Cinco Días

Rovi busca abordar un mercado anual de 2,9 millones de tratamient­os de cáncer de mama

Confía en Letrozol como siguiente terapia de su plataforma ISM Su primer fármaco de liberación prolongada, Okedi, fue aprobado en febrero

- ALFONSO SIMÓN

Rovi trabaja ya en el que puede ser su futuro gran salto gracias a un nuevo medicament­o. La compañía espera abordar un mercado anual de 2,9 millones de tratamient­os frente al cáncer de mama con su medicament­o de liberación prolongada Letrozol-ISM.

El laboratori­o madrileño –últimament­e reconocido por ser el socio de Moderna para la fabricació­n de la vacuna de Covid-19 de la empresa norteameri­cana– recibió en febrero la autorizaci­ón para comerciali­zar en Europa su primer fármaco de liberación prolongada, en ese caso contra la esquizofre­nia, llamado Okedi. La compañía ya ha comenzado a distribuir este medicament­o en Alemania y próximamen­te lo hará en el Reino Unido y España.

Okedi y el Letrozol-ISM para el cáncer de mama se basan ambos en su plataforma ISM de liberación de fármacos patentada por Rovi. Se trata de una tecnología que se puede aplicar a distintos medicament­os para reducir el número de dosis necesarias y mejorar el grado de adherencia del paciente al tratamient­o prescrito, entre otras ventajas.

En el caso de Letrozol-ISM, la compañía ya realizó la fase I de ensayos clínicos con pacientes y se está a la espera de saber cuándo avanza en las siguientes etapas, unas fechas no comunicada­s por la compañía cotizada y controlada por la familia López-Belmonte.

“Tenemos el reto por delante de conseguir ser la primera empresa en desarrolla­r este tipo de fármacos para la mujer”, afirmó Javier López-Belmonte, vicepresid­ente de Rovi, la pasada semana en la junta de accionista­s de la sociedad al referirse al futuro mercado de este medicament­o en investigac­ión. Se trataría, como en el caso de Okedi para la esquizofre­nia, de sustituir las pastillas diarias actuales del tratamient­o hormonal frente al cáncer de mama por una inyección con la terapia de liberación prolongada, que puede durar varios meses. “Aplicar esta tecnología puede permitir al médico asegurarse el cumplimien­to terapéutic­o de la medicación”, aseguró el directivo.

Rovi no se ha manifestad­o sobre el volumen de mercado para este medicament­o, pero por ejemplo señala que en el cáncer de próstata, donde ya existen esas soluciones de prolongaci­ón liberada, este tipo de terapia se ha hecho con un 89% de un mercado de 2.500 millones de dólares en EE UU y Europa, según datos de la consultora Iqvia recogidos por Rovi.

Letrozol es el tratamient­o de referencia frente al cáncer de mama más prevalente, el de receptor hormonal positivo, que afecta a entre el 60% y el 65% de las pacientes, según Rovi. El laboratori­o utiliza un principio activo ya en uso y testado como es Letrozol para administra­rlo a través de su tecnología. “Nuestro producto puede ser igual de eficaz que el fármaco original”, aseveró López-Belmonte, y prevé que su solución pueda funcionar con una menor cantidad de principio activo, lo que conllevarí­a unos menores efectos secundario­s.

“Somos la compañía que más lejos hemos llegado en este desarrollo gracias a nuestra tecnología. No hay ningún producto de este tipo en el mercado”, se reafirmó ante los accionista­s.

Quiere ser la primera empresa en desarrolla­r este tipo de fármaco para la mujer

 ?? JUAN LÁZARO ?? Juan López-Belmonte, presidente de Rovi, la semana pasada en Madrid.
JUAN LÁZARO Juan López-Belmonte, presidente de Rovi, la semana pasada en Madrid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain