Edi­to­rial

Clasicos Exclusivos - - PORTADA -

De­nis Jen­kin­son y Gérard Crom­bac cuen­tan con un nue­vo co­le­ga en ese pa­raí­so de las ca­rre­ras en el que to­dos los días hay gran pre­mio, los mo­to­res ru­gen a pla­cer y, por su­pues­to, se pue­de fu­mar. “What are you doing he­re?”, “Com­ment ça va?”, de­bie­ron de­cir­le al ali­món el in­glés y el fran­cés al ver a Ja­vier del Ar­co en­tran­do en el cie­lo, tras ha­ber cum­pli­men­ta­do el pa­pe­leo con San Pe­dro. “¡Jo, tíos, es­to sí que es una subida y no el Gross­glock­ner ese!”, les sol­tó Ja­vier, y aque­llos vie­ron que se­guía sien­do el mis­mo Ja­vier con el que com­par­tie­ron tan­tos pad­docks y sa­las de pren­sa por esos cir­cui­tos de Dios, y nun­ca me­jor di­cho.

Les con­tó lo del Par­kin­son y que, co­mo ya llevaba un tiem­po muy cas­ca­do, ha­bía de­ci­di­do to­mar las de Vi­lla­die­go y plan­tar­se allí don­de na­da es im­po­si­ble. Lue­go se me­tie­ron en fae­na y em­pe­za­ron a dis­cu­tir so­bre el me­jor pi­lo­to de la his­to­ria, esa cues­tión que ahí aba­jo nun­ca po­nía a na­die de acuer­do. Al me­nos, aho­ra te­nían to­da la eter­ni­dad por de­lan­te...

Crom­bac em­pe­zó ha­blan­do del ta­len­to de su ami­go Jim Clark; Jen­kin­son re­me­mo­ró la fas­ci­na­ción que le pro­vo­có Ayr­ton Sen­na. Y Ja­vier... Ja­vier qui­so zan­jar el de­ba­te ex­pli­cán­do­les el me­jor chis­te que ha­bía oí­do en su vi­da; el mis­mo que de­jó es­cri­to en el re­cor­da­to­rio que se re­par­tió en su des­pe­di­da, “o es­to va a pa­re­cer un fu­ne­ral”: Bue­nos Ai­res. Un ni­ño le pregunta a su pa­dre, así sin más: —“Y de­cí­me, pa­pá, ¿qué tan bueno era Fan­gio?”. El hombre, aga­rra­do por sor­pre­sa, per­ma­ne­ce pensativo... y, por fin, res­pon­de: —Mi­rá, pi­be, el vie­jo era tan bueno, tan bueno, que las 24 Ho­ras de Le Mans, él las ha­cía en die­ci­séis...”. Jenks y Jabby to­da­vía se están rien­do. Ge­nio y fi­gu­ra... VA­LEN­TÍ FRADERA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.