RE­NO­VA­BLES

ClimaNoticias - - Sumario -

¿Tie­ne fu­tu­ro el au­to­con­su­mo en Es­pa­ña?

¿Sa­be la gen­te lo que es el au­to­con­su­mo y lo que sig­ni­fi­ca? ¿Fo­men­tan los par­ti­dos po­lí­ti­cos ma­yo­ri­ta­rios un cam­bio del modelo ener­gé­ti­co que po­ten­cie las re­no­va­bles? ¿Es ra­zo­na­ble la política de in­cen­ti­vos pú­bli­cos a las ins­ta­la­cio­nes de ener­gías re­no­va­bles? En to­dos es­tos ca­sos la res­pues­ta, to­da­vía, es no. Vea­mos el por­qué.

Si bien es cier­to que exis­te el mar­co re­gu­la­to­rio del Real De­cre­to 900/2015, en el que se es­ta­ble­cen las con­di­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas, téc­ni­cas y eco­nó­mi­cas que ri­gen el su­mi­nis­tro de ener­gía eléc­tri­ca con au­to­con­su­mo, no lo es me­nos que se pre­ci­san mu­chos cam­bios pa­ra pro­mo­ver el avan­ce de las re­no­va­bles. Ur­gen cam­bios y qui­zás la de­ro­ga­ción for­mal del lla­ma­do ‘Im­pues­to al sol’ se­ría el más sim­bó­li­co, no tan­to por sus efec­tos prác­ti­cos sino por la des­pro­por­cio­na­da con­tri­bu­ción que ha te­ni­do a una fo­to­ge­nia so­cial ne­ga­ti­va del modelo. Una vez más, cuan­do es­tán los ciu­da­da­nos por me­dio (y lo es­tán siem­pre), lo que las co­sas re­pre­sen­tan es más im­por­tan­te que lo que las co­sas

LOS PRE­CIOS DE LOS COM­PO­NEN­TES DE APA­RA­TOS DE AU­TO­CON­SU­MO SON CA­DA VEZ ME­NO­RES Y SUS RENDIMIENTOS Y GARANTÍAS MA­YO­RES

son, y hay per­cep­cio­nes más da­ñi­nas que las reali­da­des en las que su­pues­ta­men­te se an­clan. En la prác­ti­ca, la ‘tra­mi­to­lo­gía’ del au­to­con­su­mo fo­to­vol­tai­co tam­bién con­tri­bu­ye a ese de­te­rio­ro del mo­do en que los ciu­da­da­nos per­ci­ben la ener­gía fo­to­vol­tai­ca. Las po­lí­ti­cas de sub­ven­cio­nes a las ins­ta­la­cio­nes do­més­ti­cas son errá­ti­cas, por no de­cir caó­ti­cas, ade­más de es­ca­sa­men­te pla­ni­fi­ca­das y me­di­das. Los pro­ce­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra dar de al­ta las ins­ta­la­cio­nes lo son tam­bién. Ha­bla­mos de ám­bi­tos com­pe­ten­cia­les trans­fe­ri­dos que mues­tran en la prác­ti­ca la enor­me di­ver­si­dad (o dis­pa­ri­dad) con que unas co­mu­ni­da­des y otras ven el pro­ble­ma de la ener­gía y la proac­ti­vi­dad con que ac­túan fren­te a él. Des­de pres­crip­ción ac­ti­va y sub­ven­ción de ins­ta­la­cio­nes, has­ta la más ab­so­lu­ta in­di­fe­ren­cia o pa­si­vi­dad.

El pa­pel de la so­cie­dad, el más crí­ti­co Po­si­ble­men­te, el ali­nea­mien­to de po­lí­ti­cas ener­gé­ti­cas au­to­nó­mi­cas en una es­tra­te­gia de Es­ta­do ser­vi­ría pa­ra que to­da la or­ques­ta au­to­nó­mi­ca to­ca­se la mis­ma par­ti­tu­ra o, al me­nos, lo in­ten­ta­se. Mien­tras tan­to, es­ta­re­mos al al­bur del elec­to­ra­lis­mo, la opor­tu­ni­dad pre­su­pues­ta­ria o la con­ve­nien­cia política en un asun­to que es esen­cial­men­te cien­tí­fi­co y téc­ni­co y que de­bie­ra ser trans­ver­sal pa­ra los par­ti­dos, pues lo es, de he­cho, pa­ra la so­cie­dad, pa­ra la Hu­ma­ni­dad.

La in­dus­tria de los apa­ra­tos de au­to­con­su­mo tam­bién tie­ne su lu­cha y la es­tá li­bran­do ca­da vez me­jor. Los pre­cios de to­dos sus com­po­nen­tes (pa­ne­les y ba­te­rías fo­to­vol­tai­cos) son ca­da vez me­no­res y sus rendimientos y garantías ca­da vez ma­yo­res. Po­cas in­dus­trias tec­no­ló­gi­cas con­cen­tran tan­ta ac­ti­vi­dad de I+D+I, tan­tos re­cur­sos eco­nó­mi­cos en por­cen­ta­je de Ebitda y tan­to ta­len­to cien­tí­fi­co-téc­ni­co e in­dus­trial co­mo la nues­tra.

Y la so­cie­dad tam­bién tie­ne su pa­pel, y es (de he­cho) el más crí­ti­co. El día en que la con­cien­cia­ción ciu­da­da­na al­can­ce el ni­vel de alar­ma que la gra­ve­dad del pro­ble­ma cli­má­ti­co de­man­da to­do irá ne­ce­sa­ria­men­te me­jor. Las pro­pues­tas po­lí­ti­cas fren­te al pro­ble­ma de la ener­gía pa­sa­rán de ser una anéc­do­ta en los pro­gra­mas

LA ENER­GÍA FO­TO­VOL­TAI­CA ES LA ÚNI­CA OP­CIÓN AC­CE­SI­BLE Y SOS­TE­NI­BLE FREN­TE AL CAOS CONTAMINANTE DE LA GE­NE­RA­CIÓN ELÉC­TRI­CA POR COMBUSTIÓN DE RE­CUR­SOS FÓSILES

elec­to­ra­les que na­die lee a ser una exi­gen­cia so­cial de pri­mer or­den por las que el ciu­da­dano pe­di­rá cuen­tas, pre­mia­rá o cas­ti­ga­rá. Es im­pres­cin­di­ble de­cir­le a la so­cie­dad que es po­si­ble una res­pues­ta in­di­vi­dual an­te el cam­bio cli­má­ti­co, que tie­ne sen­ti­do que ca­da ho­gar que pue­da se lo plan­tee, que to­do su­ma, y que ca­da to­ne­la­da de CO2 que evi­ta­mos emi­tir es una pe­que­ña ba­ta­lla ga­na­da y no una anéc­do­ta inú­til. No pue­de ser que los ciu­da­da­nos se sien­tan per­de­do­res de una gue­rra en la que son in­sig­ni­fi­can­tes e inú­ti­les, pues la gue­rra com­pe­te a los es­ta­dos. Eso nos lle­va­rá a una in­di­fe­ren­cia re­sig­na­da le­tal. Por eso es tam­bién im­pres­cin­di­ble que em­pe­ce­mos es­ta trans­for­ma­ción de las creen­cias ciu­da­da­nas des­de la es­cue­la y la fa­mi­lia, me­jo­ran­do la edu­ca­ción me­dioam­bien­tal que re­ci­ben nues­tros hi­jos. No co­mo una asig­na­tu­ra sino, más tras­cen­den­te aún, co­mo uno de los com­po­nen­tes prin­ci­pa­les del ar­ma­zón cul­tu­ral que desea­mos que nues­tros hi­jos ten­gan. Cul­tu­ra de ci­vi­li­dad y ciu­da­da­nía que na­ce de una in­ter­pre­ta­ción res­pon­sa­ble y res­pe­tuo­sa de la re­la­ción del hom­bre con su en­torno so­cial y na­tu­ral.

