Hyun­dai San­ta Fe / Sko­da Ko­diaq

Por sus pro­pie­da­des me­cá­ni­cas y fun­cio­na­les, es­tos San­ta Fe y Ko­diaq mues­tran to­do el ca­rác­ter po­li­fa­cé­ti­co de los SUV, pa­ra ro­dar por to­do ti­po de su­per­fi­cies y trans­por­tar has­ta 7 pa­sa­je­ros.

Coche Actual - - SUMARIO - LO­REN­ZO AL­CO­CER lal­co­[email protected] / FO­TOS: MIKAEL HELSING

Ca­rác­ter po­li­fa­cé­ti­co pa­ra ro­dar por to­do ti­po de su­per­fi­cies.

Pa­ra mu­chos usua­rios de SUV, lo de me­nos son las trans­mi­sio­nes in­te­gra­les y, en los gran­des mo­de­los, los dos asien­tos ex­tras es­ca­mo­tea­bles en el ma­le­te­ro. Son la ima­gen y el ele­va­do pues­to de con­duc­ción los ar­gu­men­tos irre­fu­ta­bles so­bre la ber­li­na tra­di­cio­nal. Pe­ro sin re­nun­ciar a na­da, hay que re­co­no­cer que, ade­más, son los vehícu­los más po­li­fa­cé­ti­cos del mer­ca­do. El nue­vo Hyun­dai San­ta Fe y el Sko­da Ko­diaq son dos muy buenos ejem­plos de es­te ti­po de SUV de al­tas ca­pa­ci­da­des. En sus res­pec­ti­vas ga­mas hay ver­sio­nes des­ti­na­das a quie­nes so­lo bus­can sus di­se­ños y er­go­no­mías de «to­do­te­rreno», pe­ro tam­bién a quie­nes quie­ren o ne­ce­si­tan una trans­mi­sión in­te­gral o 7 pla­zas (en Es­pa­ña to­dos los San­ta Fe son de 7 asien­tos). Tam­po­co fal­tan otras va­lio­sas ca­rac­te­rís­ti­cas téc­ni­cas, co­mo en los ca­sos que nos ocu­pan, unos mo­der­nos cam­bios au­to­má­ti­cos o po­de­ro­sos y efi­cien­tes mo­to­res diésel pa­ra ter­mi­nar de apun­ta­lar dos SUV com­ple­tí­si­mos en to­dos los as­pec­tos.

Gran­de o agran­da­do

Que los ta­ma­ños del nue­vo San­ta Fe y Ko­diaq sean muy pa­re­ci­dos no qui­ta pa­ra per­ci­bir al Hyun­dai des­de fue­ra co­mo un mo­de­lo ma­yor o de un seg­men­to su­pe­rior que el Sko­da, aun cuan­do es cier­to que por den­tro el mo­de­lo co­reano so­lo im­po­ne una habitabilidad al­go me­jor en la más con­di­cio­na­da y ne­ce­si­ta­da ter­ce­ra fi­la; co­mo tam­bién re­sul­ta más me­ri­to­rio el de­cen­te ma­le­te­ro que con­ser­va el mo­de­lo che­co, co­mo buen Sko­da, con sus 7 pla­zas ocu­pa­das… y lo in­men­so que pue­de lle­gar a ser con la fi­la cen­tral ade­lan­ta­da. En cual­quier ca­so, la vi­da a bor­do es muy bue­na en los dos. En am­bos ca­sos, los asien­tos de la se­gun­da fi­la son des­li­za­bles por par­tes

(60/40) y cla­ve en la ver­sa­ti­li­dad de car­ga de es­tos mo­de­los, jun­to a las dos bu­ta­cas tra­se­ras es­ca­mo­tea­bles. Las ca­li­da­des y equipamientos ri­va­li­zan en la mis­ma li­ga, pe­ro en es­tos al­tos de ga­ma, la do­ta­ción de se­rie del San­ta Fe lo in­clu­ye prác­ti­ca­men­te to­do y ex­pli­ca­ría en par­te la abul­ta­da di­fe­ren­cia de pre­cio. Mu­chos sis­te­mas de seguridad o con­fort se ofre­cen en op­ción en el Ko­diaq, pe­ro tam­bién des­ta­ca por su sin­fín de de­ta­lles prác­ti­cos que ca­rac­te­ri­zan a los Sko­da, co­mo los pa­ra­güe­ros en las puer­tas de­lan­te­ras, las ca­jo­ne­ras de­ba­jo de los asien­tos y to­do un re­per­to­rio de so­lu­cio­nes muy fun­cio­na­les.

Esa apre­cia­ción de ver «más co­che» al San­ta Fe se sien­te tam­bién por una pi­sa­da más con­tun­den­te, que nor­mal­men­te lo re­la­cio­nas al pro­pio ta­ma­ño de los co­ches,

Por su prac­ti­ci­dad y res­pues­ta di­ná­mi­ca, son tan ver­sá­ti­les y fa­mi­lia­res co­mo há­bi­les en el uso to­do te­rreno

y eso que el Sko­da anun­cia una ma­yor dis­tan­cia en­tre ejes, un pa­rá­me­tro muy in­flu­yen­te en la «ca­te­go­ría» y com­por­ta­mien­to de un co­che. Pe­ro el tac­to y ac­ti­tud ge­ne­ral del Ko­diaq es pro­pio de un buen tu­ris­mo con­ven­cio­nal, co­mo po­dría ser el mis­mo Su­perb, con el que no en vano com­par­te pla­ta­for­ma, me­cá­ni­ca y nu­me­ro­sos ele­men­tos… en fin, si­mi­la­res co­ches con di­fe­ren­te ca­rro­ce­ría. Su di­rec­ción es más sua­ve, la sus­pen­sión más blan­da (pue­de mon­tar amor­ti­gua­do­res ac­ti­vos) y, en ge­ne­ral, su con­duc­ción me­nos fí­si­ca que la del San­ta Fe, por lo que te lle­va a sen­tir­lo más «fino», y muy agra­da­ble y na­tu­ral. Pe­ro ni mu­cho me­nos el Hyun­dai es un SUV bas­to. Sí es un mo­de­lo con­ce­bi­do co­mo SUV, con pla­ta­for­ma y me­cá­ni­ca más es­pe­cí­fi­cas… de al­gu­na ma­ne­ra un 4x4 adap­ta­do a la ca­rre­te­ra, y no un tu­ris­mo de ba­se con­ver­ti­do en SUV. Y por eso mis­mo, los más sor­pren­den­te del San­ta Fe es su ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to en ca­rre­te­ra. Es un co­che más só­li­do, pe­ro con una ca­li­dad de ba­cheo muy bue­na. Pi­sa más asen­ta­do y re­te­ni­do de mo­vi­mien­tos de ca­rro­ce­ría que el Ko­diaq y a al­ta ve­lo­ci­dad lo agra­de­ces. E in­clu­so en cur­va, su tren de­lan­te­ro tie­ne una pre­ci­sión y ca­pa­ci­dad di­rec­cio­nal que, sien­do sus­tan­cial­men­te más pe­sa­do (he­mos ve­ri­fi­ca­dos unos

100 ki­los más), le ha­ce in­clu­so ser me­nos apa­ra­to­so que el Sko­da en las si­tua­cio­nes más exi­gen­tes.

Sus trans­mi­sio­nes ope­ran ha­bi­tual­men­te en con­di­cio­nes nor­ma­les des­vian­do to­do el par a los ejes de­lan­te­ros y so­lo a los tra­se­ros cuan­do hay pér­di­das de trac­ción, ba­jo fuer­te ace­le­ra­ción o gi­ro pro­nun­cia­do en cur­va, pe­ro el Hyun­dai, en su mo­do Sport, tam­bién man­da un por­cen­ta­je con­ti­nua­do al eje tra­se­ro, que pue­de re­ci­bir has­ta el 50 por cien­to. E igual­men­te per­mi­te blo­quear el di­fe­ren­cial cen­tral a ba­ja ve­lo­ci­dad al 50 por cien­to en­tre ejes, pa­ra sol­ven­tar las si­tua­cio­nes más di­fí­ci­les so­bre nie­ve, ba­rro o en uti­li­za­ción to­do­te­rreno. En su ca­so, el Ko­diaq tie­ne un mo­do «off road» que mo­di­fi­ca la res­pues­ta del con­trol de trac­ción, el ABS y la ra­pi­dez de ac­tua­ción del di­fe­ren­cial Hal­dex.

