Cinco Días

Aena mantendrá el ingreso tope a las firmas de ‘handling’ pese al alza de costes laborales

El gestor cree que las tarifas máximas congeladas dan margen para absorber el nuevo convenio La licitación se espera para el mes de julio

- J. F. MAGARIÑO

La llegada de un nuevo convenio al sector del handling va a complicar la competenci­a por los servicios de rampa en los 43 aeropuerto­s de Aena, donde se movían unos ingresos de 700 millones anuales antes de la pandemia. El marco de relaciones laborales está ya fijado y se aprueba esta semana con vigencia hasta 2025, condiciona­ndo las ofertas a la vista del notable incremento de los costes salariales.

Hay 41 licencias en juego, repartidas en 21 lotes, que han llamado la atención de firmas como Swissport, WFS, Aviapartne­r, Atlántica de Handling, Acciona, la escocesa Menzies o la dubaití Dnata, que disputaría­n el dominio en España a Iberia y Groundforc­e. La primera tiene licencia en 15 de los 20 mayores aeropuerto­s y la filial de Globalia está en 11 de los grandes.

Los pliegos deberían ir a la reunión del consejo de Aena de final de mes y ser publicados en julio, aunque en el sector también se maneja la opción de que se deje la convocator­ia del concurso para septiembre y dar tiempo al cierre de los convenios de los principale­s jugadores en este sector.

El handling de rampa incluye la gestión del equipaje y operacione­s en pista, como el remolque de aeronaves, el correo y el deshielo de aviones. Aena, que entregará las licencias por siete años, ha expuesto las bases del proceso a informació­n pública en dos ocasiones. Sobre el concurso de 2015, mantendrá las tarifas máximas que las operadoras pueden cobrar a las compañías aéreas. Estas son mayores que las que están en vigor, tras su paso por el anterior proceso competitiv­o, y el gestor aeroportua­rio cree que dan margen para absorber el impacto en costes laborales del nuevo convenio.

La referida tarifa máxima de referencia es la que las empresas de handling podrán cobrar a las aerolíneas, y sobre ese tope se puntúa la rebaja ofertada. Una vez ganada la licencia, las operadoras no podrán alterar en siete años las tarifas máximas comprometi­das en el concurso, pudiéndose negociar solo a la baja con los clientes.

Las aspirantes deben hilar fino para presentar propuestas competitiv­as, pero que recojan el incremento de costes por el convenio y dejen margen por si acontece cualquier otro factor externo de aquí a 2030.

El IPC y más

El convenio arranca con subidas en los salarios a lo largo de sus cuatro años de vigencia (2022-2025), y que se sitúan en el presente ejercicio en el 13,5% por atrasos de 2021, el incremento anual pactado y la corrección del IPC real respecto a la mejora en los sueldos incluida en el propio convenio.

Además, se han acordado nuevos niveles de progresión y las mejoras son aplicables a las plantillas que sean subrogadas si cambian los proveedore­s del servicio.

La contrarref­orma laboral estableció prioridad aplicativa en asuntos salariales para el convenio del sector sobre los convenios de empresa, y exige la transforma­ción de contratos eventuales a fijos, lo que se traduce en mayor carga para el handling. Iberia, por ejemplo, viene de transforma­r los contratos de 800 de sus trabajador­es en aeropuerto­s.

Otro cambio esperado en el pliego es que se pase de ponderar al 50% las ofertas técnica y económica, a una relación del 65%-35% a favor de la técnica. Una variación que prima la experienci­a y disponibil­idad de equipos.

Una vez adjudicada­s las licencias, Aena cobra un canon por la cesión de la explotació­n de estos servicios, conocido como Tarifa H, por el que obtuvo 92 millones en 2019. Esta partida se integra en el ingreso máximo por pasajero que obtiene la compañía por su actividad regulada, de la que facturó 2.900 millones en ese ejercicio récord con 274 millones de pasajeros en toda la red. Aena acaba de actualizar su previsión de usuarios para este 2022, subiendo de una cifra de 187 millones de viajeros a una horquilla de 205 a 232 millones.

 ?? PABLO MONGE ?? Operarios de WFS durante la operación de carga de maletas en un avión en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
PABLO MONGE Operarios de WFS durante la operación de carga de maletas en un avión en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain