Craig War­wick Re­tra­tis­ta de los gran­des cam­peo­nes

Clasicos Exclusivos - - ARTE -

War­wick, que vi­vía en Li­ver­pool, cer­ca del cir­cui­to de Ain­tree, re­cuer­da las his­to­rias de su pa­dre y su her­mano, que pre­sen­cia­ron el GP de 1957: “Me de­cían que Stir­ling Moss y Tony Brooks ha­bían com­par­ti­do el Van­wall en ese día tan es­pe­cial pa­ra el au­to­mo­vi­lis­mo bri­tá­ni­co. Su en­tu­sias­mo desató mi in­te­rés y más tar­de me hi­ce se­gui­dor de Lo­tus. Jim Clark fue mi pri­mer hé­roe, y me en­can­ta pin­tar los gran­des di­se­ños de Co­lin Chap­man. El 25 y el 38 de In­dia­ná­po­lis son es­pe­cia­les, pe­ro mi pre­fe­ri­do es el 49. Ese Cos­worth V8 a la vis­ta en la za­ga es co­mo un dia­man­te. He pin­ta­do a Clark y Ayr­ton Sen­na mu­chas ve­ces, pe­ro no me can­so de ha­cer­lo”.

La fa­mi­lia de War­wick tie­ne tra­di­ción ar­tís­ti­ca: “Mi bi­sa­bue­lo pin­ta­ba ban­de­ras de igle­sias, y mi tía era ilus­tra­do­ra de li­bros. Siem­pre me ani­ma­ron a pin­tar y di­bu­jar”. El ta­len­to de War­wick se desa­rro­lló rá­pi­da­men­te, y es­tu­dió en la es­cue­la de be­llas ar­tes de Bris­tol: “Pa­sa­ba la ma­yor par­te del tiem­po en el es­tu­dio ha­cien­do obras fi­gu­ra­ti­vas, pe­ro de vez en cuan­do ha­cía al­gún co­che pa­ra el de­par­ta­men­to de di­se­ño grá­fi­co. Un pro­yec­to fue di­se­ñar un ca­tá­lo­go pa­ra el Re­liant Sci­mi­tar”.

Los re­tra­tos fue­ron la orien­ta­ción prin­ci­pal de sus pri­me­ras obras, in­clu­yen­do ilus­tra­cio­nes pa­ra re­vis­tas fe­me­ni­nas, pe­ro su pa­sión por el au­to­mo­vi­lis­mo no amai­na­ba. A me­dia­dos de los años 90, el sue­ño de lle­gar a ser un ar­tis­ta au­to­mo­vi­lís­ti­co pro­fe­sio­nal dio un gi­ro afor­tu­na­do en el Sil­vers­to­ne His­to­ric Fes­ti­val, cuan­do el di­fun­to Da­vid Mills le pi­dió ser su agen­te.

El re­sul­ta­do fue­ron ex­po­si­cio­nes in­di­vi­dua­les en la lon­di­nen­se Cork Street, y du­ran­te el GP de Mó­na­co. El sin­gu­lar es­ti­lo de War­wick pron­to lla­mó la aten­ción de los pi­lo­tos que pin­ta­ba, y em­pe­za­ron a l l egar es­ti­mu­lan­tes en­car­gos: “Ma­rio An­dret­ti que­ría un cua­dro pa­ra su des­pa­cho, y me in­vi­tó a su ca­sa de Pen­sil­va­nia. Fue muy es­pe­cial que él mis­mo me en­se­ña­ra la ca­sa y el ga­ra­je”. Otros ad­mi­ra­do­res de la obra de War­wick son Jim Hall, que com­pró un cua­dro en el con­cur­so de ele­gan­cia de Ame­lia Is­land, Jack Brab­ham y Jac­kie Oli­ver.

Ha­ce po­co, la pro­duc­ción de War­wick se vio in­te­rrum­pi­da por un en­car­go pa­ra Jac­kie Ste­wart: “Jac­kie y su es­po­sa Helen me in­vi­ta­ron a co­mer y me pi­die­ron que hi­cie­ra dos cua­dros enor­mes pa­ra su nue­va ca­sa de cam­po. Que­rían mon­ta­jes de ami­gos y fa­mi­lia­res, in­clui­dos sus nue­ve nie­tos. Me lle­vó ca­si dos años”. Pa­ra más in­for­ma­ción, vi­si­tar www.craig­war­wick.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.