Ex­ce­len­tes no­ti­cias

La tec­no­lo­gía ha avan­za­do mu­cho y nos ha da­do ex­ce­len­tes no­ti­cias. La ener­gía so­lar fo­to­vol­tai­ca es la más ba­ra­ta del mun­do. No hay mo­do más eco­nó­mi­co de ge­ne­rar elec­tri­ci­dad que en don­de el sol bri­lle abun­dan­te­men­te, co­mo en gran par­te de Es­pa­ña. De to­da la nue­va ca­pa­ci­dad de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca en el mun­do, la fo­to­vol­tai­ca ha si­do la que más se ha ins­ta­la­do en los úl­ti­mos años. En 2016 se ins­ta­la­ron 75 GW y en 2017, 100: un cre­ci­mien­to del 33%. Ya hay 400 GW en fun­cio­na­mien­to y se es­pe­ra lle­gar a 30.000 en 2040, la mi­tad en re­des des­cen­tra­li­za­das en las que la acu­mu­la­ción ju­ga­rá un im­por­tan­te pa­pel. La tec­no­lo­gía de acu­mu­la­ción con ba­te­rías in­te­li­gen­tes de ion-li­tio, así co­mo la de ge­ne­ra­ción con pa­ne­les de do­ble vi­drio, per­mi­te un au­to­con­su­mo al más al­to ni­vel de con­fort, efi­cien­cia y se­gu­ri­dad. Tan­to en el ho­gar co­mo en na­ves in­dus­tria­les, ins­ta­la­cio­nes agrí­co­las o pe­cua­rias, rie­gos, ofi­ci­nas, po­li­de­por­ti­vos, al­ma­ce­nes o cual­quier ti­po de es­truc­tu­ra que con­su­ma ener­gía eléc­tri­ca. Ya na­die ha­bla­ría hoy de la ener­gía fo­to­vol­tai­ca co­mo una ener­gía al­ter­na­ti­va. De he­cho, es la úni­ca op­ción ac­ce­si­ble y sos­te­ni­ble fren­te al caos contaminante de la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca por combustión de re­cur­sos fósiles y -por si eso fue­ra po­co – la más ba­ra­ta. ¿Po­de­mos en­ton­ces ha­blar de que el au­to­con­su­mo tie­ne fu­tu­ro? Ro­tun­da­men­te sí. Quie­nes co­no­ce­mos bien el sec­tor so­mos op­ti­mis­tas y cree­mos que si se agi­li­zan o, me­jor, se eliminan los trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos pa­ra fa­ci­li­tar las ins­ta­la­cio­nes, se de­rri­ban los fal­sos mi­tos que la opi­nión pú­bli­ca tie­ne acer­ca de la ener­gía fo­to­vol­tai­ca, si se im­pul­sa una edu­ca­ción me­dioam­bien­tal ra­zo­na­ble, si se de­ro­gan nor­mas co­mo el im­pues­to al sol, co­mo ha pres­cri­to ya la UE y si des­plie­gan po­lí­ti­cas in­te­li­gen­tes de ayu­das al au­to­con­su­mo, el fu­tu­ro del sec­tor es­tá ase­gu­ra­do y se­rá bri­llan­te. Por úl­ti­mo, no po­de­mos ol­vi­dar que to­do es­to tie­ne un sen­ti­do tras­cen­den­te. No es una gue­rra en­tre in­dus­trias. Pro­mo­ver el au­to­con­su­mo eléc­tri­co pre­ten­de migrar ha­cia un modelo ener­gé­ti­co des­cen­tra­li­za­do y sos­te­ni­ble que nos per­mi­ta de­jar a nues­tros hi­jos un pla­ne­ta igual o me­jor que el que no­so­tros re­ci­bi­mos.

PRO­MO­VER EL AU­TO­CON­SU­MO ELÉC­TRI­CO PRE­TEN­DE MIGRAR HA­CIA UN MODELO ENER­GÉ­TI­CO DES­CEN­TRA­LI­ZA­DO Y SOS­TE­NI­BLE

Por Er­nes­to Ma­cíasDi­rec­tor ge­ne­ral deSo­lar­watt Es­pa­ña

No hay mo­do más eco­nó­mi­code ge­ne­rar elec­tri­ci­dad que en don­de el sol bri­lleabun­dan­te­men­te.

Es im­pres­cin­di­ble de­cir­le a la so­cie­dad que es po­si­ble una res­pues­ta in­di­vi­dual an­te elcam­bio cli­má­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.