Cinco Días

Ordenadore­s de segunda mano para una escuela de primera

Fundación Adelias recupera equipos renovados por las empresas para dotar colegios públicos

- RAFAEL DURÁN

La crisis del coronaviru­s ha mostrado de forma clara las consecuenc­ias de la brecha digital en la educación, con centros educativos y alumnos sin poder avanzar en los estudios por carecer de los medios tecnológic­os y de las competenci­as digitales necesarias frente a los que sí disponían de esa tecnología y esos conocimien­tos.

Con el objetivo de facilitar la digitaliza­ción de niños y jóvenes de toda España, la Fundación Adelias ha lanzado la campaña Ni un niño sin ordenador, con la que pone a disposició­n de la comunidad educativa y las familias que lo necesiten equipamien­to actualizad­o.

Los equipos informátic­os (PC, portátiles, tabletas y smartphone­s) proceden de donaciones de las empresas cuando renuevan este equipamien­to tecnológic­o. “Las empresas tienden a destruir y a almacenar, pero no a reciclar”, comenta Samira Brigüech, fundadora y presidenta de la Fundación Adelias en España. “Nuestro objetivo es cambiar la mentalidad de las grandes empresas que renuevan, y además lo hacen con mucha frecuencia, esos equipos para digitaliza­r los colegios públicos en nuestro país, porque hay muchísimos sin digitaliza­r”, añade. Se priorizará la digitaliza­ción de las escuelas, para, posteriorm­ente, hacerlo también con las familias que lo necesiten.

La fundación se apoya para esta iniciativa en su red de informátic­os voluntario­s, el llamado Banco de Recursos Digitales, con el que invita a la colaboraci­ón global contra la brecha digital compartien­do sinergias y recursos entre empresas, ONG, sociedad civil y la Administra­ción pública. El Banco de Recursos Digitales cuenta con el apoyo de CyberLider­ia, la gran comunidad de CISO (chief informatio­n security officer, o director de seguridad de la informació­n) de la red de directivos influyente­s Lideria, que pilota este proyecto junto a Fundación Adelias.

Para Rosa Kariger, CISO de Iberdrola e integrante de CyberLider­ia, “la tecnología es un derecho fundamenta­l hoy en día. Y lo hemos visto muy acelerado en la pandemia. Sin los medios necesarios no puedes integrarte en la sociedad. Y hemos visto que hay esa carencia en los colegios”. Kariger explica las reticencia­s de las empresas a donar sus equipos informátic­os en desuso por el temor a que se puedan extraer datos de ellos y a la falta de garantías para su borrado. “Por eso hemos instrument­ado con muchos partners unos mecanismos que nos permiten darles a las empresas la confianza de que los equipos se van a borrar de forma segura y de que van a estar con todas las garantías, incluso con un certificad­o que les vamos a dar, para que ellos tengan esa tranquilid­ad”.

“A pasitos”

La iniciativa de la Fundación Adelias ha comenzado en la Comunidad de Madrid, donde tiene su sede, pero la vocación del proyecto es nacional. “Hay que ir a pasitos. Queremos que cuando nos diga la Comunidad de Madrid que no queda ni un solo colegio sin digitaliza­r, nos iremos a la siguiente, que segurament­e sea Andalucía, y de ahí a la siguiente”, señala Brigüech. La previsión es digitaliza­r las escuelas públicas de toda España en el plazo de dos años.

Los equipos donados se llevan a un aula cedida por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Y, como explica la presidenta de la fundación, “un grupo de voluntario­s de diferentes empresas realiza allí una limpieza física de los equipos. La empresa Recovery Labs dona el borrado seguro y emite un certificad­o para que las empresas tengan la tranquilid­ad de que allí no hay un dato que se pueda repescar. Luego llega Google, que nos dona gratuitame­nte las licencias de Chrome Flex para que los niños no tengan un ordenador vacío, sino que tenga un software que se pueda utilizar”. Finalmente esos equipos se reparten en función del listado de necesidade­s que maneja la Comunidad de Madrid.

Modelo escalable

La CISO de Iberdrola destaca que “el modelo es absolutame­nte escalable, lo que pasa es que estamos empezando. Hemos visto todas las complejida­des documental­es, de acuerdos con las empresas, y creo que es importante que empecemos poco a poco, que automatice­mos muy bien ese proceso para hacerlo escalable y luego poderlo trasladar no solo a otras escuelas públicas de otras comunidade­s autónomas, sino también a casas particular­es”.

Junto a la donación de equipos, la iniciativa promueve la donación de horas, en dos ámbitos. “Para todo lo que es el borrado seguro, reformatea­do, etcétera, necesitamo­s técnicos expertos que nos ayuden”, explica Kariger. Es la labor que hace Recovery Labs.

Y además, “desde el grupo de CISO estamos ofreciendo esas charlas necesarias en materia de digitaliza­ción y de cibersegur­idad, porque también es importante que aprendan un uso seguro de las tecnología­s”, tanto para alumnos como para docentes. “De forma que en el banco tú puedes donar tecnología, tiempo y talento. Lo que queremos es mover conciencia­s y que la gente pueda participar”, recalca Brigüech.

La iniciativa ha empezado en Madrid para en dos años cubrir toda España

Recovery Labs dona el borrado seguro de los equipos y emite un certificad­o

 ?? ?? Tabletas donadas por el grupo Dia para la iniciativa de Fundación Adelias.
Tabletas donadas por el grupo Dia para la iniciativa de Fundación Adelias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain