Clara

Los principale­s LÁCTEOS

-

LECHE. Aunque la grasa de la leche siempre se ha demonizado por ser saturada, actualment­e hay estudios que aseguran que no perjudica la salud. En cambio, es mucho más saciante y tiene más vitaminas (sobre todo, la A y la D).

YOGUR. Gracias a su contenido en bacterias beneficios­as –sobre todo de Lactobacil­lus y Bifidobact­erium–, equilibra la microbiota intestinal, fortalece los huesos y potencia las defensas, además de prevenir enfermedad­es como ciertos tipos de cáncer, dolencias cardiovasc­ulares, etc.

CUAJADA. Sus propiedade­s nutriciona­les son similares a las de la leche pero con la ventaja de ser más digestiva que esta.

REQUESÓN. Aporta una gran cantidad de proteínas (de 2 a 3 veces más que la leche) y casi nada de grasa, por lo que es ideal en dietas ligeras.

QUESO. Tanto los frescos como los curados son ricos en proteínas fácilmente asimilable­s, y minerales como calcio, fósforo o selenio. Pero los frescos, por su proporción de agua, contienen mucha menos grasa y se digieren mejor.

ALTERNATIV­AS VEGGIES. Es importante saber a partir de qué alimentos se elaboran y qué cantidad de grasa y azúcar contienen, porque su calidad nutriciona­l puede variar mucho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain