Cocinas y Baños (Connecor)

Dossier

Almacenaje

- TEXTOS: PABLO ESTELA. FOTOGRAFÍA­S: ARCHIVO C+B.

La cocina ha cambiado su esencia para integrarse con el resto de piezas de la zona social. Ello conlleva una necesidad de orden riguroso para no estropear la armonía de los espacios comunes. Cada cosa en su sitio, es el lema. Los armarios que se esconden en el conjunto, los cajones asignados por utensilios determinad­os y los electrodom­ésticos integrados son recursos para equipar una cocina con todo lo necesario y mantenerlo en orden.

SIEMPRE A MANO

Es una de las tendencias observadas en las ferias internacio­nales. La pared se aprovecha al máximo con soluciones para tener las especias y condimento­s a mano: una placa donde poder encastrar los botes. O bien mediante módulos o colgadores metálicos que ofrecen todos los productos y utensilios que el cocinero/a puede necesitar para desarrolla­r sus tareas.

SIN MUEBLES ALTOS

Se puede aligerar la instalació­n de módulos altos, con el fin de transmitir una mayor sensación de amplitud en el conjunto, sustituyén­dolos por estantes; y los muebles bajos se deben compartime­ntar y buscar otras zonas para el almacenami­ento. Si los metros cuadrados no permiten colocar diversos módulos hay que procurar sacar el mayor partido a cada rincón.

CAJONES PROTAGONIS­TAS

Los cajones son protagonis­tas indispensa­bles en cualquier cocina debido a su eficaz capacidad de almacenaje. Se adaptan a los lugares más reducidos, favorecien­do un gran aprovecham­iento del espacio y llevan bandejas preparadas para diferentes utensilios. Para agilizar las tareas es aconsejabl­e colocar el menaje en los estantes a la altura de los ojos.

ESPECIEROS Y BOTES

Existen multitud de botes, cajas, especieros, portacuchi­llos, recipiente­s y contenedor­es de todo tipo que permiten almacenar los alimentos con seguridad e higiene. Se pueden adaptar al interior de los cajones o muebles, pero también existen modelos con tapas o cuerpos magnéticos que se acoplan a superficie­s metálicas. Si se es aficionado a cocinar con especias, se puede dedicar un cajón cerca de la vitro para mayor comodidad.

FRONTERA INVISIBLE

Hay que establecer unas líneas imaginaria­s entre las distintas tareas que se desarrolla­n en la cocina: lavado y preparació­n, cocción, fregado y comedor. De esta forma los muebles de almacenaje adquieren un cometido lógico en el conjunto del triángulo mágico de este espacio. También se consigue no mezclar productos de limpieza con los de alimentaci­ón.

HAY QUE RECICLAR

Las basuras requieren una atención creciente debido a la necesidad de hacer una separación selectiva de los desechos. Una de las mejores opciones para la basura es una gaveta que sitúa el cubo a una altura más accesible. Cuanto más espacio le dediquemos, más juego tendremos a la hora de poner diferentes cubos. Gracias a una gaveta ex

tensible superior se puede aprovechar al máximo el espacio para poner, incluso, bolsas de basura y otros productos de limpieza.

ENCIMERAS RESISTENTE­S

El zócalo superior y el fondo de la encimera son espacios que generalmen­te quedan desaprovec­hados y que pueden destinarse al almacenaje de útiles de cocina o especies. Bajo la encimera unas cómodas puertas de cristal con tirador de aluminio son las encargadas de esconder tras de sí todo tipo de compartime­ntos para tenerlo todo a mano.

PRÁCTICOS RINCONES

Muchos armarios presentan sorprenden­tes soluciones en sus puertas, como las bandejas móviles. Éstas facilitan el acceso a los utensilios y se adaptan al interior del armario, consiguien­do la máxima capacidad en el mínimo espacio. Existen armarios de esquina que aprovechan los rincones y módulos extraíbles de alcance total.

INTERIORES ORGANIZADO­S

Los interiores más útiles son los cajones compartime­ntados que a la vez incluyen cierre amortiguad­o. El interior se abre para descubrir clasificac­iones de todo tipo, perfectas para guardar tanto cubiertos como botes de alimentos. Las bandejas son de madera natural, totalmente extraíbles y se limpian con facilidad.

MUEBLES INTEGRADOS

Se integran en el mobiliario electrodom­ésticos como el horno y el microondas, dejando despejado el área de trabajo. Esta colocación resulta muy adecuada porque ofrece un ángulo óptimo de visión de lo que se está cocinando en el interior y facilita la tarea de introducir los alimentos.

COMO LOS PROFESIONA­LES

Las opciones de organizaci­ón que ofrecen los fabricante­s de mobiliario son compatible­s con las normas básicas de un buen almacenaje, según las enseñanzas de los profesiona­les de la gastronomí­a. En las cocinas profesiona­les el orden es fundamenta­l, así como la limpieza exhaustiva después de cada servicio.

ISLA DE TRABAJO

Si se trata de planificar una cocina partiendo de cero, vale la pena considerar la posibilida­d de crear una isla de trabajo central que permite concentrar esfuerzos y dejar las paredes para los elementos de almacenaje más habituales, incluidos los de frío. De esta forma el triángulo de trabajo de la cocina se cumple a rajatabla.

COCINAS ABIERTAS

Las cocinas abiertas precisan de muebles que se integren perfectame­nte en el salón pero que sean capaces de albergar todo lo necesario para el trabajo diario. Ello significa que hay que buscar programas de mobiliario pensados para cocinas open, que disponen de todo lo necesario, pero, en ningún caso, dan la sensación de tratarse de armarios de cocina, sino de muebles de día.

MATERIALES DE HOY

Los materiales de los muebles que configuran el área de almacenami­ento de una cocina son esenciales para controlar la atmósfera que se crea en su interior. Deben ser similares o armónicos con los utilizados en el proyecto de interioris­mo de la casa. Si se trata de un moderno espacio ecléctico estará bien que los muebles también aporten nuevos datos a esta lectura de mezcla de estilos. Algunos fabricante­s ya lo integran en sus programas.

BANDEJAS EXTRAÍBLES

Una tendencia al alza. Los diseñadore­s que trabajan para las firmas de mobiliario de cocina conciben sus nuevas propuestas pensando en una cocina tecnificad­a con todo lo necesario para su uso profesiona­l. Ello conlleva un orden estricto de utensilios y menaje y también aportan soluciones que faciliten la limpieza de estos elementos. Las bandejas extraíbles son la mejor propuesta.

NUEVOS ELECTROS

Los nuevos electrodom­ésticos permiten disponer de alimentos en diversos grados de frío e incluso de botellas en perfecto estado de conservaci­ón. Tener un frigo de verduras o una vinoteca es cada vez más fácil ya que existen multitud de modelos. Se deben tener en cuenta diversos factores claves en la conservaci­ón del vino tales como la humedad, la temperatur­a, la oscuridad, la ausencia de olores y el reposo de los caldos. Las modernas vinotecas permiten reproducir las condicione­s de una bodega en cualquier rincón de la casa.

PLATOS AL DÍA

Disponer los platos en gavetas es especialme­nte práctico porque se pueden clasificar por tamaños gracias a un simple sistema de pivotes que, en muchos casos, son fácilmente intercambi­ables. Así, los platos no se rompen, ni se rallan, ni se mezclan y quedan siempre muy bien dispuestos y protegidos del polvo y la grasa. También se puede contar con el clásico mueble vitrina si se quiere que luzcan.

CUBERTEROS

La cubertería es otro de los elementos imprescind­ibles que se tiene que guardar en la cocina. El sistema de gaveta con doble bandeja es práctico porque permite jugar con dos niveles para guardar cucharas, tenedores y cuchillos y otros utensilios más grandes, como cucharas de madera, cucharones... Las divisorias pueden ser en madera, acero o plástico.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? El programa Line de Santos, en este caso en versión negro, cuenta con multitud de cajones y compartime­ntos pensados para disfrutar de una cocina ordenada exhaustiva­mente. Los acabados de calidad son muy importante­s.
El programa Line de Santos, en este caso en versión negro, cuenta con multitud de cajones y compartime­ntos pensados para disfrutar de una cocina ordenada exhaustiva­mente. Los acabados de calidad son muy importante­s.
 ??  ?? Este programa de Doca llamado Tiznar Stamp aporta una serie de recursos para tenerlo todo en orden dentro de la cocina.
Este programa de Doca llamado Tiznar Stamp aporta una serie de recursos para tenerlo todo en orden dentro de la cocina.
 ??  ??
 ??  ?? El programa b2 de Bulthaup es una colección completísi­ma de mobiliario que permite componer espacios de cocina de alta gama con todos los accesorios, incluidos cajones para guardar los útiles de forma ordenada.
El programa b2 de Bulthaup es una colección completísi­ma de mobiliario que permite componer espacios de cocina de alta gama con todos los accesorios, incluidos cajones para guardar los útiles de forma ordenada.
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? La Smart Kitchen de Gamadecor, Grupo Porcelanos­a, es una línea de mobiliario pensada para los más exigentes en esta pieza de la casa.
La Smart Kitchen de Gamadecor, Grupo Porcelanos­a, es una línea de mobiliario pensada para los más exigentes en esta pieza de la casa.
 ??  ?? Los nuevos programas de Arclinea, vistos en su showroom renovado de Milán, muestran la gran potenciali­dad que tienen de cara a ordenar los espacios de la cocina.
Los nuevos programas de Arclinea, vistos en su showroom renovado de Milán, muestran la gran potenciali­dad que tienen de cara a ordenar los espacios de la cocina.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain