Clio Historia

EL (MAL) GENIO DEL CHE

-

EN EL CAMPAMENTO BOLIVIANO DE ÑANCAHUAZI, LAS DIFICULTAD­ES EN UN ENTORNO TAN HOSTIL COMO LA SELVA, ASÍ COMO LA CARENCIA EN EL ABASTECIMI­ENTO DE VÍVERES (MÁS DE UNA

VEZ TUVIERON QUE SACRIFICAR ALGUNO DE

LOS CABALLOS), FUERON DETONANTES PARA NUMEROSOS CONFLICTOS ENTRE LOS GUERRILLER­OS QUE, FRUSTRADOS, YA EMPEZARON A DUDAR DE LA ESTRATEGIA DE “GUERRA DE GUERRILLAS”. AL CHE NO LE QUEDÓ MÁS REMEDIO QUE APLACAR ESTAS DIFERENCIA­S IMPONIENDO LA MÁS FÉRREA DISCIPLINA, CIRCUNSTAN­CIA QUE HIZO DESPLEGAR TODO SU MAL CARÁCTER.

EL GUERRILLER­O DANIEL ALARCÓN, ALIAS “BENIGNO”, DESCRIBE EN SUS MEMORIAS QUE EL CHE PODÍA SER JUSTO EN EL REPARTO DE LA COMIDA, PERO TAMBIÉN IMPLACABLE CON QUIEN MOSTRARA SIGNOS DE COBARDÍA O NO FUERA LO SUFICIENTE­MENTE DISCIPLINA­DO: “CUANDO NOSOTROS VEÍAMOS UN HOMBRE COMETER UN ERROR QUE A NOSOTROS NO NOS AGRADABA, PERO NO NOS ATREVÍAMOS A DECIRLO POR MIEDO A CUALQUIER REPRESALIA, VEÍAMOS QUE EL CHE COGÍA Y LE DECÍA: ‘ERES UN DESCARADO, ERES UN LADRÓN, ERES ESTO, ERES LO OTRO’. (…). ENTONCES NOSOTROS, LOS ANALFABETO­S, LOS QUE NO TENÍAMOS CASI NINGÚN TIPO DE IDEOLOGÍA, MIRÁBAMOS AQUELLO CASI COMO APLAUDIEND­O AL CHE, SIN DARNOS CUENTA DE QUE MUCHAS DE AQUELLAS COSAS DE IDEOLOGÍA Y DE PRINCIPIOS ÉL NO SE LAS EXPLICABA AL HOMBRE. ESO NO ERA MÁS QUE UNA FORMA DE APOYARSE EN SU MANDO Y AVASALLAR AL SUBALTERNO. NO PUEDO OCULTAR QUE, PARA MÍ, VERDADERAM­ENTE, ESO SON MANCHAS (DEFECTOS)”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain