Tri­go sa­rra­ceno

Cocina vegetariana - - Índice -

El tri­go sa­rra­ceno (Fa­gopy­rum es­cu­len­tum), en in­glés buckw­heat, y co­no­ci­do tam­bién en cas­te­llano co­mo al­for­fón, y blat es­cai­rat en Ca­ta­lun­ya) no es real­men­te un ce­real por­que no per­te­ne­ce a la fa­mi­lia de las gra­mí­neas, sino a la de la ace­de­ra (po­li­go­ná­ceas).

Pro­ce­de del cen­tro de Asia y se cul­ti­va en Nor­tea­mé­ri­ca y Chi­na (pro­du­ce 55% del to­tal mun­dial), Ru­sia (20%), Ucra­nia (15%) y Po­lo­nia.

Es un ali­men­to ri­co en cal­cio (114 mg) pro­teí­nas (11,7 g) y hie­rro (3,9 mg). Al ser un ali­men­to ri­co en áci­do olei­co, li­no­lei­co, pal­mí­ti­co y li­no­lé­ni­co, nos ayu­da en la lu­cha con­tra el co­les­te­rol, so­bre to­do pa­ra to­dos aque­llos que si­guen una ali­men­ta­ción con­ven­cio­nal. Es tam­bién ri­co en al­mi­dón (el 70% del grano).

En la co­ci­na

El tri­go sa­rra­ceno se co­ci­na a ba­se de una par­te de sa­rra­ceno y dos de agua du- ran­te 6 mi­nu­tos y de­ján­do­lo re­po­sar otros 6 mi­nu­tos.

No con­tie­ne glu­te y se sue­le ser­vir igual que otros ce­rea­les co­mo el arroz, o en sé­mo­las, po­ta­jes y gui­sos.

La ha­ri­na de tri­go sa­rra­ceno pue­de uti­li­zar­se pa­ra ela­bo­rar pas­te­les, mag­da­le­nas, cre­pes, etc., apor­tan­do un sa­bor muy pe­cu­liar. Pro­bad­lo pri­me­ro por­que es bas­tan­te... in­ten­so. Tam­bién exis­te en for­ma de es­pa­gue­ti, son los fi­deos ja­po­ne­ne­ses «so­ba». El tri­go sa­rra­ceno tos­ta­do se co­no­ce co­mo «kas­ha».

En re­su­men, es un ali­men­to muy ener­gé­ti­co y nu­tri­ti­vo. Da mu­cha ener­gía, por eso es me­jor no to­mar­lo por la no­che y re­sul­ta ideal en paí­ses fríos o en in­vierno. Es muy ade­cua­do pa­ra per­so­nas ma­yo­res, ni­ños y con­va­le­cien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.