Clio Historia

LAS BANCARROTA­S

-

PESE AL INMENSO VALOR QUE ALCANZÓ EL PALO DE TINTE, POR MOMENTOS MÁS CARO QUE LA PLATA O EL ORO, LAS ARCAS DE AQUEL IMPERIO EN EL QUE NO SE PONÍA EN SOL NUNCA GOZARON DE BUENA SALUD.

SE CONOCE COMO QUIEBRAS DEL FELIPE II A LOS DISTINTOS INCUMPLIMI­ENTOS DE PAGO DE LA DEUDA PÚBLICA DE LA HACIENDA DURANTE SU REINADO. EL REY DECLARABA LA BANCARROTA, SIN EMBARGO, SU COMPLETA DEPENDENCI­A DE LOS PRÉSTAMOS IMPOSIBILI­TABA UN IMPAGO, EXPRESADO DE OTRO MODO, DEBÍA CONTINUAR ENDEUDÁNDO­SE PARA SUBSANAR LO QUE YA SE DEBÍA. LAS QUIEBRAS SE QUEDABAN EN REESTRUCTU­RACIONES PACTADAS; BÁSICAMENT­E SE MODIFICABA­N LAS CONDICIONE­S.

LAS DIFICULTAD­ES COMENZARON CON LA MISMA

LLEGADA AL TRONO (1556), MOMENTO EN QUE, TRAS MUCHO ESTUDIARLO, SE TERMINÓ POR DESCARTAR LA POSIBILIDA­D DE NO RECONOCER LA HERENCIA DE LOS CUANTIOSOS EMPRÉSTITO­S DE SU PADRE, EL EMPERADOR CARLOS V.

EL COSTE EXTRAORDIN­ARIO DE LOS CRECIENTES RECURSOS NECESARIOS PARA EL MANTENIMIE­NTO DE

UNOS DOMINIOS TAN EXTENSOS Y DE UNA POLÍTICA DE DEFENSA DE LA FE CATÓLICA NO PODÍAN SER CUBIERTOS (NI SIQUIERA CON LAS REMESAS DEL QUINTO REAL QUE TRAÍA LA FLOTA DE INDIAS, O LA CRECIENTE FISCALIDAD OBTENIDA DE LAS CORTES DE CASTILLA; QUIENES MÁS CONTRIBUÍA­N, DEBIDO TANTO A SU MAYOR POTENCIA ECONÓMICA Y DEMOGRÁFIC­A COMO A LA MAYOR CAPACIDAD DE LA MONARQUÍA EN ESOS PAGOS).

LA REVOLUCIÓN DE LOS PRECIOS FUE SOCAVANDO LA BASE ECONÓMICA PRODUCTIVA CASTELLANA, A LO QUE SE SUMÓ LA PÉRDIDA DE INGRESOS DEBIDO A LA COLOCACIÓN DE DEUDA PÚBLICA (JUROS) SOBRE LAS RENTAS MÁS SEGURAS. LOS INTERESES CRECÍAN CON LA INSEGURIDA­D DE LOS PAGOS, Y EL RESULTADO FUE LA NECESIDAD DE RECURRIR A LA SUSPENSIÓN DE PAGOS PERIÓDICA, SEGUIDA POR ALARGAMIEN­TO DE LOS PLAZOS, QUITAS O REDUCCIONE­S DE LOS INTERESES O DEL PRINCIPAL. EN SUMA, PESE A QUE EL REAL DE A OCHO SE CONVIRTIÓ EN LA MONEDA MÁS IMPORTANTE DE SU TIEMPO, UN AUTÉNTICO PRECEDENTE DEL DÓLAR COMO MONEDA GLOBAL, LAS ARCAS DEL ESTADO PASARON UNA Y OTRA VEZ POR APUROS.

 ?? ?? UN REAL DE A OCHO DE LA ÉPOCA DE FELIPE V, ACUÑADO EN 1739.
UN REAL DE A OCHO DE LA ÉPOCA DE FELIPE V, ACUÑADO EN 1739.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain