Se pier­de la ba­ta­lla

Coche Actual - - EDITORIAL -

El Go­bierno anun­ció ha­ce unos me­ses que es­pe­ra­ba re­cau­dar 670 mi­llo­nes de eu­ros con su par­ti­cu­lar ta­sa al diésel, pe­ro no dio de­ta­lles de cuán­to iba a su­bir el com­bus­ti­ble y có­mo te­nía pen­sa­do apli­car la ta­sa, da­do que el par­que es­pa­ñol es­tá com­pues­to ma­yo­ri­ta­ria­men­te por vehícu­los de ga­só­leo y que el sec­tor de trans­por­te, mer­can­cías y ser­vi­cio pú­bli­co, tam­bién se apo­ya en es­te ti­po de com­bus­ti­ble. Te­nien­do en cuen­ta que el mon­tan­te de­be sa­lir de la re­cau­da­ción de los apro­xi­ma­da­men­te 13 mi­llo­nes de tu­ris­mos diésel afec­ta­dos por el nue­vo im­pues­to, la división «per cá­pi­ta» se tra­du­ci­ría en 51,4 eu­ros anua­les por tu­ris­mo de ga­só­leo, fren­te a los 39,6 eu­ros que anun­ció el Eje­cu­ti­vo co­mo me­dia pa­ra quien efec­túe anual­men­te 15.000 km. La idea del Go­bierno es «equi­pa­rar gra­dual­men­te el im­pues­to es­pe­cial del ga­soil, que es­tá en el 30,7, al de la ga­so­li­na, que es de 40,25. Es de­cir, la car­ga im­po­si­ti­va apli­ca­da al diésel su­birá has­ta los 9,55 cén­ti­mos, un 31 por cien­to».

To­da­vía es una in­cóg­ni­ta la fe­cha en la que el im­pues­to al diésel en­tra­rá en vi­gor, aun­que ini­cial­men­te se plan­teó pa­ra el 1 de enero de 2019. Sin em­bar­go, pa­re­ce que los pla­zos de tra­mi­ta­ción pen­dien­tes no per­mi­ti­rían su apli­ca­ción has­ta den­tro de dos o tres me­ses.

A fe­cha de hoy, mu­chas em­pre­sas dis­tri­bui­dor as de com­bus­ti­bles han apro­ve­cha­do pa­ra ir igua­lan­do los pre­cios. Ya es fá­cil en­con­trar es­ta­cio­nes de ser­vi­cio en las que el pre­cio del diésel se en­cuen­tra a só­lo 2 o 3 cén­ti­mos por de­ba­jo del pre­cio de la ga­so­li­na. Al fi­nal, los usua­rios de es­te ti­po de vehícu­los —nor­mal­men­te cla­ses me­dias y tra­ba­ja­do­res— ten­drán que pa­gar unos seis eu­ros más en ca­da lle­na­do de de­pó­si­to por la vo­ra­ci­dad re­cau­da­do­ra del Go­bierno.

A pe­sar de que di­ver­sos par­la­men­ta­rios han in­ten­ta­do «tum­bar» la me­di­da o, al me­nos, ex­cluir a au­tó­no­mos, pro­fe­sio­na­les y cla­ses más vul­ne­ra­bles, no han lo­gra­do al­can­zar un acuer­do. No nos ol­vi­de­mos que es­ta ac­tua­ción tam­bién afec­ta al pre­cio de la ca­le­fac­ción de mu­chos ho­ga­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.