Su­zu­ki Jimny

Vein­te años des­pués de la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y con una sa­ga con ca­si cin­cuen­ta años en el mer­ca­do, el Su­zu­ki Jimny si­gue más vi­vo que nun­ca, sien­do uno de los me­jo­res to­do­te­rreno pa­ra los afi­cio­na­dos de cul­to.

Coche Actual - - SUMARIO - RAÚL RONCERO rron­ce­ro@mpib.es FO­TOS: SU­ZU­KI

Es­truc­tu­ral y me­cá­ni­ca­men­te ca­pa­ci­ta­do pa­ra mo­ver­se don­de so­lo los au­tén­ti­cos to­do­te­rreno pue­den ha­cer­lo.

Se te po­drían ocu­rrir mil ma­ne­ras de ha­cer un nue­vo Jimny, pe­ro se­gu­ro que nin­gu­na me­jor a co­mo ya lo ha he­cho Su­zu­ki: man­te­nien­do lo me­jor de la ge­ne­ra­ción saliente, ha in­cor­po­ra­do evo­lu­cio­nes en se­gu­ri­dad y con­fort que no al­te­ran un ápi­ce sus cua­li­da­des fue­ra del as­fal­to, pe­ro sí me­jo­ran enor­me­men­te, den­tro de él, la ex­pe­rien­cia de con­duc­ción, usa­bi­li­dad y es­ta­bi­li­dad.

To­do­te­rreno pu­ro

El Jimny es hoy, más que nun­ca, una ra­ra avis, co­ches de los que ape­nas que­dan y cla­ra­men­te en­fo­ca­dos, no ya al cam­po, sino a los rin­co­nes más re­cón­di­tos, las ru­tas más exi­gen­tes y los afi­cio­na­dos más ex­tre­mos. Y es­tos es­tán de suer­te por­que Su­zu­ki ha es­pe­cia­li­za­do aún más al nue­vo Jimny. Man­tie­ne el cha­sis de lar­gue­ros y tra­ve­sa­ños y ejes rí­gi­dos en am­bos ejes, pe­ro la es­truc­tu­ra re­ci­be nue­vos re­fuer­zos en X en la zo­na de­lan­te­ra y tra­vie­sas de re­fuer­zo en la zo­na de­lan­te­ra y tra­se­ra, así que, de par­ti­da, tie­ne ri­gi­dez tor­sio­nal. Ocho nue­vos si­lent­bloks re­ci­ben la ca­rro­ce­ría so­bre los lar­gue­ros, con lo que se con­si­gue un me­jor ais­la­mien­to y con­fort, pe­ro tam­bién la es­ta­bi­li­za­do­ra de­lan­te­ra tie­ne ma­yor gro­sor, se re­vi­san co­tas y lle­gan un pa­que­te elec­tró­ni­co que cu­bre, y muy bien, por lo que pu­di­mos com­pro­bar, las ne­ce­si­da­des en ca­rre­te­ra. Va­le, el Jimny si­gue te­nien­do una con­duc­ción «pe­cu­liar»,

pe­ro ol­ví­da­te de reac­cio­nes trai­cio­ne­ras al cam­biar brus­ca­men­te de di­rec­ción o fre­nar fuer­te y de re­pen­te en apo­yo. En ca­rre­te­ra, su len­ta di­rec­ción ca­si pa­re­ce ne­ce­sa­ria en un co­che tan cor­to de ba­ta­lla y más al­to que an­cho, aun­que en cam­po sí pue­de ser un hán­di­cap y te obli­ga­rá a ma­no­tear de­ma­sia­do en el vo­lan­te.

Ex­po­nen­cial­men­te me­jor

Re­duc­to­res de ve­lo­ci­dad, as­fal­to muy ro­to, ba­ches de cual­quier ti­po... Lo que ima­gi­nes, el Jimny lo ab­sor­be con mu­cha ma­yor ca­li­dad que an­tes, sien­do un co­che per­fec­ta­men­te uti­li­za­ble a dia­rio por cual­quier re­co­rri­do. Ade­más, el nue­vo mo­tor es elas­ti­ci­dad pu­ra y gra­cias a sus cor­tos desa­rro­llos de cam­bio se desen­vuel­ve en el trá­fi­co co­mo pez en el agua, man­tie­ne per­fec­ta­men­te la ve­lo­ci­dad ge­né­ri­ca de au­to­pis­ta. Y en cam­po la co­sa pin­ta mu­cho me­jor. Con al­go más de al­tu­ra li­bre —21 cm—, me­jo­res án­gu­los de ata­que, ven­tral o sa­li­da, ba­jos bien pro­te­gi­dos, su efi­caz trac­ción to­tal, con­trol de des­cen­sos de pen­dien­tes, el di­fe­ren­cial de des­li­za­mien­to li­mi­ta­do pa­ra el eje pos­te­rior, re­du­ci­das di­men­sio­nes, ba­jo pe­so... Cuan­to más di­fí­cil sea el pa­so, más fá­cil pa­re­ce ha­cer­lo el Jimny, aho­ra ade­más con un más que acep­ta­ble con­fort.

El nue­vo mo­tor de 1,5 li­tros es más po­ten­te, li­ge­ro y efi­cien­te, ofre­ce una gran elas­ti­ci­dad y agi­li­dad de res­pues­ta. La trac­ción to­tal y la re­duc­to­ra se vuel­ve a co­nec­tar aho­ra me­dian­te una pa­lan­ca me­cá­ni­ca. Ma­le­te­ro de 377 li­tros a con­di­ción de pres­cin­dir de las dos pla­zas pos­te­rio­res. Pues­to de man­dos fun­cio­nal: no fal­tan ele­men­tos de con­fort y se­gu­ri­dad, pe­ro el lu­jo es la du­ra­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.