DÓN­DE NA­CIÓ EL TÉR­MINO PESETA

Clío especial - - LOS TESOROS DE LA REPÚBLICA -

LA PA­LA­BRA “PESETA” TIE­NE UN ORI­GEN REAL­MEN­TE MUY RE­MO­TO. Una de las po­si­bles claves la en­con­tra­mos en la pa­la­bra ca­ta­la­na “peça”, en­ten­di­da co­mo pie­za, o “peçe­te”, es­to es, pie­ce­ci­ta, tér­mino que ya apa­re­ce en el si­glo XV uti­li­za­do co­mo di­mi­nu­ti­vo pa­ra re­fe­rir­se a esas pe­que­ñas mo­ne­das de pla­ta que se acu­ña­ban en es­te mo­men­to. n el si­glo XV , Car­los de Aus­tria, pre­ten­dien­te al trono es­pa­ñol, que eli­gió Ca­ta­lu­ña co­mo cen­tro de ope­ra­cio­nes du­ran­te la Gue­rra de Su­ce­sión (1701-1714), se en­car­gó de acu­ñar un im­por­tan­te nú­me­ro de mo­ne­das de dos reales de pla­ta a las que de­no­mi­nó “peçe­tas”. “ ie­za re­don­da que va­le dos reales de pla­ta”, así de­fi­nía el Diccionario de Au­to­ri­da­des de 1737 la pa­la­bra “peseta”, y fue Jo­sé Bo­na­par­te, du­ran­te la Gue­rra de la nde­pen­den­cia en 1 0 , el pri­me­ro en uti­li­zar el nom­bre ofi­cial de peseta. Fue un tér­mino co­mún­men­te usa­do en el pe­rio­do de Isa­bel II. To­das las dis­po­si­cio­nes mo­ne­ta­rias de la rei­na ex­pre­sa­ban la equi­va­len­cia de los va­lo­res en pe­se­tas. pre­cio­sos e in­clu­so joyas pa­ra uti­li­zar­los en la acu­ña­ción de mo­ne­das que in­clui­rían la le­yen­da “Car­ta­ge­na, si­tia­da por los cen­tra­lis­tas”.

EL FIN DE LA PESETA DE PLA­TA

Ya en l a Se­gun­da Re­pú­bli­ca, se acu­ña­ron dos mo­ne­das, am­bas en­tre 1933 y 1934.

Se tra­ta de l a de 25 cén­ti­mos, que se fa­bri­ca­ba en ní­quel, con un agu­je­ro en el cen­tro a se­me­jan­za de l a ya la­bra­da en 1927 y de la que se pro­du­je­ron más de 45 mi­llo­nes de pie­zas; y la de una peseta, la úl­ti­ma que se acu­ña en pla­ta y que pre­ten­día ser sím­bo­lo del nue­vo ré­gi­men.

Sin em­bar­go, lo que en reali­dad se hi­zo fue acu­ñar por úl­ti­ma vez una peseta de pla­ta, se­gún las pau­tas es­ta­ble­ci­das pa­ra la peseta en su de­cre­to de crea­ción de 19 de oc-

Ya en la Se­gun­da Re­pú­bli­ca, se acu­ña­ron dos mo­ne­das, am­bas en­tre 1933 y 1934. Se tra­ta de la de 25 cén­ti­mos y la de una peseta, la úl­ti­ma se acu­ña en pla­ta y pre­ten­día ser sím­bo­lo del nue­vo ré­gi­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.