En cons­tan­te cam­bio

Clío - - NEWS -

Es cu­rio­so com­pro­bar cómo los tiem­pos cam­bian, pe­ro no tan­to co­mo pen­sa­mos... Prue­ba de ello es echar un vis­ta­zo al pa­sa­do pa­ra dar­nos cuen­ta de que los mis­mos pro­ble­mas ( y las mis­mas ven­ta­jas) nos acom­pa­ñan des­de los años más re­mo­tos de la Hu­ma­ni­dad.

Cuan­do mi­ra­mos al pa­sa­do cree­mos ver to­do más cla­ro y vis­lum­brar ver­da­des ab­so­lu­tas que nos lle­nan de con­sue­lo y nos ha­cen creer que “las co­sas son así”. Pe­ro, sin em­bar­go, una mi­ra­da mu­cho más cer­te­ra y crí­ti­ca nos ha­ce des­cu­brir que re­pe­ti­mos una y otra vez el mis­mo error. Co­mo ya de­cía el sa­bio “la His­to­ria es­tá con­de­na­da a re­pe­tir­se...”. Tal vez de­ba­mos fi­jar­nos un po­co me­jor y des­me­nu­zar lo ocu­rri­do con más de­ta­lle pa­ra que no vol­va­mos a tro­pe­zar con la mis­ma pie­dra en el fu­tu­ro...

Es­tas pá­gi­nas sir­van co­mo ejem­plo ( y ad­ver­ten­cia) pa­ra sa­ber apre­ciar las bon­da­des y las no tan bon­da­des de hom­bres que in­ten­ta­ron crear un mun­do me­jor, pe­ro que tam­bién tu­vie­ron sus fa­llos. Al me­nos, es al­go que to­do pa­dre de­be­ría en­se­ñar a sus pe­que­ños. Fe­liz mes de agos­to pa­ra aque­llos que dis­fru­ten del tiempo ne­ce­sa­rio pa­ra “di­ge­rir” nues­tras le­tras. Es­pe­ra­mos que sean de su in­te­rés.

Ma­ría Lorente Di­rec­to­ra CLÍO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.