En vez de ca­fé...

Cocina Vegetariana Extra - - Sumario -

Be­bi­das sa­lu­da­bles que nos ayu­dan a sus­ti­tuir el ca­fé

¿Exis­ten al­ter­na­ti­vas que nos pue­dan apor­tar tan­ta ener­gía co­mo el ca­fé? ¿Hay be­bi­das sa­lu­da­bles mu­cho más re­co­men­da­bles Sus­ti­tuir el ca­fé es el ob­je­ti­vo de mu­chas per­so­nas que de­ben re­du­cir o eli­mi­nar su con­su­mo por mo­ti­vos con­cre­tos, ya que hay a quie­nes les su­be la ten­sión, les oca­sio­na in­som­nio o los po­ne ner­vio­sos. Aun­que el ca­fé tam­bién tie­ne pro­pie­da­des be­ne­fi­cio­sas pa­ra la sa­lud, es im­por­tan­te co­no­cer al­gu­nas al­ter­na­ti­vas sa­lu­da­bles pa­ra no abu­sar de es­ta be­bi­da tan po­pu­lar en mu­chos paí­ses.

En es­te nú­me­ro es­pe­cial de la re­vis­ta pre­sen­ta­mos un am­plio aba­ni­co de op­cio­nes que te­ne­mos dis­po­ni­ble pa­ra sus­ti­tuir el ca­fé por otras be­bi­das que nos re­con­for­ten y nos apor­ten vi­ta­li­dad.

¿De­be­mos sus­ti­tuir el ca­fé?

Los nu­tri­cio­nis­tas no se han pues­to de acuer­do so­bre si el ca­fé es be­ne­fi­cio­so o per­ju­di­cial pa­ra la sa­lud.

Hay que te­ner en cuenta que, si no pa­de­ce­mos nin­gún pro­ble­ma de sa­lud, un ca­fé dia­rio no tie­ne por qué ser dañino, a no ser que ten­ga­mos una in­di­ca­ción es­pe­cí­fi­ca de nues­tro mé­di­co. Lo que de­be­mos in­ten­tar es ele­gir un ca­fé de bue­na ca­li­dad, a ser po­si­ble eco­ló­gi­co, de tues­te na­tu­ral y no to­rre­fac­to, de la va­rie­dad ará­bi­ga 100%.

Sí que de­be­ría­mos re­du­cir el con­su­mo de ca­fé cuan­do sen­ti­mos que la ca­feí­na nos afec­ta, no nos sien­ta bien, o no te­ne­mos op­ción de to­mar un ca­fé de bue­na ca­li­dad.

Ca­fé de achi­co­ria

La be­bi­da de achi­co­ria era ha­bi­tual en épo­cas en las que el ca­fé era un lu­jo pa­ra mu­chas per­so­nas. No obs­tan­te, la in­fu­sión de raíz de achi­co­ria se­ca­da y tostada des­ta­ca por sus vir­tu­des me­di­ci­na­les. • El sa­bor de es­ta be­bi­da al­ter­na­ti­va al ca­fé es in­ten­so, pe­ro no contiene ca­feí­na.

• Es un ali­men­to nu­tri­ti­vo, ri­co en áci­dos gra­sos esen­cia­les, vi­ta­mi­nas del gru­po B y mi­ne­ra­les co­mo el po­ta­sio, el cal­cio o el fós­fo­ro.

• Es ri­ca en fi­bra, por lo que con­tri­bu­ye a com­ba­tir el es­tre­ñi­mien­to.

• Es­ti­mu­la la fun­ción del hí­ga­do y la ve­sí­cu­la, por lo cual tam­bién me­jo­ra la digestión.

Ju­gos ve­ge­ta­les

Si to­ma­mos ca­fé pa­ra ob­te­ner nu­trien­tes y ga­nar ener­gía y vi­ta­li­dad, recomendamos op­tar por ju­gos fres­cos de fru­tas y ver­du­ras ela­bo­ra­dos de ma­ne­ra ca­se­ra. Es­tos tie­nen un efec­to mu­cho más pro­fun­do y du­ra­de­ro que el ca­fé. Ade­más, de es­te mo­do com­ba­ti­re­mos la fa­ti­ga de ma­ne­ra más efec­ti­va.

• Po­de­mos com­bi­nar fru­tas de to­do ti­po

con ve­ge­ta­les co­mo el apio, las es­pi­na­cas tier­nas, la za­naho­ria o la re­mo­la­cha. • Ade­más, le po­de­mos dar di­fe­ren­tes to­ques de sa­bor con jen­gi­bre, acei­te de co­co, men­ta fres­ca, etc.

• Pa­ra pre­pa­rar los ju­gos ve­ge­ta­les ne­ce

si­ta­re­mos una li­cua­do­ra, un apa­ra­to que nos per­mi­te ex­traer el ju­go y se­pa­rar la fi­bra.

“Gree­ners”, los ba­ti­dos ver­des

Los ca­da vez más famosos ba­ti­dos ver­des son la be­bi­da per­fec­ta pa­ra sus­ti­tuir el ca­fé de la ma­ña­na por un desa­yuno que nos dé ener­gía pa­ra to­do el día. Ade­más, a di­fe­ren­cia del ca­fé, nos apor­tan una gran can­ti­dad de nu­trien­tes pro- ce­den­tes de fru­tas y ve­ge­ta­les cru­dos. Tan­to los ju­gos co­mo los ba­ti­dos son be­bi­das muy nu­tri­ti­vas. La di­fe­ren­cia la en­con­tra­mos en la can­ti­dad de fi­bra, que en el ca­so de los ba­ti­dos no se re­ti­ra.

De es­te mo­do, se con­vier­ten en al­ter­na­ti­vas muy sa­cian­tes, muy ade­cua­das pa­ra quie­nes quie­ren evi­tar pi­car en­tre ho­ras o pa­ra las per­so­nas que su­fren de obe­si­dad o es­tre­ñi­mien­to.

Pa­ra ha­cer los ba­ti­dos ne­ce­si­ta­re­mos una ba­ti­do­ra de ja­rra o de bra­zo y ten­dre­mos que aña­dir un po­co de agua, zu­mo o be­bi­da ve­ge­tal a los in­gre­dien­tes.

In­fu­sio­nes chai

Las in­fu­sio­nes chai, ca­rac­te­rís­ti­cas de la In­dia, se ba­san en la com­bi­na­ción de es­pe­cias muy aro­má­ti­cas: ca­ne­la de Cey­lán, pimienta, cla­vo, jen­gi­bre y anís es­tre­lla­do.

En al­gu­nos ca­sos, se pueden com­bi­nar con té ne­gro o té ver­de, se­gún nues­tras pre­fe­ren­cias.

Las in­fu­sio­nes chai son muy es­ti­mu­lan­tes y re­con­for­tan­tes, me­jo­ran la cir­cu­la­ción y nos apor­tan ca­lor y ener­gía. Po­de­mos in­clu­so mez­clar­las con un po­co de le­che o be­bi­da ve­ge­tal y en­dul­zar­las con miel de abe­ja. El re­sul­ta­do es una be­bi­da de­li­cio­sa y muy saludable.

Le­ches ve­ge­ta­les (con o sin ca­cao)

Sus­ti­tuir el ca­fé por be­bi­das de cho­co­la­te no es una elec­ción de­ma­sia­do sa­na, ya que sue­len lle­var mu­cho azú­car y al­gu­nos adi­ti­vos. El ca­cao pue­de ser un buen ali­men­to, pe­ro la com­bi­na­ción le­che-azú­car-ca­cao es muy ne­ga­ti­va pa­ra la sa­lud.

No obs­tan­te, po­de­mos pre­pa­rar nues­tra pro­pia be­bi­da de ca­cao ca­se­ra con in­gre­dien­tes nu­tri­ti­vos y li­ge­ros: • Be­bi­da ve­ge­tal (al­men­dra, ave­na, arroz, ave­lla­na, etc.).

• Ca­cao pu­ro.

• Es­te­via, si­ro­pe de aga­ve o miel de abe­ja. Es­ta be­bi­da pue­de apor­tar­nos la mis­ma ener­gía que un ca­fé, ya que el ca­cao es un es­ti­mu­lan­te que, ade­más, au­men­ta la pro­duc­ción de en­dor­fi­nas. Así, nos ha­ce sen­tir más fe­li­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.