al fuerte impacto de la erupción del volcán de Cumbre Vieja, de estar inmersa en plena temporada alta y en octubre se anotó más de cinco millones de estancias (un 24% del total en España), situándose solo un 14% por debajo de las cifras de mismo mes de 2019. Entre los grandes damnificad­os aparecen Cataluña, que solo llega al 50% de las pernoctaci­ones de extranjero­s registrada­s en octubre de 2019, y Madrid, con un 57%.

Si el deterioro se mide en términos absolutos, la gran perjudicad­a es Baleares, muy dependient­e del turista extranjero y en especial del mercado alemán, de donde proceden más de la mitad de sus visitantes. En octubre de 2019 fue el destinado más elegido por los viajeros extranjero­s, con 5,53 millones de pernoctaci­ones, por delante de Canarias, con 5,04 millones. Dos años después y con una pandemia entre medias, Canarias se aúpa al primer puesto, con 4,34 millones (700.000 menos) y Baleares cae a la segunda posición, con 3,58 millones (1,94 millones menos).

 ?? EFE ?? Turistas en el mirador de Es Colomer, en Formentor (Mallorca).
EFE Turistas en el mirador de Es Colomer, en Formentor (Mallorca).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain