HOS­PI­TAL SOS­TE­NI­BLE

El si­guien­te ar­tícu­lo de­ta­lla un ca­so de éxi­to en un van­guar­dis­ta hos­pi­tal ita­liano con la in­ter­ven­ción de Ca­rel, quien con Hu­mi­fog ha ofre­ci­do una so­lu­ción pa­ra el con­trol de la hu­me­dad del ai­re que ha re­du­ci­do el con­su­mo ener­gé­ti­co del cen­tro sa­ni­ta­rio

ClimaNoticias - - Sumario -

Con­trol de la hu­me­dad y aho­rro ener­gé­ti­co

El hos­pi­tal de Thie­ne-schio, ubi­ca­do en la lo­ca­li­dad ita­lia­na de San­tor­so, fue inau­gu­ra­do en el año 2012. So­bre un área de 86.000 m2 y con una su­per­fi­cie de 69.000 m2, cuen­ta con 280 es­tan­cias, to­das con un má­xi­mo de dos ca­mas y con una zo­na de­di­ca­da a la fa­mi­lia con el ob­je­ti­vo de con­se­guir el má­xi­mo con­fort pa­ra el pa­cien­te y sus fa­mi­lia­res. La es­truc­tu­ra, mo­der­na y fun­cio­nal, se ba­sa en las ne­ce­si­da­des de cui­da­do del pa­cien­te.

El edi­fi­cio es­tá cons­trui­do des­de una óp­ti­ca “ver­de”, tie­ne ca­le­fac­ción cen­tral de ter­mo-desa­rro­llo pa­ra re­ca­len­tar el agua a 120 ºc pa­ra uti­li­zar­la en en­tor­nos sa­ni­ta­rios, a la vez que se uti­li­za pa­ra la ca­le­fac­ción en in­vierno y en ve­rano se re­fri­ge­ra me­dian­te un sis­te­ma de ab­sor­ción. La ener­gía eléc­tri­ca se pro­du­ce en par­te por me­dio de una ins­ta­la­ción fo­to­vol­tai­ca, el agua de llu­via se re­cu­pe­ra pa­ra re­gar las zo­nas ver­des y la cen­tral de co­ge­ne­ra­ción de gas me­tano es con­for­me a las fuen­tes re­no­va­bles de ener­gía del ar­tícu­lo 1 de la Ley 10/91. Co­mo par­te de es­ta vi­sión in­no­va­do­ra de la cons­truc­ción en­fo­ca­da al aho­rro ener­gé­ti­co, se eli­ge el Hu­mi­fog de Ca­rel, ya que con­su­me so­lo 4 W de po­ten­cia por li­tro/ho­ra, me­nos del 1% que cual­quier hu­mi­di­fi­ca­dor a va­por.

Es­te aho­rro ener­gé­ti­co se con­si­gue gra­cias al pro­ce­so adia­bá­ti­co, que hu­mec­ta el ai­re con­su­mien­do so­lo la po­ca ener­gía ne­ce­sa­ria pa­ra lle­var el agua a la pre­sión de 70 bar, lo que per­mi­te un sig­ni­fi­ca­ti­vo aho­rro económico y ener­gé­ti­co. El Hu­mi­fog mul­ti­zo­na, que per­mi­te hu­mi­di­fi­car dis­tin­tos am­bien­tes, ga­ran­ti­za un aho­rro adi­cio­nal co­nec­tan­do va­rios sis­te­mas de dis­tri­bu­ción a una úni­ca es­ta­ción de bom­beo.

Hu­mec­ta­ción con con­su­mos muy re­du­ci­dos Ga­ran­ti­zar las con­di­cio­nes óp­ti­mas de con­fort en un hos­pi­tal es fun­da­men­tal. Es­te se al­can­za tam­bién por me­dio de la ca­li­dad del ai­re, que ase­gu­ra el con­fort de las per­so­nas, tan­to pa­cien­tes co­mo tra­ba­ja­do­res o vi­si­tan­tes.

Es así im­por­tan­te ga­ran­ti­zar el man­te­ni­mien­to de los pa­rá­me­tros óp­ti­mos de hu­me­dad del ai­re con un cos­te ener­gé­ti­co ba­jo res­pec­to a otras tec­no­lo­gías.

La hu­me­dad de­be man­te­ner­se en­tre un 40% y un 60%. Va­lo­res in­fe­rio­res, por ejem­plo los cau­sa­dos por el sis­te­ma de ca­le­fac­ción du­ran­te el in­vierno, pue­den pro­vo­car pro­ble­mas en el apa­ra­to res­pi­ra­to­rio, en los ojos, en la piel, en la na­riz y en la bo­ca. Un ai­re de­ma­sia­do se­co au­men­ta ade­más el ries­go de des­car­gas elec­tros­tá­ti­cas, que pue-

den ser pe­li­gro­sas pa­ra las per­so­nas y pa­ra los apa­ra­tos elec­tró­ni­cos.

Por su par­te, un ai­re de­ma­sia­do hú­me­do fa­vo­re­ce la pro­li­fe­ra­ción de bac­te­rias y vi­rus, si­tua­ción pe­li­gro­sa en un am­bien­te ocu­pa­do por per­so­nas en con­di­cio­nes de sa­lud ya pre­ca­rias.

Es cla­ve ase­gu­rar las con­di­cio­nes de hu­me­dad e hi­gie­ne ne­ce­sa­rias pa­ra el con­fort y pa­ra la sa­lud de las per­so­nas, gra­cias al uso de agua des­mi­ne­ra­li­za­da, a los ci­clos de la­va­do au­to­ma­ti­za­dos, al sis­te­ma de dre­na­je y al uso de ma­te­ria­les inoxi­da­bles.

Aho­rro ener­gé­ti­co con hu­mi­di­fi­ca­ción adia­bá­ti­ca

La fi­lo­so­fía de la cons­truc­ción sos­te­ni­ble y de re­duc­ción de los con­su­mos que ha orien­ta­do la cons­truc­ción de es­te nue­vo hos­pi­tal es el ori­gen de la elec­ción del Hu­mi­fog pa­ra el con­trol de la hu­me­dad del ai­re. El pro­ce­so adia­bá­ti­co per­mi­te lle­var el ai­re al ni­vel de hu­me­dad desea­do me­dian­te un con­su­mo ener­gé­ti­co ba­jí­si­mo, ya que la úni­ca ener­gía re­que­ri­da es la ne­ce­sa­ria pa­ra que la bom­ba pue­da pre­su­ri­zar el agua. Es­ta, ne­bu­li­za­da en el ai­re en fi­ní­si­mas go­tas, cam­bia de es­ta­do (lí­qui­do a va­por) a ex­pen­sas de la ener­gía del ai­re, que al ce­der ca­lor sen­si­ble al agua ha­ce que es­ta se eva­po­re.

La so­lu­ción pue­de ser aún más sos­te­ni­ble uti­li­zan­do Hu­mi­fog mul­ti­zo­na, don­de la es­ta­ción de bom­beo más­ter dis­tri­bu­ye el agua pre­su­ri­za­da a los dis­tin­tos cua­dros es­cla­vo, los cua­les hu­mec­tan en ba­se a las exi­gen­cias del am­bien­te al que ali­men­tan. Se adap­ta a los dis­tin­tos am­bien­tes del hos­pi­tal y a las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de ca­da uno de es­tos, ase­gu­ran­do una hu­mi­di­fi­ca­ción pre­ci­sa e hi­gié­ni­ca ade­más de con­su­mos re­du­ci­dos. Me­dian­te su he­rra­mien­ta de di­men­sio­na­do, se cal­cu­la au­to­má­ti­ca­men­te, en fun­ción de las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes del pro­yec­to (tem­pe­ra­tu­ra y hu­me­dad re­la­ti­va an­tes y des­pués del hu­mi­di­fi­ca­dor y cau­dal de ai­re), las ca­rac­te­rís­ti­cas del equi­po de hu­mec­ta­ción com­ple­to que es di­men­sio­na­do se­gún el ta­ma­ño de la uni­dad de tra­ta­mien­to del ai­re: V Di­men­sio­nes de los bas­ti­do­res y nú­me­ro de ato­mi­za­do­res.

V Con­su­mo en tér­mi­nos de po­ten­cia eléc­tri­ca y de agua.

V Efi­cien­cia de sa­tu­ra­ción (has­ta el 95%).

V Car­ga de hu­mec­ta­ción.

V Po­ten­cia de re­fri­ge­ra­ción.

La com­pa­ñía su­mi­nis­tra to­dos los com­po­nen­tes ya pro­ba­dos y lis­tos pa­ra el en­sam­bla­je. Los bas­ti­do­res se ofre­cen de la me­di­da re­que­ri­da se­gún las di­men­sio­nes de los con­duc­tos, mien­tras que las vál­vu­las per­mi­ten pre­ci­sión en el con­trol de la hu­me­dad. Por su par­te, los ma­te­ria­les cer­ti­fi­ca­dos y el uso de agua des­mi­ne­ra­li­za­da ga­ran­ti­zan la hi­gie­ne del pro­duc­to.

El sis­te­ma su­mi­nis­tra­do con­sis­te en:

V Es­ta­ción de bom­beo con mo­du­la­ción con­ti­nua del cau­dal gra­cias al in­ver­ter.

V Bas­ti­dor con bo­qui­llas y vál­vu­las pre-en­sam­bla­das y pro­ba­das.

V Se­pa­ra­do­res de go­tas de ace­ro inoxi­da­ble pa­ra ins­ta­la­cio­nes cer­ti­fi­ca­das hi­gié­ni­cas.

V Con­tro­la­dor elec­tró­ni­co con in­ter­faz de usua­rio in­tui­ti­va.

V Sis­te­ma pa­ra el tra­ta­mien­to del agua (ós­mo­sis in­ver­sa).

En re­su­men...

El pro­yec­to ha si­do desa­rro­lla­do y rea­li­za­do con la in­ter­ven­ción con­jun­ta de Ca­rel, la Agen­cia Bis­sa­ro -in­te­gra­do­ra de sis­te­mas de Ca­rel- y Gem­mo Hol­ding Spa, que ha rea­li­za­do la ins­ta­la­ción. La so­lu­ción pa­ra el con­trol de la hu­me­dad del ai­re, Hu­mi­fog, re­du­ce drás­ti­ca­men­te los con­su­mos de ener­gía gra­cias al pro­ce­so adia­bá­ti­co en el cual el agua ab­sor­be la ener­gía ne­ce­sa­ria del ai­re pa­ra eva­po­rar.

En di­cho con­tex­to, su apli­ca­ción mul­ti­zo­na per­mi­te la op­ti­mi­za­ción de la ins­ta­la­ción pu­dien­do tra­tar si­mul­tá­nea­men­te y, de for­ma in­de­pen­dien­te, va­rias zo­nas -has­ta un má­xi­mo de 6- con una úni­ca es­ta­ción de bom­beo.

Es­ta re­duc­ción ex­tre­ma de los con­su­mos ha­ce del hu­mi­fog una so­lu­ción óp­ti­ma pa­ra un edi­fi­cio pen­sa­do pa­ra lo­grar el má­xi­mo aho­rro ener­gé­ti­co y la ma­yor re­duc­ción po­si­ble de los cos­tes de fun­cio­na­mien­to. Su cer­ti­fi­ca­ción hi­gié­ni­ca VDI6022 lo con­vier­te, ade­más, con­for­me pa­ra la apli­ca­ción en el ám­bi­to hos­pi­ta­la­rio.

De­ta­lle del hu­mi­fog de Ca­rel.

En es­te pro­yec­to se ins­ta­la­ron en to­tal 44 Hu­mi­fog de 100 kg/h a 460 kg/h, 16 Hu­mi­fog mul­ti­zo­na, ocho más­ter y ocho es­cla­vos.

Ins­ta­la­ción.Des­mi­ne­ra­li­za­dor por ós­mo­sis in­ver­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.