MONTJUÏC TIE­NE ES­PÍ­RI­TU... Y AL­MA

Clasicos Exclusivos - - EVENTOS -

La cuar­ta edi­ción de Es­pí­ri­tu de Montjuïc se ce­le­bró a prin­ci­pios del pa­sa­do mes de abril y arro­jó un ba­lan­ce ex­tra­or­di­na­rio: 31.225 per­so­nas dis­fru­ta­ron en vi­vo y en di­rec­to del Ca­ta­lun­ya Clas­sic Revival, el revival del mun­do del mo­tor con el en­torno de la mon­ta­ña de Montjuïc y la vi­da de los años 60 y 70 co­mo de­no­mi­na­dor co­mún. Aun­que el tiem­po se mos­tró al­go desa­pa­ci­ble el jue­ves – que fue el día del mon­ta­je fi­nal en el pad­dock del Cir­cuit de Bar­ce­lo­na-Ca­ta­lun­ya–, la cli­ma­to­lo­gía fue es­plén­di­da du­ran­te el fin de se­ma­na, y fa­ci­li­tó el desa­rro­llo de to­das las ac­ti­vi­da­des y es­pec­tácu­los pre­vis­tos, las ca­rre­ras de to­do ti­po –con el Gran Pre­mio Ban­co Ma­drid de Fór­mu­la 1 His­tó­ri­ca co­mo prin­ci­pal atrac­ti­vo– y, dia­ria­men­te, los mu­chos re­cuer­dos que evo­ca­ban aque­llos ma­ra­vi­llo­sos años.

Ni­ños, jó­ve­nes, adul­tos y ma­yo­res dis­fru­ta­ron de tres días com­ple­tos de es­pec­tácu­lo pen­sa­do pa­ra to­da la fa­mi­lia, con un pro­gra­ma muy ex­ten­so de ca­rre­ras en su ma­yo­ría en­glo­ba­das en el FIA Mas­ter Historic Ra­cing. Por ter- cer año con­se­cu­ti­vo, Es­pí­ri­tu de Montjuïc se complementó con la “Tar­ga Ca­ta­lun­ya; tres cir­cui­tos, una pa­sión”, una prue­ba de re­gu­la­ri­dad que con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de vein­te jo­yas de la au­to­mo­ción cu­yos pro­pie­ta­rios pu­die­ron dis­fru­tar en un mis­mo día de ro­dar con sus clá­si­cos en Montjuïc, en el au­tó­dro­mo de Te­rra­mar y ter­mi­nar el bu­cle en el Cir­cuit de Bar­ce­lo­na-Ca­ta­lun­ya, es­ce­na­rio de Es­pí­ri­tu de Montjuïc. La vic­to­ria en la Tar­ga fue pa­ra Fran­cesc y Joa­quim Be­gú, pa­dre e hi­jo, con un Pors­che 911 T de 1968 del Nou On­ze Team, que tam­bién ali­neó el vehícu­lo más an­ti­guo, un 356B de 1963 tri­pu­la­do por el ex­cam­peón de cir­cui­tos Pe­re Cer­que­da y su hi­jo Pe­re Joan.

El pad­dock del cir­cui­to si­to en Mont­me­ló fue el epi­cen­tro del revival, con un es­pec­tácu­lo con­ti­nuo en for­ma de mú­si­ca, ci­ne, jue­gos, can­cio­nes, imi­ta­cio­nes... y mi­les de adep­tos que, ade­más de ver, to­car, su­bir e in­clu­so oler los co­ches, dis­fru­ta­ron de lo lin­do con to­do lo que tie­ne sa­bor añe­jo. To­do ello de­pa­ró un am­bien­te ex­tra­or­di­na­rio en el pad­dock, y

dio vi­da a un es­pec­tácu­lo vi­vo que so­lo pue­de sa­bo­rear­se en Es­pí­ri­tu de Montjuïc.

Fue­ra de la pis­ta, un sin­fín de ac­ti­vi­da­des ame­ni­za­ban las jor­na­das: bai­les de sa­lón en vi­vo y en di­rec­to, ac­to­res y can­tan­tes con can­cio­nes de la épo­ca, ex­hi­bi­cio­nes aé­reas de avio­nes clá­si­cos, jue­gos y ta­ller de cir­co en una car­pa de ver­dad, ade­más del ho­me­na­je a los Pa­ya­sos de la Te­le, que fue se­gui­do por mu­chos ni­ños que no co­no­cían a es­tos fa­mo­sos per­so­na­jes que hi­cie­ron las de­li- cias de los que hoy su­pe­ran los cua­ren­ta. En­tre los es­pa­cios más vi­si­ta­dos es­ta­ba la ex­po­si­ción de­di­ca­da a los Co­ches de Tin­tín, con nue­ve uni­da­des acom­pa­ña­das de las vi­ñe­tas en las que apa­re­cían en las co­no­ci­das historias del di­bu­jan­te Her­gé: un Amilcar CGSS de 1927, con el que el in­tré­pi­do reportero se en­zar­zó en una per­se­cu­ción en Los ci­ga­rros del Fa­raón; el Fort T de Tin­tín en el Con­go; un Jeep MB ( Tin­tín en el País del Oro Ne­gro); el Ci­troën 5HP y el 2CV de Her­nán­dez y Fer­nán­dez; un Daup­hi­ne de “atrez­zo”; el Ci­troën 15/6 de El Ca­so Tornasol...

