Mien­tras la ciu­dad duer­me

La ber­li­na ra­di­cal. Así de­fi­nen el nue­vo Peu­geot 508, que lle­ga al as­fal­to dis­pues­to a cam­biar­lo to­do.

Conde Nast Traveler (Spain) - - MOTOR - J. PAUNERO

Un fron­tal que im­pre­sio­na, agre­si­vo, de ca­lan­dra fi­na, con cro­ma­dos aje­dre­za­dos y el león de la fir­ma en el cen­tro. Un di­se­ño di­ná­mi­co, de lí­neas flui­das y es­té­ti­ca coupé que bus­ca sor­pren­der en el pri­mer vis­ta­zo. Un per­fil pro­por­cio­na­do, equi­li­bra­do, con la lí­nea de te­cho ba­ja, ten­sa y flui­da. Si lo ves ve­nir... sa­brás que se tra­ta del nue­vo Peu­geot 508, una ber­li­na “ra­di­cal” que rin­de ho­me­na­je a dos ilus­tres an­te­pa­sa­dos, los Peu­geot 504 y 504 Coupé, pe­ro que no mi­ra atrás ni pa­ra co­ger im­pul­so. No le ha­ce fal­ta. Su ni­vel de equi­pa­mien­to y fun­cio­nes de ayu­da a la con­duc­ción só­lo mi­ran al fu­tu­ro, co­mo el no­ve­do­so sis­te­ma de vi­sión noc­tur­na –el mis­mo que nos ha ser­vi­do pa­ra ima­gi­nar­lo en es­te Nue­va York cre­pus­cu­lar–, que re­cu­rre a una cá­ma­ra de in­fra­rro­jos y ha­ce po­si­ble que te des cuen­ta de la pre­sen­cia de per­so­nas o ani­ma­les es­con­di­dos en la os­cu­ri­dad a una dis­tan­cia de has­ta 250 me­tros, bas­tan­te más allá del al­can­ce de las lu­ces de ca­rre­te­ra. Pe­ro no to­do aca­ba aquí, si aca­so, em­pie­za. En­tre los equi­pa­mien­tos co­nec­ta­dos, el 508 cuen­ta con la fun­ción Mi­rror Screen, que per­mi­te fun­cio­nar con re­co­no­ci­mien­to de voz a tra­vés del te­lé­fono in­clu­so cuan­do es­tás fue­ra del vehícu­lo. Ade­más in­cor­po­ra la re­car­ga de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les por in­duc­ción.

Ha­ble­mos aho­ra de lo su­per­fi­cial. De sus aca­ba­dos, del cue­ro Nap­pa, del cro­mo sa­ti­na­do, de la la­ca ne­gra, de la ma­de­ra na­tu­ral, de los asien­tos de­lan­te­ros en­vol­ven­tes que pue­den dar­te has­ta ma­sa­jes (sí, sí, ¡tie­ne has­ta cin­co pro­gra­mas di­fe­ren­tes!). Y, có­mo ol­vi­dar­lo, el i-Cock­pit Am­plify, ya em­ble­ma de la ca­sa, se in­cor­po­ra pa­ra des­per­tar los sen­ti­dos, co­mo la vis­ta, gra­cias a sus po­si­bi­li­da­des de ilu­mi­na­ción y am­bien­te cro­má­ti­co, y el oí­do, con los pa­rá­me­tros de am­bien­te mu­si­cal. El gus­to es tu­yo (peu­geot.es).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.