El Ibi­za, el mo­de­lo más icó­ni­co de Seat, cum­ple 30 años

Si hay un co­che que iden­ti­fi­ca la Es­pa­ña de los ochen­ta, di­ná­mi­ca, am­bi­cio­sa y dis­pues­ta a cam­biar­lo to­do, no es otro que el SEAT Ibi­za. Clá­si­cos Ex­clu­si­vos ce­le­bra el 30.º aniver­sa­rio del pri­mer vehícu­lo di­se­ña­do y desa­rro­lla­do pro­pia­men­te por la com­pa­ñí

Clasicos Exclusivos - - SUMARIO - TEX­TO Y FO­TOS SEAT CO­MU­NI­CA­CIÓN

En 1984, mien­tras el mun­do aplau­día el l an­za­mien­to del pri­mer Mac, por par­te de Ap­ple, y em­pe­za­ba a po­pu­la­ri­zar­se el com­pact disc, el 27 de abril del mis­mo año sa­lía de la Zo­na Fran­ca de Bar­ce­lo­na el pri­mer SEAT Ibi­za, el mo­de­lo más exi­to­so de la his­to­ria de la mar­ca au­to­mo­vi­lís­ti­ca. Así pues, el mo­de­lo de ma­yor re­co­rri­do de la his­to­ria de SEAT cum­ple 30 años en el mer­ca­do. Tres dé­ca­das en las que se ha con­ver­ti­do en el lí­der de ven­tas de la di­la­ta­da tra­yec­to­ria de la mar­ca es­pa­ño­la, y tam­bién en el vehícu­lo lí­der de su seg­men­to en nues­tro país des­de ha­ce ya ca­si tres lus­tros. Su es­pí­ri­tu jo­ven y de­por­ti­vo, uni­do a unas ex­ce­len­tes pres­ta­cio­nes y una mag­ní­fi­ca re­la­ción ca­li­dad-pre­cio, han he­cho del Ibi­za el mo­de­lo pre­fe­ri­do por mu­chos au­to­mo­vi­lis­tas a lo lar­go de es­te tiem­po, en el que se han lan­za­do al mer­ca­do cua­tro di­fe­ren­tes ge­ne­ra­cio­nes.

El Sa­lón del Au­to­mó­vil de Pa­rís de 1984 fue el es­ce­na­rio ele­gi­do pa­ra pre­sen­tar mun­dial­men­te el SEAT Ibi­za. Sin du­da, una fe­cha inol­vi­da­ble, al ser el pri­mer pro­duc­to desa­rro­lla­do ín­te­gra­men­te co­mo com­pa­ñía in­de­pen­dien­te. Co­men­za­ba en­ton­ces una ful­gu­ran­te tra­yec­to­ria que ha lle­ga­do has­ta nues­tros días.

1.ª GE­NE­RA­CIÓN (1984-1993)

La pri­me­ra ge­ne­ra­ción, pre­sen­ta­da en 1984, su­pu­so una gran no­ve­dad, ya que, gra­cias a que apro­ve­cha­ba la pla­ta­for­ma del SEAT Ron­da, au­na­ba el es­pa­cio y ha­bi­ta­bi­li­dad de los mo­de­los del seg­men­to su­pe­rior con un ta­ma­ño más com­pac­to ( 3,6 me­tros de lar­go). En aquel pro­yec­to, SEAT con­tó con la co­la­bo­ra­ción de fir­mas de re­nom­bre co­mo Ital­de­sign – la em­pre­sa del di­se­ña­dor ita­liano Gior­get­to Giu­gia­ro– pa­ra el di­se­ño, Karmann pa­ra el desa­rro­llo de la ca­rro­ce­ría y Pors­che pa­ra la tec­no­lo­gía apli­ca­da a los mo­to­res (de­no­mi­na­da con la le­yen­da Sys­tem Pors­che que el Ibi­za lu­ci­ría en la ta­pa de la cu­la­ta del mo­tor).

La lle­ga­da del Ibi­za dio nue­vas ener­gías a la ca­de­na de pro­duc­ción de la com­pa­ñía en la Zo­na Fran­ca de Bar­ce­lo­na. Con una ofer­ta de mo­to­ri­za­cio­nes que iba des­de los 44 CV has­ta los 100 CV en la ver­sión de ga­so­li­na, y el efi­caz pro­pul­sor de 55 CV en la me­cá­ni­ca Die­sel, el Ibi­za ejer­ció un des­ta­ca­do po­der de atrac­ción en­tre los usua­rios, tan­to es­pa­ño­les co­mo ex­tran­je­ros, ya que el nú­me­ro de ex­por­ta­cio­nes fue muy sig­ni­fi­ca­ti­vo, lle­gan­do in­clu­so a su­pe­rar la ba­rre­ra de las 119.000 uni­da­des en 1990.

Tras el lan­za­mien­to con ca­rro­ce­ría de 3 puer­tas, en 1986 apa­re­cían las ver­sio­nes con 5 puer­tas, que am­plia­ban el aba­ni­co a clien­tes con ne­ce­si­da­des más fa­mi­lia­res. Por su par­te, el

pri­mer SEAT Ibi­za con ape­lli­do y cla­ra vo­ca­ción de­por­ti­va fue el SXI con el mo­tor de 100 ca­ba­llos – to­do un an­te­ce­sor pa­ra los ac­tua­les CU­PRA y FR–, que se lan­zó en 1988.

Des­pués de sie­te años en el mer­ca­do, en 1991 se reali­zó una pro­fun­da re­mo­de­la­ción del mo­de­lo de­no­mi­na­da New Sty­le, afec­tan­do prin­ci­pal­men­te al di­se­ño del fron­tal ( más re­don­dea­do y ae­ro­di­ná­mi­co, con nue­vos pa­ra­gol­pes y spoi­ler), al ni­vel de aca­ba­dos in­te­rio­res, con me­jo­ras en la di­rec­ción e in­so­no­ri­za­ción, y que ade­más tra­jo con­si­go la ver­sión Sport Li­ne del Ibi­za con la úl­ti­ma evo­lu­ción del mo­tor Sys­tem Pors­che: 1.700 cc y 110 CV. Al año si­guien­te, el SEAT Ibi­za se con­ver­tía en el co­che ofi­cial de los Jue­gos Olím­pi­cos de Bar­ce­lo­na 92.

2.ª GE­NE­RA­CIÓN (1993-2002)

En 1993, la mar­ca es­pa­ño­la pre­sen­ta­ba la se­gun­da ge­ne­ra­ción del Ibi­za, un vehícu­lo que iba a con­ti­nuar el ca­mino de éxi­to di­bu­ja­do por su an­te­ce­sor. La di­la­ta­da his­to­ria de SEAT re­ser­va­ba un me­re­ci­do ca­pí­tu­lo a es­te mo­de­lo, ya que se con­ver­tía en el pri­mer vehícu­lo pro­du­ci­do en la nue­va fá­bri­ca de la fir­ma es­pa­ño­la en Mar­to­rell. Un hi­to que lle­na­ba de op­ti­mis­mo a los res­pon­sa­bles de la mar­ca y que su­po­nía el me­jor de los co­mien­zos pa­ra es­ta ge­ne­ra­ción pre­sen­ta­da en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Bar­ce­lo­na de 1993.

El sal­to es­té­ti­co era evi­den­te, con lí­neas más re­don­dea­das y ae­ro­di­ná­mi­cas, y con un equi­pa­mien­to y so­fis­ti­ca­ción me­cá­ni­ca re­ser­va­dos en la épo­ca a vehícu­los de seg­men­tos su­pe­rio­res. Unos atri­bu­tos que sir­vie­ron de pla­ta­for­ma pa­ra que el SEAT Ibi­za die­ra el sal­to a nue­vos mer­ca­dos, que su­pie­ron apre­ciar su ex­ce­len­te re­la­ción ca­li­dad-pre­cio.

La ga­ma del Ibi­za se­gun­da ge­ne­ra­ción com­bi­na­ba un to­tal de seis mo­to­res (ga­so­li­na, die­sel y tur­bo­die­sel) con ca­rro­ce­ría de 3 y 5 puer­tas, sien­do desa­rro­lla­do ya den­tro del Gru­po VW.

El Ibi­za efec­tuó en aque­lla épo­ca un gran sal­to en cuan­to a ca­li­dad de fa­bri­ca­ción, sien­do el pri­mer mo­de­lo de su seg­men­to que ofre­cía un mo­tor TDI de 90 CV, mien­tras que tres años des­pués, en 1996, ha­cía lo pro­pio equi­pan­do en esa oca­sión el mo­tor de 110 CV, con­vir­tién­do­se a su vez en el pro­pul­sor Die­sel más po­ten­te de su seg­men­to. Dos años an­tes, en 1994, apa­re­cía la ver­sión GTI aho­ra con mo­tor 1.8i 16v de 130 CV, l a va­rian­te más de­por­ti­va has­ta ese mo­men­to.

Fue en 1996, coin­ci­dien­do con la ac­tua­li­za­ción que in­cor­po­ra­ba pa­ra­gol­pes de una so­la pie­za y una nue­va ga­ma de mo­to­ri­za­cio­nes, cuan­do SEAT pre­sen­tó la espectacular ver­sión CU­PRA (acró­ni­mo de “Cup Ra­cing”) con el mo­tor 2.0 de 150 CV, que ofre­cía un ex­tra­or­di­na­rio ren­di­mien­to y una ima­gen tre­men­da­men­te de­por­ti­va. Un lan­za­mien­to es­pe­ra­do con el que SEAT ce­le­bra­ba su bri­llan­te triun­fo en el Cam­peo­na­to del Mun­do de Ra­llies FIA de 2 Li­tros con el Ibi­za Kit Car,

tí­tu­lo que re­pe­ti­ría en 1997 y 1998. En 1997, tam­bién lle­ga­ba el pri­mer Ibi­za con ca­ja de cambios au­to­má­ti­ca de 4 ve­lo­ci­da­des y mo­tor de ga­so­li­na 1.6i de 101 CV.

Ya en 1999, en el mar­co del Sa­lón del Au­to­mó­vil de Bar­ce­lo­na, el Ibi­za mos­tró una nue­va es­té­ti­ca. Su ima­gen to­tal­men­te re­no­va­da afec­ta­ba tan­to al in­te­rior co­mo al ex­te­rior, es­ce­na­rio en el que des­ta­ca­ban unos gru­pos óp­ti­cos de ma­yo­res di­men­sio­nes y una pa­rri­lla acor­de con la nue­va ima­gen de la mar­ca. En el in­te­rior, lla­ma­ba la aten­ción la nue­va pan­ta­lla mul­ti­fun­ción que mos­tra­ba la in­for­ma­ción del or­de­na­dor de a bor­do, del cli­ma­ti­za­dor y de la ra­dio.

Un año des­pués, con­cre­ta­men­te en el mes de ma­yo del año 2000, y coin­ci­dien­do con el 50.º aniver­sa­rio del na­ci­mien­to de SEAT, la com­pa­ñía pre­sen­ta­ba el nue­vo SEAT Ibi­za CU­PRA con el mo­tor 1.8 tur­bo de 156 CV, que se con­ver­tía en el pri­mer vehícu­lo de su seg­men­to en ofre­cer el ESP (con­trol elec­tró­ni­co de es­ta­bi­li­dad).

Pe­ro fue unos me­ses des­pués cuan­do la ex­pe­rien­cia ad­qui­ri­da por SEAT Sport tras seis años com­pi­tien­do en el Mun­dial de Ra­llies se tras­la­dó a los clien­tes de la mar­ca es­pa­ño­la con el lan­za­mien­to del SEAT Ibi­za CU­PRA R, el pri­mer mo­de­lo de pro­duc­ción en se­rie desa­rro­lla­do por la di­vi­sión de­por­ti­va de la com­pa­ñía. Una edi­ción li­mi­ta­da de la que se pro­du­je­ron 200 uni­da­des y que con­ta­ba na­da me­nos que con el pro­pul­sor 1.8 20V tur­bo de 180 CV.

3.ª Y 4.ª GE­NE­RA­CIÓN (A PAR­TIR DE 2002)

La ter­ce­ra ge­ne­ra­ción del Ibi­za vio la luz en el año 2001. Un pa­so ade­lan­te en cuan­to a ca­li­dad de fa­bri­ca­ción, ga­ma de mo­to­res y, por su­pues­to, com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co. El di­se­ño co­rrió a

car­go de Wal­ter de Sil­va, que in­tro­du­jo una es­té­ti­ca más atrac­ti­va, mar­ca­da por la agi­li­dad.

De he­cho, el Ibi­za de 2001 fue el pri­mer mo­de­lo de la mar­ca en in­cor­po­rar en to­da la ga­ma el con­cep­to “Cha­sis Ágil”, desa­rro­lla­do por el Centro Téc­ni­co de Mar­to­rell, y tam­bién ele­vó el lis­tón de la po­ten­cia con los mo­to­res Die­sel has­ta los 130 CV.

En 2004, el Ibi­za ce­le­bró por to­do lo al­to su 20. º aniver­sa­rio, con más de 3,3 mi­llo­nes de uni­da­des fa­bri­ca­das y con la apa­ri­ción de dos nue­vas ver­sio­nes de­por­ti­vas que pos­te­rior­men­te se con­ver­ti­rían en san­to y se­ña de la mar­ca es­pa­ño­la: FR (acró­ni­mo de “Fór­mu­la Ra­cing”), con los mo­to­res 1.9 TDI de 130 CV y 1.8 tur­bo de 150 CV, y CU­PRA, que in­cor­po­ra­ba la me­cá­ni­ca Die­sel más po­ten­te de su seg­men­to gra­cias al pro­pul­sor 1.9 TDI de 160 CV. Tam­bién en la va­rian­te de ga­so­li­na, el CU­PRA ofre­cía unas bri­llan­tes pres­ta­cio­nes gra­cias al pro­pul­sor 1.8 20V de 180 CV.

En el mes de fe­bre­ro de 2006, el SEAT Ibi­za es­tre­nó una nue­va ima­gen mar­ca­da por la de­por­ti­vi­dad y la mo­der­ni­dad. Los nue­vos aca­ba­dos in­te­rio­res y los nue­vos pa­ra­cho­ques se con­vir­tie­ron en l as prin­ci­pa­les me­jo­ras, con­tan­do con una ga­ma de 18 ver­sio­nes al com­bi­nar 5 aca­ba­dos con 11 mo­to­res.

La ge­ne­ra­ción ac­tual del SEAT más co­no­ci­do en to­do el mun­do lle­gó en 2008. El con­cep­to de di­se­ño “Arrow De­sign” en el fron­tal hi­zo del nue­vo Ibi­za un co­che más de­por­ti­vo y dis­tin­ti­vo que sus pre­de­ce­so­res, gra­cias al em­pleo de unos tra­zos geo­mé­tri­cos muy mar­ca­dos – obra del di­rec­tor de Di­se­ño de SEAT en aque­lla épo­ca Luc Donc­ker­wol­ke–, al igual que la evo­lu­ción in­tro­du­ci­da en la clá­si­ca “Lí­nea Di­ná­mi­ca” de la mar­ca en el la­te­ral. La nue­va ge­ne­ra­ción del Ibi­za apa­re­cía con dos ca­rro­ce­rías di­fe­ren­cia­das, Spor­tCou­pé de 3 puer­tas, y 5 puer­tas. En 2009 apa­re­cían las ver­sio­nes más de­por­ti­vas: el CU­PRA con ca­rro­ce­ría SC de 3 puer­tas, cam­bio DSG de se­rie y mo­tor de ga­so­li­na 1.4 TSI de 180 CV era el pri­me­ro en lle­gar, pe­ro po­co des­pués se lan­za­ban los FR con ca­rro­ce­rías SC y 5 puer­tas y mo­tor 1.4 TSI de 150 CV, al que se su­ma­ría en 2010 el FR TDI de 143 CV. Cul­mi­na­ron las ga­mas de­por­ti­vas las ver­sio­nes Bo­ca­ne­gra, un tri­bu­to al mí­ti­co de­por­ti­vo de los se­ten­ta, el SEAT 1200 Sport, alias “Bo­ca­ne­gra”.

Es­te gui­ño al pa­sa­do de la mar­ca cie­rra – de mo­men­to– el círcu­lo de la his­to­ria del Ibi­za y le con­fie­re nue­vos bríos pa­ra afron­tar un fu­tu­ro que pro­me­te ser aún más prós­pe­ro, so­bre la ba­se de es­tos tres de­ce­nios de éxi­tos.

Arri­ba: las cua­tro ge­ne­ra­cio­nes, con el Ibi­za más re­cien­te en pri­mer tér­mino. Dcha.: la ori­gi­nal ga­ma de to­nos pas­tel que es­tre­nó el Ibi­za II. Aba­jo: las tres ge­ne­ra­cio­nes más re­cien­tes: el Ibi­za II (fo­to 1); el re­di­se­ño de 1999 del Ibi­za II (fo­to 2);...

1

3

4

2

Arri­ba: el Ibi­za de 1984 dio el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a una his­to­ria que ya acu­mu­la tres de­ce­nios. Arri­ba iz­da.: el lo­go del 30.º aniver­sa­rio que lu­ce la edi­ción li­mi­ta­da del Ibi­za IV

El pri­mer Ibi­za sa­lió de la ca­de­na de mon­ta­je de la Zo­na Fran­ca de Bar­ce­lo­na el 27 de abril de 1984

El Ibi­za tam­bién vi­vió una destacada odi­sea de­por­ti­va, con tres tí­tu­los mun­dia­les del cam­peo­na­to FIA 2 Li­tros en el mun­dial de ra­llies

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.