Pin­tu­ra en dan­za.

Clío especial - - PENSAMIENTO TRANSGRESOR -

Art i s t as es­pa­ño­les y el bal l et (1916-1962), pu­bli­ca­do en 2012, o Es­ce­no­gra­fía de la dan­za en la Edad de Pla­ta (1916-1936), de 2009, y en sus co­la­bo­ra­cio­nes con el Mu­seo Rei­na So­fía. Se tra­ta­ba de com­bi­nar de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble tan­to las pers­pec­ti­vas mo­der­nas y van­guar­dis­tas co­mo la ex­pe­ri­men­ta­ción téc­ni­ca que i mpe­ra­ba en­ton­ces con to­da la tra­di­ción po­pu­lar que ro­dea­ba a Es­pa­ña en esos años. Un au­tén­ti­co hi­to de lo que las ar­tes po­dían ofre­cer en tiem­pos de cambio y que en la Se­gun­da Re­pú­bli­ca vi­vió, sin du­da, uno de sus mo­men­tos más ál­gi­dos.

HI­TOS CUL­TU­RA­LES

Du­ran­te los años an­te­rio­res al cambio po­lí­ti­co, ya se ha­bían da­do in­tere­san­tes an­te­ce­den­tes que mar­ca­ron la sen­da de es­tos mo­vi­mien­tos que des­pués van a triun­far en l a Es­pa­ña re­pu­bli­ca­na.

Un ejem­plo muy es­pe­cial es el de los Ba­llets Ru­sos de Ser­gei Diag­hil ev, com­pa­ñía ru­sa es­ta­ble­ci­da en Pa­rís des­de 1909 que desa­rro­lló gi­ras por Es­pa­ña des­de 1916 a 1921. Crea­do­res de to­do ti­po se unían en la rea­li­za­ción de sus pro­yec­tos, que cons­ti­tuían obras de arte to­ta­les a la ma­ne­ra de la teo­ría wag­ne­ria­na.

De­bi­do al i ni­cio de l a I Gue­rra Mun­dial, l a com­pa­ñía de Diag­hi­lev en­con­tró re­fu­gio en Es­pa­ña. Aquí pu­do re­la­cio­nar­se con ar­tis­tas e in­te­lec­tua­les na­cio­na­les; en­tre ellos, Ma­nuel de Fa­lla, con quien mon­tó el ba­llet de El som­bre­ro de tres pi­cos. Ade­más, con­tó con de­co­ra­dos de Pi­cas­so, que pa­ra la oca­sión tam­bién di­se­ñó un es­pec­ta­cu­lar ves­tua­rio, fru­to de su des­bor­dan­te ima­gi­na­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.