JA­NE AUSTEN

Clío especial - - PIONERAS -

NA­CIÓ EN STEVENTON, el 16 de di­ciem­bre de 1775 en el seno de una fa­mi­lia de la al­ta cla­se ru­ral. Era la sép­ti­ma hi­ja de ocho her­ma­nos, y su pa­dre, clé­ri­go pro­tes­tan­te de la pa­rro­quia de Steventon, fue el en­car­ga­do de pro­por­cio­na­le su edu­ca­ción. Ja­ne Aus­tin es­tá con­si­de­ra­da co­mo una de las es­cri­to­ras per­te­ne­cien­te a los "Clá­si­cos" de la no­ve­la in­gle­sa, ya que siem­pre se ha des­ta­ca­do la su­til iro­nía usa­da pa­ra do­tar de una cier­ta co­mi­ci­dad a sus re­la­tos.

Tras la muer­te de su pa­dre, su fa­mi­lia cam­bió va­rias ve­ces de do­mi­ci­lio has­ta aca­bar en un pue­blo de Ham­ps­hi­re, Chaw­ton. Fue en ese lu­gar don­de es­ta es­cri­to­ra en­con­tró la ins­pi­ra­ción pa­ra dar for­ma a la ma­yo­ría de sus no­ve­las, ya que lle­vó una vi­da re­la­ja­da sin mu­chos in­ci­den­tes ni al­te­ra­cio­nes, ni si­quie­ra lle­gó a ca­sar­se, al­go muy inusual pa­ra una se­ño­ri­ta de la pe­que­ña bur­gue­sía bri­tá­ni­ca en el pe­rio­do de la Re­gen­cia.

El en­torno que siem­pre le ro­deó in­flu­yó mu­cho en la am­bien­ta­ción de sus obras, pues­to que prác­ti­ca­men­te to­das sus his­to­rias se es­ce­ni­fi­ca­ban en un con­tex­to ru­ral del sur de In­gla­te­rra. En es­te sen­ti­do, el sus­pen­se de la na­rra­ción que­da­ba re­le­ga­do a un se­gun­do plano, pa­ra de­jar pa­so a que des­ta­ca­ra la per­so­na­li­dad psi­co­ló­gi­ca con la que do­ta­ba a ca­da per­so­na­je, ca­da uno di­fe­ren­cia­do con al­gún ma­tiz muy es­pe­cial. Ade­más, la des­crip­ción poé­ti­ca, lle­gan­do a ve­ces a ser in­clu­so sa­tí­ri­ca, de su pro­pia so­cie­dad en la que am­bien­ta­ba sus his­to­rias es otro de los as­pec­tos a re­sal­tar en su es­ti­lo de ha­cer li­te­ra­tu­ra.

An­tes de mo­rir en Win­ches­ter el 18 de ju­lio de 1871, Ja­ne Aus­tin es­cri­bió seis no­ve­las, de las cua­les mu­chas de ellas lle­ga­ron a tar­dar más de quin­ce años en ser edi­ta­das y pu­bli­ca­das. Su no­ve­la más fa­mo­sa, Or­gu­llo y pre­jui­cio, es la que más tiem­po tar­dó en em­pe­zar a co­mer­cia­li­zar­se, pues­to que a pe­sar de ha­ber­la es­cri­to en 1796, no se pu­bli­có has­ta 1813. El ar­gu­men­to de sus obras siem­pre se es­truc­tu­ra­ba en la si­tua­ción y pro­ble­mas amo­ro­sos de mu­je­res jó­ve­nes bur­gue­sas, qui­zá sea uno de los mo­ti­vos por los cua­les es­tá con­si­de­ra­da co­mo una es­cri­to­ra con­ser­va­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.