LAS SS

Clio Seleccion - - EUROPA EXPANSIÓN NAZI -

LAS SS FUE UNA OR­GA­NI­ZA­CIÓN MI­LI­TAR, PO­LI­CIAL Y PO­LÍ­TI­CA AL SER­VI­CIO DE ADOLF HITLER Y EL PAR­TI­DO NACIONALSOCIALISTA. En un prin­ci­pio su mi­sión era pro­te­ger a las prin­ci­pa­les per­so­na­li­da­des na­zis, pe­ro cuan­do el par­ti­do se iden­ti­fi­có con la na­ción, las SS pa­sa­ron a en­car­gar­se de la se­gu­ri­dad in­te­rior del Reich. A la ca­be­za de es­ta or­ga­ni­za­ción que ter­mi­nó con­vir­tién­do­se en un Es­ta­do den­tro del pro­pio Es­ta­do, es­ta­ba el Reichs­füh­rer Hein­rich Himm­ler. Himm­ler era un re­co­no­ci­do antisemita y fé­rreo de­fen­sor de la ra­za aria, por lo que se fi­jó el ob­je­ti­vo de ha­cer de las SS una es­pe­cie de Or­den ra­cial pa­ra ase­gu­rar la pre­ser­va­ción de la pu­re­za de la san­gre aria. Los cri­te­rios ra­cia­les de Himm­ler, en el que se unían plan­tea­mien­tos pseu­do­cien­tí­fi­cos con otros que no pue­den ser ca­li­fi­ca­dos más que co­mo sim­ples enaje­na­cio­nes men­ta­les, lle­va­ron al Re­cihs­füh­rer a exi­gir a los can­di­da­tos pa­ra in­gre­sar en la Or­den una ta­lla de­ter­mi­na­da y otros ras­gos fí­si­cos tí­pi­cos de lo que él con­si­de­ra­ba la ra­za su­pe­rior. Cuan­do Hitler pu­so a Eu­ro­pa ba­jo sus pies, las SS ad­qui­rie­ron el mo­no­po­lio de las ta­reas de se­gu­ri­dad y de re­pre­sión, y, al si­tuar­se ca­si al mar­gen del Es­ta­do na­zi, fue­ron las en­car­ga­das de lle­var a ca­bo las ope­ra­cio­nes más in­dig­nas co­mo la de ex­ter­mi­nar a los ju­díos y re­du­cir a los “sub­hom­bres” del es­te a con­di­ción ser­vil, y de es­ta ma­ne­ra des­car­gar, a su ma­ne­ra, al Reich de res­pon­sa­bi­li­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.