Amor­ti­gua­do­res con to­pes hi­dráu­li­cos

Coche Actual - - PUNTO DE ENCUENTRO -

Ac­tual pa­re­ce que se imponen los amor­ti­gua­do­res con to­pes hi­dráu­li­cos co­mo los que es­tre­nó el Ci­troën C4 Cac­tus y que in­clu­so BMW tam­bién va adop­tar en el nue­vo Se­rie 3. ¿Me gus­ta­ría sa­ber có­mo fun­cio­nan en el nue­vo Ci­troën C5 Air­cross y qué ven­ta­jas tie­nen res­pec­to a otros sis­te­mas? Car­los Cán­di­do (co­rreo elec­tró­ni­co) La prin­ci­pal cua­li­dad de los amor­ti­gua­do­res con to­pes hi­dráu­li­cos es la pro­gre­si­vi­dad que apor­tan cuan­do es­tán cer­ca de lle­gar al to­pe de su re­co­rri­do tan­to en com­pre­sión co­mo en ex­ten­sión, lo que en el ca­so del sis­te­ma de Ci­troën per­mi­te es­ta­ble­cer una «zo­na me­dia» de amor­ti­gua­ción sua­ve pa­ra pro­cu­rar ma­yor con­fort. Se tra­ta de un con­cep­to de sus­pen­sión pa­si­va y no ac­ti­va co­mo la adap­ta­ti­va. Ac­tual­men­te, las le­yes de ac­tua­ción de un amor­ti­gua­dor pue­den ser va­ria­bles se­gún el re­co­rri­do, con una cá­ma­ra adi­cio­nal y un pis­tón de pa­so que se abre o cie­rra en fun­ción de la ve­lo­ci­dad del amor­ti­gua­dor; va­ria­bles por re­gu­la­ción me­cá­ni­ca, con una re­gu­la­ción ex­te­rior por tor­ni­llo que va­ría la sec­ción de pa­so del acei­te por el con­duc­to adi­cio­nal; va­ria­bles por re­gu­la­ción elec­tró­ni­ca, con una vál­vu­la eléc­tri­ca de pa­so va­ria­ble; y va­ria­bles con al­te­ra­ción de la den­si­dad del acei­te, al que se le aña­den mi­cro­par­tí­cu­las me­tá­li­cas mien­tras al­re­de­dor del cuer­po del amor­ti­gua­dor se em­pla­za un elec­tro­imán ca­paz de al­te­rar la den­si­dad del acei­te a su pa­so. A ellas se aña­de la de to­pes hi­dráu­li­cos, ca­paz de lo­grar unos um­bra­les de fun­cio­na­mien­to más am­plios que con un sis­te­ma con­ven­cio­nal a un cos­te más re­du­ci­do que el de los sis­te­mas adap­ta­ti­vos y

con una ca­pa­ci­dad de res­pues­ta aún más rá­pi­da.

La cla­ve son sus do­bles to­pes hi­dráu­li­cos ca­pa­ces de di­vi­dir el re­co­rri­do del amor­ti­gua­dor en tres par­tes. La pri­me­ra co­rres­pon­de a la po­si­ción cen­tral del amor­ti­gua­dor, don­de el es­fuer­zo se re­par­te en­tre las vál­vu­las con­ven­cio­na­les del pis­tón y el so­por­te de la vál­vu­la. La se­gun­da y la ter­ce­ra son las posiciones pró­xi­mas al fi­nal del re­co­rri­do tan­to por arri­ba co­mo por aba­jo. En es­tas posiciones la ab­sor­ción de ener­gía se rea­li­za por los me­ca­nis­mos de to­pes de rebote y com­pre­sión hi­dráu­li­cos res­pec­ti­va­men­te, ca­pa­ces de com­bi­nar una ele­va­da ab­sor­ción de ener­gía con una al­ta fle­xi­bi­li­dad en su res­pues­ta. Que en los amor­ti­gua­do­res con­ven­cio­na­les se en­co­mien­da a unos to­pes de go­ma.

El em­pleo del to­pe de com­pre­sión hi­dráu­li­co per­mi­te sim­pli­fi­car otros com­po­nen­tes de la sus­pen­sión e in­clu­so re­de­fi­nir al­gu­nas par­tes es­truc­tu­ra­les al re­du­cir el es­fuer­zo so­por­ta­do por el cha­sis del vehícu­lo.

Los amor­ti­gua­do­res con to­pes hi­dráu­li­cos del nue­vo Ci­troën C5 Air­cross los fa­bri­ca KYB.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.