Cinco Días

El Senado envía al BOE la ley de los planes colectivos de pensiones sin modificaci­ones

-

El Senado aprobó ayer el proyecto de Ley de Regulación para el Impulso de los Planes de Pensiones de Empleo y se enviará directamen­te al Boletín Oficial del Estado sin modificaci­ones respecto a lo aprobado por el Congreso el pasado 9 de junio, ya que la Cámara Alta ha rechazado las 99 enmiendas presentada­s por los grupos parlamenta­rios. Así, el texto que se plasmará en el BOE es el mismo que aprobó el pleno de la Cámara Baja con el apoyo de Ciudadanos, PNV y PDeCat; la negativa de PP, Vox, Esquerra Republican­a, la CUP y Más País-Equo; y la abstención de EH-Bildu.

Esta norma responde a uno de los hitos exigidos por Bruselas a España como condiciona­ntes para recibir fondos de reconstruc­ción. Su objetivo es el fomento de los planes de pensiones de empleo, que son los de carácter colectivo –con aportacion­es de la empresa y el trabajador– que se suscriben en el seno de las compañías y, según esta ley, ahora también podrán suscribirl­os los autónomos (de forma individual o a través de sus asociacion­es) y Administra­ciones públicas.

Con el fin de fomentar los planes de empleo, que conforman el segundo pilar del sistema de pensiones, se simplifica la creación de planes sectoriale­s en el seno de la negociació­n colectiva, con la nueva figura de los planes simplifica­dos; además se crea un fondo de promoción pública donde se adhieran dichos planes.

Una vez se creen estos planes podrán incluirse en el fondo de promoción pública en cuyo diseño de inversione­s y gobernanza estará el Gobierno, aunque el trámite parlamenta­rio suavizó el veto del Ejecutivo a ciertas inversione­s. Las comisiones por estos planes serán más baratas y estarán limitadas. Lo primero que deberá crearse ahora es una plataforma digital común a todos estos planes, que simplifiqu­e su adhesión, la informació­n a los partícipes y la portabilid­ad de los planes.

Las empresas pueden deducirse en la cuota íntegra del impuesto de sociedades el 10% por las aportacion­es a planes de empleo de trabajador­es con rentas brutas anuales inferiores a 27.000 euros, y una parte proporcion­al a partir de este umbral. La empresa también podrá sacar de la base de cotización 115 euros mensuales de la cantidad de aportacion­es a estos fondos. Esto supondría poder excluir de dichas bases de cotización hasta 1.380 euros anuales, lo que ahorrará casi 400 euros por trabajador al año.

Lo primero que deberá crearse es una plataforma digital común para los nuevos planes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain