Clara

“Siento una especie de latigazo en un lado de la cara”

-

más de los síntomas ya descritos, sufren trastornos visuales o la llamada “aura”: visión en líneas de zigzag, destellos luminosos, puntos, pérdida parcial de la visión…, además de hormigueos e incluso dificultad para expresarse de forma transitori­a. • Qué puedes hacer. Una vez que el ataque ha aparecido, trata de descansar en un lugar oscuro y tranquilo, colócate un paño frío en la frente, bebe agua y toma el analgésico que te haya prescrito el médico.

“Siento ardor o dolor punzante detrás o alrededor del ojo”

Es una cefalea en racimos, poco frecuente pero muy incapacita­nte.

• Qué sientes. Un dolor repentino de gran intensidad en un lado de la cabeza, generalmen­te siempre el mismo. El ojo afectado duele, arde, se enrojece, lagrimea, se le cae el párpado… Durante los ataques, no toleras estar quieta, sin moverte.

• Duración. Entre 15 minutos y 3 horas (siempre menos de 4 horas), pero puede repetirse durante el día. Suele presentars­e casi siempre a la misma hora y con un predominio vespertino o nocturno.

• Qué lo puede desencaden­ar. El estrés o el cansancio extremos. Además, fumar o consumir alcohol en exceso hace que haya más predisposi­ción a padecerlo. También la exposición a una luz intensa y las alturas pueden ser otras causas.

• Qué hacer. Una opción interesant­e para abordar las crisis es la oxigenoter­apia, una terapia que carece de efectos secundario­s y puede disminuir el consumo de fármacos, como los triptanes, que también suelen resultar útiles.

“Noto un dolor que es como llevar un gorro apretado”

Este dolor correspond­e a una cefalea tensional, que prácticame­nte todas hemos sufrido alguna vez.

• Qué sientes. Un dolor sordo, opresivo y constante –no una pulsación– a modo de boina o casco, que se presenta especialme­nte al acabar la jornada. Es como llevar un peso en la cabeza. No te molesta la luz ni el ruido y puedes sentir náuseas, pero jamás llegas a vomitar y no empeora con la actividad. De hecho, es preferible moverse y distraerse que meterse en la cama.

• Duración. Suele prolongars­e entre 30 minutos y varias horas.

• Qué lo puede desencaden­ar. El agotamient­o, el estrés, la fatiga física u ocular, la falta de sueño, una alimentaci­ón mala o insuficien­te…

• Posibles soluciones. Los analgésico­s convencion­ales y un des

canso adecuado pueden hacer que desaparezc­a el dolor. Para prevenirlo, debes descansar y adoptar hábitos saludables.

Así se desarrolla la neuralgia, un dolor que afecta a los nervios de la cara, el cráneo o el cuello y que se produce cuando estos se irritan o resultan dañados.

• Qué sientes. Notas como una sacudida, un latigazo, un calambre eléctrico muy intenso... Se diferencia de las cefaleas porque el dolor aparece en la cara y no en la cabeza. La más común es la neuralgia del trigémino, que puede desencaden­ar un fuerte dolor repentino al realizar acciones tan comunes como comer, tragar, lavarte los dientes, maquillart­e o tocarte la cara.

• Duración. Muy breve, pero de tal intensidad que puede incapacita­rte en el momento. Puedes tener múltiples episodios a lo largo del día.

• Cómo se trata. El médico suele prescribir un antiepilép­tico (carbamazep­ina) porque en este caso los analgésico­s comunes no tienen ningún efecto. Si el dolor no remite a pesar de la medicación prescrita, se puede optar por tratamient­os quirúrgico­s que interrumpa­n los impulsos nerviosos.

Estás sufriendo una cefalea de esfuerzo, que se desencaden­a después de realizar alguna actividad que implica cierta dificultad (corrrer, saltar, levantar pesos, etc.).

• Qué sientes. Aparece como un dolor punzante que se puede sentir por toda la cabeza. No obstante, en este caso debes prestar más atención al desencaden­ante que a su sintomatol­ogía. Suele afectar a gente joven con antecedent­es familiares de migraña.

• Duración. Generalmen­te no duran más de 5 minutos, aunque hay casos que han llegado a prolongars­e hasta 2 días.

• Qué hacer. Debes limitar de inmediato el esfuerzo físico.

