EL DA­TO

Clio Especial (Spain) - - CIUDADES MÍTICAS -

La de­no­mi­na­ción de “pu­ré­pe­cha” o “Pur­hé­pe­cher­hu” co­mo gen­ti­li­cio, se re­fie­re a aque­llos que vi­ven en el “lu­gar don­de vi­ven los “p’ur­hé”, si bien ellos se au­to­de­no­mi­nan co­mo pue­blo “p'ur­hé­pe­cha” y de for­ma in­di­vi­dual “p'ur­hé”, que sig­ni­fi­ca “gen­te” o “per­so­na”. En cuan­to a la pa­la­bra "ta­ras­co", una de las hi­pó­te­sis más ex­ten­di­das so­bre su ori­gen pro­ce­de de la épo­ca de la con­quis­ta es­pa­ño­la. Se­gún las cró­ni­cas re­co­gi­das en la Re­la­ción de Mi­choa­cán, los in­dí­ge­nas que ha­bi­ta­ban la re­gión pu­ré­pe­cha, re­ga­la­ron sus her­ma­nas a los es­pa­ño­les en se­ñal de agra­de­ci­mien­to por ha­ber de­rro­ca­do a sus acé­rri­mos enemi­gos los az­te­cas. Por es­ta ra­zón, cuan­do los his­pa­nos se mar­cha­ban de aque­lla zo­na, los lu­ga­re­ños se des­pe­dían de ellos di­cién­do­les "Tat­zi­kia tar­hash­kue­cha" que sig­ni­fi­ca “adiós cu­ña­dos”. De ahí que fi­nal­men­te se les lla­ma­se “tar­hash­kuas” o “ta­ras­cos”, y es­te nom­bre fue­se el em­plea­do tam­bién pa­ra de­sig­nar así a los pu­ré­pe­chas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.