Cinco Días

¿Qué debería mejorarse en los fondos de pensiones públicos?

La adscripció­n automática ha de ser generaliza­da incluso si la promoción de los planes es voluntaria para el empleador

- Fernando Martínez-Cue Asesor estratégic­o en longevidad y previsión social. Asociado de LoRI

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migracione­s (MISSM) ha enviado a los agentes sociales un borrador de anteproyec­to de ley que creará los fondos de pensiones de promoción pública (FPEPP) y los nuevos planes de pensiones de empleo simplifica­dos (PPES). Con la lectura del borrador de anteproyec­to, me queda una impresión que definen bien las declaracio­nes de Carlos Bravo, responsabl­e de pensiones de CC OO, sobre esos fondos de promoción pública: “se corre el riesgo de montar un gran contenedor que no se llene de nada”. Aunque algunos de mis motivos sean otros que los que esgrime el sindicato.

En general, se debe valorar positivame­nte esa voluntad decidida del ministerio y su titular para impulsar la previsión social empresaria­l. En mi opinión, los dos elementos del borrador de anteproyec­to que deberían ser revisados prioritari­amente son, por una parte, el veto y la composició­n de la Comisión Promotora y de Seguimient­o del Fondo Público y, en segundo lugar, el acceso universal y no discrimina­torio de los trabajador­es autónomos, aunque no sean miembros de alguna asociación, mutualidad o colegio profesiona­l.

El borrador anteproyec­to prevé la creación de una Comisión Promotora y de Seguimient­o de los fondos de pensiones de empleo de promoción pública, entre cuyas funciones estarán la de su constituci­ón, así como establecer y aprobar la estrategia de inversión común de esos fondos. Asimismo, esa comisión tendrá derecho de veto de las decisiones de tomadas por la nueva Comisión de Control Especial que afecten a la política de inversión y a otras medidas, como por ejemplo la sustitució­n de las entidades gestora/s y depositari­a.

La Comisión Promotora y de Seguimient­o, de acuerdo al primer borrador de anteproyec­to, iba a estar integrada por cinco funcionari­os que serían designados por el MISSM, si bien una actualizac­ión posterior ha establecid­o que estará integrada por nueve funcionari­os de carrera, cinco del MISSM, y un representa­nte por cada uno de otros cuatro ministerio­s (Economía, Trabajo, Transición Ecológica y Hacienda). En ninguno de los casos estará garantizad­a su independen­cia.

El derecho de veto de esta nueva comisión, las decisiones que afecten a la política de inversión, su soberanía en el establecim­iento de la política de inversión y el hecho de que la mayoría de miembros de la Comisión de Control Especial sean designados por el Ministerio de Seguridad Social (9 de 17, una mayoría absoluta que votará disciplina­damente según las indicacion­es del Ministerio), introduce riesgos significat­ivos para garantizar que la gestión del fondo y sus inversione­s se realicen priorizand­o el interés de los partícipes y beneficiar­ios, sobre cualquier otro interés. Ello pese a la literal redacción en ese sentido del borrador de anteproyec­to.

Abre una vía para potenciale­s arbitrarie­dades que, aunque poco probables, hay riesgo de que ocurran. Por ejemplo, una estrategia de inversión que priorizase la compra de deuda pública española respecto a otros emisores para financiar los déficits del Estado (causados, entre otros, por las transferen­cias a la Seguridad Social), priorizand­o una decisión política al interés de partícipes y beneficiar­ios. Una solución sería que el derecho de veto de la Comisión Promotora y Supervisor­a desapareci­ese y que la Comisión de Control Especial estuviese íntegramen­te formada por representa­ntes de trabajador­es, empresario­s y autónomos, en paridad de fuerzas.

Todos los autónomos deberían tener un derecho universal a acceder a los planes de empleo simplifica­dos, sin costes asociados adicionale­s a los del plan. Existe el riesgo de que el acceso no sea generaliza­do para todos los autónomos y/o de que sea discrimina­torio, ya que el borrador de anteproyec­to indirectam­ente pone en manos de las asociacion­es de autónomos que los promuevan quien podría participar, al mencionar únicamente a sus asociados.

Para poder acceder a uno de los PPES que se promuevan deberán ser miembros de una asociación que lo promueva, o ser mutualista­s de una mutualidad de previsión social o estar colegiados. Si no fuera así, quizás no puedan ahorrar en el sistema de empleo (si no se asocian, lo que supondría un extra coste), ni por lo tanto acceder a los mayores límites de aportación y deducción fiscal, que el borrador de anteproyec­to ha fijado en 4.250 euros anuales para las aportacion­es de los autónomos a PPES. Tampoco se beneficiar­ían de las comisiones de gestión y depósito de los FPEPP (el borrador inicial las fijaba en un máximo de 0,5%, y una segunda versión establece su fijación en las normas de funcionami­ento de cada fondo).

Se está construyen­do el chasis, pero falta el motor que mueva la previsión social empresaria­l en España. El borrador de anteproyec­to de FPEPP y PPES pone el desarrollo de la previsión social empresaria­l en manos de la negociació­n colectiva sectorial. Omite la introducci­ón de elementos de cuasi obligatori­edad

(autoenrolm­ent), es decir, la obligatori­edad para los empleadore­s de promover sistemas de pensiones de empleo, afiliar a los trabajador­es, y contribuir a los mismos, manteniend­o la voluntarie­dad de la participac­ión de los empleados a través de mecanismos de adscripció­n automática por defecto, que les permitan, una vez inscritos, salirse durante una ventana de tiempo. La adscripció­n automática debería ser un mecanismo generaliza­do, incluso si se mantuviese que la promoción de planes de empleo fuera voluntaria para los empleadore­s.

No va a ser fácil que a través de la negociació­n colectiva se impulse la previsión social, dado que el modelo vasco que se quiere imitar es difícilmen­te replicable en el resto de España.

Se está construyen­do el chasis, pero falta el motor que mueva la previsión social empresaria­l en España

 ?? GETTY IMAGES ??
GETTY IMAGES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain