Ford Granada 2.8i Ghia

Clasicos Exclusivos - - THE IMITATION GAME -

El Granada re­pre­sen­ta­ba la pro­por­ción de ven­tas de co­ches gran­des que to­do el mun­do desea­ba. Tu­vo éxi­to don­de los otros fa­lla­ron, no por­que su­pu­sie­ra nin­gu­na re­ve­la­ción téc­ni­ca sino por­que era un pro­duc­to in­ge­nia­do ade­cua­da­men­te tras un ex­haus­ti­vo es­tu­dio de mer­ca­do. Des­de los mo­de­los mo­de­ra­dos de 2 li­tros pa­san­do por los V6 de 2.3 y 2.8 has­ta el di­mi­nu­to Ghia 2.8 de in­yec­ción, la se­gun­da ge­ne­ra­ción de Granada ofre­cía una va­rie­dad es­tu­dia­da pa­ra las ex­pec­ta­ti­vas de los com­pra­do­res y evo­lu­cio­nó en un per­fec­to ca­li­bra­do de pre­cio, as­pec­to y ren­di­mien­to. El di­se­ño con­ci­so de tres vo­lú­me­nes – pre­sen­ta­do en 1977- ha en­ve­je­ci­do re­mar­ca­da­men­te bien, es­pe­cial­men­te en su for­ma ori­gi­nal.

Hoy, cual­quier an­ciano Granada es el ti­po de clá­si­co obre­ro que tien­de a im­pre­sio­nar só­lo a hom­bres en fur­go­ne­tas blan­cas; en cier­to mo­do des­pier­tan la nos­tal­gia en­tre un pú­bli­co for­ma­do pre­do­mi­nan­te­men­te por hom­bres blan­cos de cla­se tra­ba­ja­do­ra. Pe­ro si nos tras­la­da­mos 30 años atrás,

70

Clá­si­cos Ex­clu­si­vos el Mk2 Granada Ghia era una má­qui­na real­men­te ele­gan­te y so­fis­ti­ca­da que po­día desafiar a cual­quier BMW de Se­rie 5. La ma­yo­ría de la gen­te sa­bía que se fa­bri­ca­ba en Ale­ma­nia, así que pa­re­cía in­mu­ne a la ima­gen azo­ta­da por las huel­gas de la com­pe­ten­cia bri­tá­ni­ca.

Sus aca­ba­dos y su con­duc­ción no ne­ce­si­ta­ban ex­cu­sas. Eso to­da­vía se no­ta en nues­tro co­che de 1980. Le que­dan bien los mé­tri­cos (y aho­ra bru­tal­men­te ca­ros) neu­má­ti­cos Mi­che­lin TRX que for­ma­ban par­te del pa­que­te Ghia. Fue­ron una no­ve­dad en su mo­men­to y pro­por­cio­na­ban un aga­rre por en­ci­ma de la me­dia en el Granada de fi­nos mo­da­les. As­pi­ra­ba a es­tán­da­res de atrac­ti­vo pa­ra atraer a con­duc­to­res de BMW y Mer­ce­des, aun­que su pre­cio es­ta­ba a la al­tu­ra de los Renault de ga­ma al­ta y los Ro­ver V8. Los ta­qués ac­cio­na­dos por al­za­vál­vu­las emi­ten un so­ni­do po­co aris­to­crá­ti­co en mar­chas cor­tas, pe­ro la in­yec­ción Bosch le pro­por­cio­na una con­duc­ción per­fec­ta gra­cias a la ca­ja au­to­má­ti­ca C3. Por den­tro, las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.