Afec apues­ta por la bom­ba de ca­lor pa­ra el con­fort tér­mi­co en in­te­rio­res

ClimaNoticias - - Actualidad -

Cuan­do ha­bla­mos de ai­re in­te­rior nos re­fe­ri­mos al ‘ai­re am­bien­te' del in­te­rior de vi­vien­das y de edi­fi­cios de uso pú­bli­co co­mo co­le­gios, hos­pi­ta­les, ofi­ci­nas, cen­tros co­mer­cia­les, et­cé­te­ra, se­gún la Aso­cia­ción de Fa­bri­can­tes de Equi­pos de Cli­ma­ti­za­ción (Afec). Pa­ra que exis­ta una bue­na ca­li­dad del ai­re in­te­rior, ex­pli­can sus res­pon­sa­bles, se tie­nen que te­ner en cuen­ta tres as­pec­tos que in­flu­yen, di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, en las per­so­nas: fac­to­res fí­si­cos, con­ta­mi­nan­tes quí­mi­cos y agen­tes pa­tó­ge­nos.

Los fac­to­res fí­si­cos afec­tan al con­fort y es­tán re­la­cio­na­dos, prin­ci­pal­men­te, con la hu­me­dad re­la­ti­va, la ve­lo­ci­dad me­dia del ai­re y la tem­pe­ra­tu­ra. En­tre los con­ta­mi­nan­tes quí­mi­cos, se en­cuen­tran el dió­xi­do de car­bono (in­di­ca­ti­vo de in­su­fi­cien­te ai­re de re­no­va­ción en el in­te­rior), mo­nó­xi­do de car­bono, dió­xi­do de azu­fre, com­pues­tos or­gá­ni­cos vo­lá­ti­les, par­tí­cu­las en sus­pen­sión, ozono, ra­dón, et­cé­te­ra. Y los agen­tes pa­tó­ge­nos pue­den ser hon­gos, vi­rus, bac­te­rias, et­cé­te­ra. Es en el pri­me­ro de es­tos as­pec­tos don­de la tec­no­lo­gía bom­ba de ca­lor tie­ne un im­por­tan­te pro­ta­go­nis­mo: “en los am­bien­tes in­te­rio­res el con­fort se con­si­gue con los equi­pos de cli­ma­ti­za­ción (calefacción y/o re­fri­ge­ra­ción), co­mo pue­de ser la tec­no­lo­gía bom­ba de ca­lor y una ven­ti­la­ción ade­cua­da. Pa­ra que ha­ya un con­fort tér­mi­co en un am­bien­te in­te­rior, la ma­yo­ría de las per­so­nas que lo ha­bi­tan de­ben per­ci­bir una sen­sa­ción de bie­nes­tar ge­ne­ral de hu­me­dad y tem­pe­ra­tu­ra. El con­fort tér­mi­co sig­ni­fi­ca sen­tir­se bien des­de el pun­to de vis­ta del am­bien­te hi­gro­tér­mi­co ex­te­rior a la per­so­na”.

Afec se­ña­la que los equi­pos bom­ba de ca­lor con­tri­bu­yen a con­se­guir el con­fort, que vie­ne da­do por el ba­lan­ce tér­mi­co del cuer­po con el en­torno. Es de­cir, una per­so­na sen­ti­rá con­fort cuan­do el ca­lor in­terno ge­ne­ra­do y las pér­di­das por eva­po­ra­ción de su cuer­po se com­pen­sen con las pér­di­das o ga­nan­cias por ca­lor la­ten­te, sen­si­ble o ra­dian­te con res­pec­to al en­torno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.