Súper ru­te­ros

La com­bi­na­ción 2.0 TDI con el cam­bio DSG tam­bién te lle­va a sen­tir más «fino» al Sko­da. La in­ter­ac­ción mo­tor/cam­bio le ha­ce muy agra­da­ble y su con­duc­ción muy li­ge­ra. El 2.2 CRDI del Hyun­dai se sien­te muy po­de­ro­so, pe­ro su cam­bio au­to­má­ti­co con­ven­cio­nal no tan re­so­lu­ti­vo. Tie­ne fa­ses que su con­ver­ti­dor res­ba­la, y es­to afea al­go la con­duc­ción del San­ta Fe por una ma­yor ru­mo­ro­si­dad del mo­tor y una me­nor ins­tan­ta­nei­dad en su res­pues­ta cuan­do ace­le­ra­mos; jus­to don­de el DSG del Ko­diaq re­sul­ta so­ber­bio. Aun­que, en ge­ne­ral, se pue­de de­cir que el San­ta Fe sa­ca pro­ve­cho a su ma­yor po­ten­cia y en prác­ti­ca­men­te to­da si­tua­ción es al­go más rá­pi­do. Su 8ª mar­cha tam­bién desaho­ga mu­cho al mo­tor y los con­su­mos en au­to­pis­ta son muy buenos. El Ko­diaq tie­ne una 7ª ca­si tan ge­ne­ro­sa co­mo la 8ª de su ri­val y ade­más el cam­bio DSG pue­de des­aco­plar­se cuan­do sol­ta­mos el ace­le­ra­dor pa­ra des­pla­zar­se «a ve­la» por su pro­pia iner­cia. Así, no es me­nos bueno en ca­rre­te­ra y sí mu­cho me­jor en ciu­dad, don­de po­si­ble­men­te el pe­so y la ci­lin­dra­da pa­sen fac­tu­ra al San­ta Fe. Por cier­to, am­bos mo­de­los lle­van un de­pó­si­to de Ad­blue, ne­ce­sa­rio pa­ra el fun­cio­na­mien­to de sus ca­ta­li­za­do­res SCR, que les per­mi­ten cum­plir con las ri­gu­ro­sas y exi­gen­tes nor­mas de emi­sio­nes de es­ca­pe.

del son 4x2, con apor­ta­cio­nes am­bos mo­de­los En si­tua­cio­nes ha­bi­tua­les de mo­tri­ci­dad. pro­du­cen pér­di­das eje tra­se­ro si se

Mu­cho equi­pa­mien­to de se­rie y bue­na sen­sa­ción de ca­li­dad. El cua­dro de re­lo­jes ofre­ce una zo­na cen­tral di­gi­tal con­fi­gu­ra­ble que per­mi­te ele­gir di­se­ño y prio­ri­zar in­for­ma­cio­nes. Pues­to de con­duc­ción muy com­ple­to. El cam­bio au­to­má­ti­co tie­ne 8 ve­lo­ci­da­des.

Gran habitabilidad y sen­sa­ción de es­pa­cio. El asien­to cen­tral per­mi­te mu­chos re­gla­jes. Las dos pla­zas tra­se­ras del San­ta Fe son más có­mo­das en ge­ne­ral y dis­po­nen de man­dos de cli­ma­ti­za­ción pro­pios.

Ma­te­ria­les, aca­ba­dos y pre­sen­ta­ción ge­ne­ral trans­mi­ten mu­cha ca­li­dad en el Ko­diaq. Es un co­che más «sua­ve» de con­du­cir que el San­ta Fe. El cam­bio DSG de 7 ve­lo­ci­da­des tam­bién re­sul­ta muy gra­ti­fi­can­te.

Co­mo en el Hyun­dai, el asien­to cen­tral del Sko­da per­mi­te mu­chos re­gla­jes y adap­tar el ha­bi­tácu­los a di­fe­ren­tes ne­ce­si­da­des. El ac­ce­so a la fi­la tra­se­ra exi­ge cier­to es­fuer­zo, tan­to en el Ko­diaq co­mo el San­ta Fe. En los dos mo­de­los la cor­ti­ni­lla del ma­le­te­ro tie­ne un hue­co es­pe­cí­fi­co pa­ra guar­dar­la cuan­do se re­ti­ra.

El mo­do Sport del San­ta Fe (tam­bién ofre­ce mo­dos Eco, Com­fort y Smart) des­vía per­ma­nen­te­men­te un por­cen­ta­je al eje tra­se­ro. Tam­bién pu­de blo­quear el di­fe­ren­cial cen­tral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.