¿Quién quie­re cas­ti­llos de are­na?

Má­gi­cas, in­ter­mi­na­bles y con más días de ve­rano de los que pue­das con­tar. Así son las Du­nas de Mas­pa­lo­mas de Gran Ca­na­ria.

Conde Nast Traveler (Spain) - - MODA -

Cuan­do veas a lo le­jos el Fa­ro de Mas­pa­lo­mas po­drás ha­cer­lo con sa­tis­fac­ción, pues sig­ni­fi­ca­rá que has al­can­za­do tu ob­je­ti­vo pre-ve­ra­nie­go de otor­gar­le un po­co de sol a tus días. Y no es que no dis­fru­tes de la llu­via y el frío, del abri­go y la bu­fan­da. No, qué va. Es que hay mo­men­tos en los que una es­ca­pa­da es jus­ta y ne­ce­sa­ria, más aún cuan­do des­cu­bres que aquí la tem­pe­ra­tu­ra me­dia anual es de 23,5ºC y que pre­su­men de 259 días so­lea­dos fren­te a 87 nu­bla­dos y 13 cu­bier­tos. Las Du­nas de Mas­pa­lo­mas, pro­te­gi­das con la ca­te­go­ría de Re­ser­va Na­tu­ral Es­pe­cial, cuen­tan con más de 400 hec­tá­reas fren­te al in­men­so y azul océano en las que po­drás vi­vir in­tere­san­tes jor­na­das en en­cla­ves co­mo La Char­ca –muy cer­ca del Fa­ro– pa­ra el avis­ta­mien­to de aves, o mo­men­tos de ab­so­lu­ta des­co­ne­xión en el Pal­me­ral en bus­ca del Ga­llo­tia steh­li­ni o La­gar­to Gi­gan­te de Gran Ca­na­ria, úni­co en el mun­do. Por­que no to­do va a ser re­gre­sar con ese bron­cea­do que ade­lan­ta días de ve­rano. Que lo ten­drás, eso sin du­da (gran­ca­na­ria.com). JO­SÉ HELLER

Sea­si­de Palm Beach Ro­dea­do de un ‘oa­sis’ de pal­me­ras y a cor­ta de dis­tan­cia de las du­nas. Al­ber­to Pin­to fir­ma el in­te­rio­ris­mo. H10 Pla­ya Me­lo­ne­ras Per­fec­to pa­ra quie­nes bus­quen des­tino de golf, pe­ro tam­bién pa­ra re­co­rrer las du­nas, a só­lo 1 km de...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.