Apa­re­ce a la ven­ta el Fe­rra­ri Tes­ta­ros­sa blan­co de Mia­mi Vi­ce

Una de las pie­zas más re­co­no­ci­bles del mun­do del mo­tor apa­re­ce sor­pre­si­va­men­te a la ven­ta en eBay.

Clasicos Exclusivos - - REPORTAJE - TEX­TO SER­GIO J. CA­BRE­RA

El Fe­rra­ri Tes­ta­ros­sa fue pro­ta­go­nis­ta in­dis­cu­ti­ble de la dé­ca­da de los 80 des­de su mis­mí­si­mo na­ci­mien­to en el Sa­lón de París de 1984, pe­ro fue su es­te­lar apa­ri­ción en l a se­rie de Mi­chael Mann, Co­rrup­ción en Mia­mi en nues­tro país, la que gra­bó a fue­go las imá­ge­nes más ní­ti­das del mo­de­lo pa­ra el pú­bli­co de to­da una ge­ne­ra­ción.

Re­cien­te­men­te, apa­re­ció a la ven­ta en el por­tal eBay una de las dos uni­da­des em­plea­das en la rea­li­za­ción de la se­rie, en un es­ta­do ge­ne­ral bas­tan­te acep­ta­ble, por lo que de­jan en­tre­ver las imá­ge­nes, que se su­po­nen re­cien­tes.

Ofer­ta­do en prin­ci­pio a un al­tí­si­mo pre­cio de 1.750.000 dó­la­res, lo que vie­nen a ser más de 1.560.000 eu­ros, es­tá muy por en­ci­ma de los va­lo­res ha­bi­tua­les ob­te­ni­dos en ejem­pla­res en me­jor es­ta­do de es­te mo­de­lo.

Pues­to a la ven­ta en enero de 2015, a pre­cio ce­rra­do, el ven­de­dor se ha vis­to obli­ga­do a re­no­var el anun­cio en va­rias oca­sio­nes, ac­tual­men­te ya se en­cuen­tra ce­rra­do el pro­ce­so de ven­ta, al pa­re­cer sin éxi­to.

El pre­cio sin du­da es de­ma­sia­do ele­va­do da­do el es­ta­do ac­tual del ejem­plar, a pe­sar del co­no­ci­do ape­ti­to del pú­bli­co es­ta­dou­ni­den­se por to­do lo que pro­ven­ga del mun­do del ci­ne y la te­le­vi­sión.

Ori­gi­nal­men­te, en la se­rie se em­plea­ba una ré­pli­ca de co­lor ne­gro del Fe­rra­ri 365 GTS/4 Day­to­na spi­der, cons­trui­do so­bre ba­se Che­vro­let Cor­vet­te, lo que lle­vó a en­ga­ño a bue­na par­te del pú­bli­co es­pa­ñol más jo­ven, ya que par­te de la pren­sa de la épo­ca, pro­ba­ble­men­te de­bi­do a una ma­la tra­duc­ción, des­cri­bió el mo­de­lo como Cor­vet­te, en lu­gar del mo­de­lo que re­pre­sen­ta­ba ex­te­rior­men­te su carrocería.

La his­to­ria di­ce que el mis­mo En­zo Fe­rra­ri se en­fu­re­ció al ver que la ré­pli­ca que apa­re­cía en la pan­ta­lla mon­ta­ba los em­ble­mas de su ama­da mar­ca, por lo que de­man­dó a la com­pa­ñía res­pon­sa­ble, a la que hi­zo in­clu­so des­truir por com­ple­to la ré­pli­ca, he­cho que fue re­pre­sen-

ta­do en una de las es­ce­nas de la se­rie, pa­ra más tar­de em­plear el más re­cien­te mo­de­lo de Ma­ra­ne­llo, pre­sen­ta­do dos años an­tes.

Ori­gi­nal­men­te se em­plea­ron dos uni­da­des pa­ra el ro­da­je de la se­rie, am­bas lle­ga­das de fá­bri­ca de co­lor ne­gro y re­pin­ta­das más ade­lan­te en blan­co, por de­ci­sión de pro­pio Mi­chael Mann pa­ra que pu­die­ran ser vis­tas con ma­yor ni­ti­dez en las es­ce­nas de per­se­cu­cio­nes noc­tur­nas. Am­bos ejem­pla­res con­ta­ban con las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de la pri­me­ra se­rie, la más co­ti­za­da hoy día y que ra­ra­men­te con­ser­van su par­ti­cu­la­ri­dad más des­ta­ca­da, el es­pe­jo re­tro­vi- sor úni­co ins­ta­la­do en me­dio del mon­tan­te de­lan­te­ro, uni­da­des que re­ci­ben el nom­bre de mo­nos­pec­chio.

Ade­más cuen­ta con va­rias pla­cas iden­ti­fi­ca­ti­vas al pa­re­cer ins­ta­la­das por el es­tu­dio, pa­ra iden­ti­fi­car las uni­da­des.

El ven­de­dor no acla­ra­ba en el anun­cio el his­to­rial de pro­pie­dad del mo­de­lo, que acu­mu­la ya unos 25.750 ki­ló­me­tros, afir­man­do ade­más en la des­crip­ción de la ofer­ta que tam­bién po­see el Tes­ta­ros­sa del pro­pio pro­duc­tor de la se­rie, Mi­chael Mann, es­te ejem­plar de co­lor azul.

In­de­pen­dien­te­men­te del pre­cio, lo cier­to es que no de­ja de ser to­da una jo­ya de la his­to­ria de la mar­ca, no so­lo por su con­di­ción de per­te­ne­cer a la pri­me­ra y más ra­ra se­rie del mo­de­lo, de las que po­cas que­dan con su con­fi­gu­ra­ción ori­gi­nal ya que la in­men­sa ma­yo­ría de pro­pie­ta­rios op­ta­ban por ins­ta­lar el se­gun­do es­pe­jo re­tro­vi­sor, sino por que se tra­ta de la uni­dad más cé­le­bre y re­co­no­ci­ble del Tes­ta­ros­sa de to­dos los tiem­pos. Pue­des leer más ar­tícu­los de Ser­gio J. Ca­bre­ra en: http://www.mo­tory­ra­cing.com/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.