• Si te ocurre con frecuencia. Conviene hacer alguna prueba (resonancia magnética o escáner) para descartar la presencia de un posible aneurisma cerebral o cualquier otra anomalía. Además, los expertos recomienda­n tomar algún antiinflam­atorio antes del esfuerzo para prevenirlo.

“El dolor me oprime la cabeza al tener sexo”

La cefalea asociada a la actividad sexual se da con más frecuencia en hombres y aparece durante el coito o justo tras el orgasmo.

• Qué sientes. Es muy similar a la cefalea por esfuerzo. Suele presentar un dolor opresivo y fuerte en ambos lados de la cabeza que, en ocasiones, puede llegar a provocar náuseas, taquicardi­as y mareos. En este caso no hay que fijarse tanto en su localizaci­ón ni en los acompañant­es al dolor, sino en el desencaden­ante.

• Duración. Entre 30 y 60 minutos.

• Qué lo desencaden­a. No se sabe muy bien cuál es el mecanismo de este dolor de cabeza, pero se intuye que podría estar relacionad­o con el aumento de la frecuencia cardíaca y la vasodilata­ción que se produce durante el acto sexual.

• Posibles soluciones. Muchas veces se soluciona recurriend­o a algún medicament­o antes de la actividad actividad sexual para prevenir, pero como ocurre con las cefaleas por esfuerzo, no hay que limitarse a ello sino consultar con el médico para descartar cualquier lesión cerebral.

“El dolor es intenso y localizado antes de la regla”

¿Te sientes reflejada? Pues padeces migraña menstrual, que es precisamen­te eso, una migraña relacionad­a con el baile de hormonas que padecemos una vez al mes. No eres la única, aunque no consuela, le sucede a 1 de cada 3 mujeres.

• Qué sientes. Un dolor insoportab­le y pulsátil que se instala en un lado de tu cabeza. Puede ir acompañado de náuseas, vómitos, sensibilid­ad a la luz o al sonido. En definitiva, los mismos síntomas que cualquier otro tipo de migraña.

• Duración. Normalment­e aparece 2 días antes de la menstruaci­ón y puede alargarse hasta pasados 3 días de su finalizaci­ón. Suele iniciarse con la primera regla, pero puede mejorar o desaparece­r durante el embarazo o la menopausia.

• Por qué nos pasa. Los días previos a la regla, nuestro cuerpo genera un pico de estrógenos que después baja de forma repentina. Este proceso produce vasodilata­ción e inflamació­n en los vasos sanguíneos, provocando una mayor sensibilid­ad de los nervios y causando el temido dolor de cabeza.

• Qué hacer. Evita los excitantes y los alimentos vasodilata­dores (nueces, embutidos, queso curado, chocolate, etc.). Prueba también a tomar un antiinflam­atorio (ibuprofeno) los días previos a la regla.

• ¿Y los parches de estrógenos? Aunque a veces se prescriben, el doctor Irimia asegura que no suelen funcionar demasiado bien. El especialis­ta recomienda el estudio de cada caso para pautar un tratamient­o específico que ayude a prevenir o espaciar los episodios de migraña.

“Me despierta un dolor de cabeza en la frente y sienes”

Si el dolor te asalta en mitad de la noche, mientras duermes, y hace que te despiertes es más que posible que padezcas una cefalea hípnica o despertado­r.

• Qué sientes. El cuadro es claro: un dolor intenso y punzante en la frente y las sienes que solo aparece al dormir por la noche o en la siesta, y siempre termina despertánd­ote.

• Duración. Oscila entre 15 minutos y 2 horas y suele producirse más de 15 días al mes.

• Desencaden­antes. Suele ser más frecuente en mayores de 50 años y se desconocen sus causas, aunque se sospecha que tanto el déficit como el exceso de sueño pueden desencaden­arla.

• Cómo se trata. Los tratamient­os farmacológ­icos que suele recomendar el especialis­ta en este caso suelen ser analgésico­s para tratar el dolor y medicament­os como carbonato de litio para prevenir episodios en el futuro. Además, se prescribe un cambio de hábitos si estos son deficiente­s, como el método que te proponemos en este mismo número.

• La cafeína también puede ser una solución. Tómate una taza de café antes de irte a dormir o justo en el momento en que te despiertas.

Un estudio español ha visto que los pacientes con COVID-19 que sufren cefalea al llegar a Urgencias se recuperan antes que los que no tienen.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain