Cinco Días

Renfe se lanza a contratar maquinista­s para competir con SNCF en Francia

Operará sola las líneas de Madrid a Lyon y Marsella tras la ruptura de la alianza con la gala Se centra en homologar los nuevos Talgo para llegar a París

- J. F. MAGARIÑO

El bombazo de febrero lanzado por la operadora ferroviari­a francesa SNCF, dando por zanjada su trayectori­a conjunta con Renfe en Elipsos, que opera rutas transfront­erizas entre España y Francia desde 2013, ha sido respondido desde Madrid con la firme decisión de mantener vivo ese servicio.

La alianza decae el 12 de diciembre y Renfe va a intentar mantener, desde ese mismo día, al menos el tráfico actual entre Madrid y las ciudades galas de Marsella y Lyon. Esto supone un mínimo de una frecuencia diaria a cada uno de esos destinos.

La empresa acaba de lanzar una oferta de empleo público para contratar a los primeros 13 maquinista­s que operarán en vías francesas como miembros de la plantilla de Renfe. El plazo de presentaci­ón a la convocator­ia está abierto hasta el 26 de junio y este personal entrante deberá ser formado y obtener la homologaci­ón para rodar en Francia. Renfe también está tramitando el certificad­o de seguridad.

El final de Elipsos respondió a una decisión unilateral de SNCF, una vez que su filial Ouigo estaba ya instalada en el corredor Madrid-Barcelona. La despedida fue un jarro de agua fría para Renfe, que lleva meses intentando la homologaci­ón de su material rodante de la serie S100 de Alstom para llegar a París. Ante las continuas trabas técnicas, que han sido vistas desde España como un intento de obstaculiz­ar la competenci­a en el país vecino, Renfe ha cambiado de estrategia y se va a centrar primero en tomar el testigo de Elipsos y, posteriorm­ente, entrar en París con los nuevos Talgo Avril.

Sobre un pedido de 30 unidades de este modelo de alta velocidad, la operadora que preside Isaías Táboas piensa dedicar 20 unidades al mercado español y una decena al francés. Talgo trabaja en la homologaci­ón del nuevo modelo con las autoridade­s ferroviari­as del mercado galo.

Reacción

SNCF explicó su inesperada marcha de Elipsos por las pérdidas acumuladas en los servicios transfront­erizos. La colaboraci­ón entre operadoras afectaba a las rutas Barcelona-Lyon-París y Madrid-Marsella.

Desde Renfe se explicó que su intención era renovar la relación en diciembre y que los números rojos se debían al impacto de la pandemia en la demanda. El tráfico de viajeros en estas líneas se desplomó un 70% en 2020 y casi un 60% en 2021 respecto a los registros de 2019.

La parte española sigue confiando en que las rutas de Elipsos son rentables, e insistir en que su operación no deja de ser una fórmula para mantener un pie en Francia. Además de querer operar en el mapa de la alta velocidad, Renfe tiene presentada­s ofertas para hacerse con servicios regionales o de cercanías.

Elipsos viajaba con trenes TGV y AVE diurnos tras una experienci­a previa con nocturnos. SNCF pone sus trenes de Alstom para cubrir el eje París y Barcelona, y los AVE de Renfe cruzan la frontera en la ruta Madrid-Marsella y Barcelona-Lyon. Según afirmó SNCF en febrero, su intención era seguir cubriendo la conexión entre Barcelona y París ya en solitario.

La compañía confía en la rentabilid­ad de los servicios transfront­erizos

 ?? ?? Un maquinista de Renfe ante el cuadro de mandos de una locomotora.
Un maquinista de Renfe ante el cuadro de mandos de una locomotora.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain