BE­LLE­ZA RA­CIAL. La cos­mé­ti­ca más in­clu­si­va y va­ria­da.

Por fin el dis­cur­so ha cam­bia­do y el co­lor de piel ya no es un es­co­llo a la ho­ra de en­con­trar ma­qui­lla­je. La cos­mé­ti­ca es más in­clu­si­va y va­ria­da que nun­ca.

Cosmopolitan España - - Sumario - TEX­TO: ALE­JAN­DRA YEREGUI.

La di­ver­si­dad triun­fa y hay ga­nas de vo­cear­lo al mun­do. Mo­de­los ecléc­ti­cas –de eda­des, ra­zas o con­di­cio­nes se­xua­les di­fe­ren­tes– rom­pen con los cá­no­nes con­ven­cio­na­les des­de pa­sa­re­las co­mo Dolce & Gabbana. Y en el úl­ti­mo des­fi­le de L’Oréal Pa­ris, ce­le­bra­do so­bre el río Se­na, se uti­li­za­ron 9.545 pro­duc­tos de ma­qui­lla­je con una am­plia va­rie­dad de to­nos pa­ra las tops de ori­gen asiático, ára­be, afri­cano o cau­cá­si­co. Al­go na­da evi­den­te ha­ce unos años, cuan­do la puer­to­rri­que­ña Joan Smalls, la pri­me­ra la­ti­noa­me­ri­ca­na en re­pre­sen­tar a Es­tée Lau­der o apa­re­cer en cam­pa­ñas de Cha­nel, via­jó a Eu­ro­pa y el ma­qui­lla­dor le pre­gun­tó en el backs­ta­ge si ha­bía traí­do su pro­pia ba­se...

‘CELEBS’ POR LA CAU­SA

Rihan­na se da­ba de bru­ces ca­da vez que que­ría com­prar un fon­do de ma­qui­lla­je que la fa­vo­re­cie­ra y, por eso, creó en 2017 Fenty Beauty, con de­ce­nas de to­nos de ba­se e ilu­mi­na­do­res, des­de pa­ra pie­les al­bi­nas has­ta las más os­cu­ras. «Quie­ro que to­do el mun­do se sien­ta re­pre­sen­ta­do», di­ce la can­tan­te, que siem­pre lan­za cam­pa­ñas mul­ti­rra­cia­les. Kim Kar­das­hian tam­bién ha da­do un nue­vo im­pul­so a las lí­neas in­clu­si­vas con su fir­ma KKW Beauty. Y re­vo­lu­cio­na las re­des siem­pre que com­par­te al­gún co­rrec­tor o set de con­tou­ring en­tre sus más de 118 mi­llo­nes de se­gui­do­res de Ins­ta­gram. Po­co a po­co, las gran­des

mul­ti­na­cio­na­les cos­mé­ti­cas, an­tes cen­tra­das en aten­der a las com­ple­xio­nes cla­ras, abren sus puer­tas a las pie­les me­dias y os­cu­ras. Y la aco­gi­da es bue­na por­que las ven­tas de ma­qui­lla­je en Es­pa­ña si­guen cre­cien­do (un 4,58% en 2017, se­gún da­tos de Stan­pa).

ASÍ EM­PE­ZÓ TO­DO

La gu­rú Bob­bi Brown fue pio­ne­ra al lan­zar en 1991 el le­ma Beauty Is Uni­ver­sal. Al tiem­po, sa­ca­ba unas ba­ses en stick en diez to­nos, al­go re­vo­lu­cio­na­rio en aquel mo­men­to. Hoy la mar­ca pre­vé am­pliar las más de 30 to­na­li­da­des de Skin Long-Wear Weightless Foun­da­tion. Por su par­te, Teint Ido­le Ul­tra Wear, una pro­pues­ta de lar­ga du­ra­ción de Lancôme, ya su­ma 40 re­fe­ren­cias, nú­me­ro cro­má­ti­co que com­par­te con la lí­nea Dior Backs­ta­ge, con una ga­ma que abar­ca in­clu­so los sub­to­nos, esos ma­ti­ces cá­li­dos o fríos pa­ra ob­te­ner un buen re­sul­ta­do. La pal­ma del de­rro­che se la lle­va la lí­nea Stu­dio Fix de Mac, con 64 co­lo­res ba­jo el man­tra. Se tra­ta de cu­brir to­das las eda­des, to­das las ra­zas, to­dos los gé­ne­ros. Pa­ra los ex­per­tos de las fir­mas con más pres­ti­gio, es muy im­por­tan­te huir de los erro­res. «Lo peor que se le pue­de ha­cer a una piel os­cu­ra es tra­tar de acla­rar­la. Al igual que si una blan­ca cau­cá­si­ca in­ten­ta pa­re­cer más mo­re­na. Es pre­fe­ri­ble uti­li­zar una to­na­li­dad que se fun­da con la piel en la zo­na T, di­fu­mi­na­da ha­cia el ex­te­rior, y

EN LOS FON­DOS Y ‘PRI­MERS’, CA­DA DÍA SE EX­PE­RI­MEN­TA CON UN NUE­VO CO­LOR

di­bu­jar un tres con pol­vos más in­ten­sos en sie­nes, me­ji­llas y man­dí­bu­la», ex­pli­ca Ju­nior Ce­de­ño, ma­qui­lla­dor in­ter­na­cio­nal de Dior.

CUI­DA­DOS ‘AD HOC’

«Con­vie­ne ele­gir un pro­duc­to ade­cua­do y adap­ta­do a ca­da tex­tu­ra. Por ejemplo, a las pie­les gra­sas les van me­jor las fór­mu­las oil-free», apun­ta Cris­ti­na Eguren, der­ma­tó­lo­ga de la Clí­ni­ca Eguren. En cuan­to a ru­ti­nas, ca­da ca­so es un mun­do. Por re­gla ge­ne­ral, co­mo las pie­les os­cu­ras son gra­sas y se des­hi­dra­tan, los tra­ta­mien­tos con zinc y áci­do hia­lu­ró­ni­co fun­cio­nan muy bien. «Aun­que pa­rez­can re­sis­ten­tes a la ra­dia­ción so­lar, tam­bién su­fren da­ño ce­lu­lar que hay que pre­ve­nir con fo­to­pro­tec­tor», afir­ma la es­te­ti­cis­ta Dia­na Mon­to­ya. En cam­bio, en las ce­tri­nas, el alia­do per­fec­to es la vi­ta­mi­na C, aun­que In­ma­cu­la­da Can­ter­la, di­rec­to­ra de Cos­me­ceu­ti­cal Cen­ter, ma­ti­za: «Siem­pre hay que per­so­na­li­zar­la por­que el áci­do as­cór­bi­co no va­le pa­ra to­das».

Con­cen­tra­do vi­ta­mí­ni­co ‘Flash Ilu­mi­na­ting Con­cen­tra­te De­neb’, So­mens (54 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.