To­yo­ta Su­pra

Ya he­mos po­di­do con­du­cir el nue­vo To­yo­ta Su­pra, un mo­de­lo muy rá­pi­do y he­cho a me­dias con BMW, que mues­tra bue­nas ma­ne­ras y ani­ma­rá con in­ten­si­dad el seg­men­to de los coupés de­por­ti­vos.

Coche Actual - - SUMARIO - DA­NIEL CUA­DRA­DO dcua­dra­do@mpib.es FO­TOS: TO­YO­TA

He­cho a me­dias con BMW, mues­tra bue­nas ma­ne­ras y ani­ma el seg­men­to de los coupés de­por­ti­vos.

El úl­ti­mo Su­pra es­tu­vo vi­gen­te des­de 1993 a 2002. Vein­te años des­pués lle­ga la ge­ne­ra­ción A90, ava­la­da por el acuer­do exis­ten­te en­tre To­yo­ta y BMW pa­ra rea­li­zar dis­tin­tos mo­de­los (Su­pra y Z4). Se es­ta­ble­ce un es­ca­lón por en­ci­ma del di­ver­ti­do GT86 en cuan­to a po­ten­cia y pre­cio. To­dos los an­te­rio­res Su­pra fue­ron de cua­tro pla­zas, pe­ro aho­ra se ha op­ta­do por una con­fi­gu­ra­ción bi­pla­za.

So­bre cuán­to hay de To­yo­ta y cuán­to hay de BMW en el nue­vo Su­pra... el BMW Z4 se­rá des­ca­po­ta­ble y el To­yo­ta Su­pra coupé, sin que ha­ya in­ten­ción ini­cial de in­ver­tir los pa­pe­les. Am­bos se pro­du­cen en la fac­to­ría de Mag­na Steyr en Aus­tria, por lo que téc­ni­ca­men­te no los fa­bri­can ni BMW ni To­yo­ta.

Coupé bi­pla­za

Ca­da mar­ca apor­ta su pro­pia ges­tión elec­tró­ni­ca y pues­ta a pun­to de bas­ti­dor. El Su­pra em­plea un cha­sis de ace­ro con par­tes en alu­mi­nio. Los ca­pós y las ale­tas de­lan­te­ras son de alu­mi­nio. Lle­va sus­pen­sión in­de­pen­dien­te en las cua­tro rue­das, con amor­ti­gua­do­res de du­re­za va­ria­ble. El mo­tor es lon­gi­tu­di­nal cen­tral de­lan­te­ro. Se tra­ta del seis ci­lin­dros de 3,0 li­tros con tur­bo de BMW, que da 340 CV, pe­ro que téc­ni­ca­men­te po­dría acer­car­se a los 400 sin pro­ble­ma. Ya es­tá con­fir­ma­do que el Z4 sal­drá des­de el ini­cio con el cua­tro ci­lin­dros en ver­sio­nes de 197 y 258 CV, ade­más del ci­ta­do seis ci­lin­dros de 340 CV, por lo que se­ría ra­ro que se dis­tin­guie­se el To­yo­ta con más po­ten­cia. El re­par­to de pe­sos es 50:50 y lle­va la ca­ja de cam­bios ZF de ocho ve­lo­ci­da­des, el di­fe­ren­cial

es au­to­blo­can­te de dos vías, me­cá­ni­co con­tro­la­do elec­tró­ni­ca­men­te, que pue­de lle­gar has­ta el cien por cien de blo­queo. Los fre­nos re­cu­rren a pin­zas Brem­bo de cua­tro pis­to­nes de­lan­te. No se des­car­ta el cua­tro ci­lin­dros de ga­so­li­na, ma­nual o au­to­má­ti­co, que lle­va el Z4.

Es un de­por­ti­vo ama­ble, muy rá­pi­do y di­ver­ti­do, pe­ro que te po­ne las co­sas fá­ci­les, tan­to al mo­ver­te a dia­rio co­mo de ex­cur­sión do­mi­ni­cal. En cir­cui­to se de­fien­de muy bien. En la fre­na­da sien­to al­go de pe­so de más y de­man­do ma­yor mor­dien­te, pe­ro el re­sul­ta­do es sa­tis­fac­to­rio. La di­rec­ción tie­ne la ra­pi­dez ne­ce­sa­ria y me gus­tó mu­cho su ca­pa­ci­dad de trac­ción y có­mo tra­ba­ja el re­par­to elec­tró­ni­co de par, res­pon­sa­ble de que las co­sas pa­rez­can más fá­ci­les de lo que son. En ca­rre­te­ra es un pla­cer lle­var­lo rá­pi­do, con sus­pen­sio­nes que no cas­ti­gan el cuer­po y cum­plen con su co­me­ti­do. Hay un bo­tón Sport que en­du­re­ce to­do un po­co y otro pul­sa­dor que des­co­nec­ta los con­tro­les de trac­ción y es­ta­bi­li­dad. Lo que sí eché en fal­ta es un so­ni­do al­go más es­ti­mu­lan­te, que ni tan si­quie­ra se mo­di­fi­ca en mo­do Sport. To­yo­ta de­jó cla­ro que eso se pue­de so­lu­cio­nar fá­cil­men­te... tal vez el de­fi­ni­ti­vo sue­ne un po­co más.

To­yo­ta nos ha de­ja­do su mo­de­lo ca­mu­fla­do. El di­bu­jo di­si­mu­la muy bien las for­mas, sien­do en di­rec­to mu­cho más atrac­ti­vo. Es muy agra­da­ble de con­du­cir, na­da ra­di­cal. El in­te­rior es bi­pla­za, sin se­pa­ra­ción con el ma­le­te­ro, y con bo­to­ne­ría de BMW.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.