El pad­dock tam­bién te­nía ca­bi­da pa­ra un am­plio mer­ca­di­llo y vi­lla­ge con stands de to­do ti­po, co­mo los de Au­to Sto­ri­ca, Nou On­ze, el Au­tó­dro­mo de Te­rra­mar (en el que se po­día con­tem­plar el am­bi­cio­so pro­yec­to de re­con­ver­sión de la fin­ca), las mi­nia­tu­ras Spark, los cua­der­nos Au­tó­dro­mo, el ar­tis­ta Jor­di Altés, Con­du­cir Clá­si­cos (cu­yo stand per­mi­tía dis­fru­tar de la con­duc­ción de un

Ford Mus­tang V8 des­ca­po­ta­ble o de un AC Co­bra), etc. El Clàs­sic Mo­tor Club del Bages tam­bién es­tu­vo pre­sen­te con un stand, en el que bri­lla­ba con luz pro­pia el mag­ní­fi­co Tal­bot azul de 1923 del so­cio Jo­sep Du­ran, de Teià, ven­ce­dor en su ca­te­go­ría en el con­cur­so ce­le­bra­do du­ran­te el Ral·li Bar­ce­lo­na-Sit­ges de la se­ma­na an­te­rior. Tam­bién se pu­do ad­mi­rar una Mo­to­con­fort de 1917, que anun­cia­ba la pró­xi­ma ce­le­bra­ción del cen­te­na­rio de la pri­me­ra Pu­ja­da als Brucs, que el Clàs­sic or­ga­ni­za­rá el 17 de ma­yo.

Es­pí­ri­tu de Montjuïc tam­bién sir­vió de mar­co pa­ra la pre­sen­ta­ción del pro­yec­to del Mu­seo del Cir­cuit de Montjuïc (véa­se pág. 8), y pa­ra el ho­me­na­je a los in­tré­pi­dos Edu Cots y Car­los Hu­met, que en 2013 en­la­za­ron Bar­ce­lo­na con To­kio a lo­mos de sen­das

Mon­te­sa Im­pa­la 2, y que el sá­ba­do ce­rra­ron el círcu­lo con un re­co­no­ci­mien­to pú­bli­co y una vuel­ta de ho­nor al Cir­cuit de Bar­ce­lo­na-Ca­ta­lun­ya, con el sim­bó­li­co ban­de­ra­zo de lle­ga­da da­do por el di­rec­tor de la ins­ta­la­ción, Sal­va­dor Ser­vià.

En­tre las di­ver­sas ex­hi­bi­cio­nes en la pis­ta, des­ta­ca­ron las que con­me­mo­ra­ban los aniver­sa­rios de las mar­cas que ce­le­bra­ban efemérides: Seat, con un sé­qui­to de Ibi­za de la pri­me­ra ge­ne­ra­ción con­du­ci­dos por sus pro­pie­ta­rios en la ce­le­bra­ción del 30.º aniver­sa­rio del mo­de­lo, y Ma­se­ra­ti, con el 250F de Pa­co Go­dia en­ca­be­zan­do un atrac­ti­vo gru­po de 18 uni­da­des, amén de los des­fi­les de clá­si­cos de los afi­cio­na­dos.

En lo que res­pec­ta al nu­tri­do pro­gra­ma de ca­rre­ras de his­tó­ri­cos, el pla­to fuer­te era el Gran Pre­mio Ban­co Ma­drid de F1 His­tó­ri­ca, con más de 30 mo­no­pla­zas an­te­rio­res a 1985 en ac­ción y dos ca­rre­ras, una el sá­ba­do y otra el do­min­go. En opi­nión del pro­pio Cli­ve Chap­man, pa­trón del Clas­sic Team Lo­tus, Es­pí­ri­tu de Montjuïc lo­gró re­unir una de las pa­rri­llas de F1 His­tó­ri­ca más sen­sa­cio­na­les y evo­ca­do­ras que nun­ca se han vis­to. El ven­ce­dor de am­bas man­gas fue Ste­ve Hartley (Arrows A4), con Joa­quín Folch (Brab­ham BT49C) se­gun­do el sá­ba­do y ter­ce­ro el do­min­go. El bel­ga Jean-- Mi­chel Mar­tin (Fit­ti­pal­di F8) completó el po­dio el sá­ba­do y pre­ce­dió al pi­lo­to del RACC el do­min­go, tras su­pe­rar­lo en la sa­li­da. Folch ya no pu­do dar­le al­can­ce, pe­ro no per­dió el rit­mo en nin­gún mo­men­to. El sá­ba­do, la po­le po­si­tion fue pa­ra Si­mon Fish (En­sign N180), con Folch se­gun­do. Am­bos to­ma­ban la de­lan­te­ra, pe­ro pron­to el español era ade­lan­ta­do por Mi­chael Lyons (Hesketh 308E) y por el fu­tu­ro ven­ce­dor, Hartley, has­ta que tan­to Fish co­mo Lyons se re­ti­ra­ban, de­jan­do a Hartley y Folch en las dos pri­me­ras po­si­cio­nes. El do­min­go, par­tien­do des­de la po­le, Hartley do­mi­nó a pla­cer las 15 vuel­tas.

Tras los tres días de ac­ti­vi­dad in­ce­san­te que ofre­ció Es­pí­ri­tu de Montjuïc 2014, Je­sús Po­zo, el or­ga­ni­za­dor del revival, ase­gu­ra­ba que es­ta­ba “muy sa­tis­fe­cho, ya que es­ta ha si­do la me­jor edi­ción de to­das, tan­to por la res­pues­ta del pú­bli­co, que ha si­do nu­me­ro­so, co­mo por la ca­li­dad de to­do lo que he­mos po­di­do ofer­tar. Nos ani­ma ver que un even­to de es­te ti­po, sin pa­ran­gón en nues­tro país, ya tie­ne tra­di­ción y un ti­po de es­pec­ta­dor ca­da vez más fiel. Nues­tro es­pec­tácu­lo arras­tra a las fa­mi­lias por­que es­tá pen­sa­do pa­ra

ellas, ade­más de evo­car lo que fue Montjuïc co­mo pis­ta de ca­rre­ras, ob­je­ti­vo que nos sa­tis­fa­ce cum­plir”.

La pa­sión de Je­sús Po­zo por el le­ga­do que de­jó la épo­ca do­ra­da del cir­cui­to de la Mon­ta­ña Má­gi­ca ya per­mi­te anun­ciar las fe­chas de la pró­xi­ma con­vo­ca­to­ria de Es­pí­ri­tu de Montjuïc en el Cir­cuit de Bar­ce­lo­na-Ca­ta­lun­ya: la quin­ta edi­ción se ce­le­bra­rá del 17 al 19 de abril de 2015.

Los Lo­la T70 se dispu­tan la pri­me­ra fre­na­da en la ca­rre­ra de Sports Cars. Dcha.: los co­ches del con­cur­so de ele­gan­cia eran un imán pa­ra el pú­bli­co

Los par­ti­ci­pan­tes de la Tar­ga Ca­ta­lun­ya, ro­dan­do por el Au­tó­dro­mo de Te­rra­mar

EdM se vuel­ca con las fa­mi­lias

Los cha­va­les alu­ci­na­ron con el avión

El Pors­che 911 T de los Be­gú se im­pu­so en la Tar­ga Ca­ta­lun­ya, “tres cir­cui­tos, una pa­sión”

Uno de los gran­des acier­tos de EdM es mon­tar las pre­pa­rri­llas en el pad­dock

Matt­hias Ra­be y Jür­gen Stack­mann, de Seat, con el pro­mo­tor de EdM, Je­sús Po­zo

El Co­bra y el Mus­tang de Con­du­cir Clá­si­cos

Un McLa­ren M29 en ac­ción

Los Gru­po C nun­ca fal­tan a la ci­ta

El Tal­bot de 1923 en el stand del Clàs­sic

Es­pí­ri­tu de Montjuïc reunió una gran pa­rri­lla de F1 his­tó­ri­cos. En la ca­rre­ra del do­min­go, Hartley (Arrows), por de­lan­te de Mar­tin (Fit­ti­pal­di) y Joa­quín Folch (Brab­ham)

Los Co­ches de Tin­tín, co­mo es­te Ford T, hi­cie­ron las delicias de gran­des y pe­que­ños

... y fue­ra de ella, con bai­les de sa­lón

Es­pec­tácu­lo en la pis­ta, con ca­rre­ras...

El des­fi­le de co­ches (y mo­tos) clá­si­cos, el gran fin de fies­ta de Es­pí­ri­tu de Montjuïc

El box del Clas­sic Team Lo­tus

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.