NUTRI FAKES. Des­ta­pa­mos men­ti­ras so­bre nu­tri­ción que cir­cu­lan por la red.

DOS EX­PER­TOS ACLA­RAN DU­DAS SO­BRE ALI­MEN­TOS, DIE­TAS Y FAL­SOS MI­TOS. Y ES QUE CON LA CO­MI­DA NO SE JUE­GA.

Cosmopolitan España - - Sumario - TEX­TO: AME­LIA LA­RRA­ÑA­GA.

Te crees to­do lo que lees en in­ter­net? Pues de­bes sa­ber que la ter­ce­ra par­te de las no­ti­cias fal­sas que pu­lu­lan en la red per­te­ne­cen al sec­tor de la nu­tri­ción. Ali­men­tos mi­la­gro­sos, mal­di­tos… Des­mon­ta­mos al­gu­nas de es­tas fal­se­da­des con la ayu­da de dos ex­per­tos: Sarai Alon­so, nutricionista de Sa­nis Na­tu­ra, Cen­tro In­te­gral de Te­ra­pias y Me­di­ci­na natural de Ma­drid, y Gonzalo Gue­rra, especialista en apa­ra­to di­ges­ti­vo del Cen­tro Mé­di­co-Qui­rúr­gi­co de En­fer­me­da­des Di­ges­ti­vas, tam­bién de la ca­pi­tal. Ade­más, en la pá­gi­na web Sa­lud­sin­bu­los.com, crea­da por la Aso­cia­ción de In­ves­ti­ga­do­res en eSa­lud (AIES), en­con­tra­rás los me­jo­res con­se­jos pa­ra iden­tif­car las nutri-fakes.

CE­NAR EN­SA­LA­DA SIEM­PRE ADELGAZA

Es­te pla­to per­mi­te tan­tas va­ria­cio­nes que es im­po­si­ble ge­ne­ra­li­zar. Aun­que lo ha­bi­tual es que la ba­se de las en­sa­la­das sean las hor­ta­li­zas de la huer­ta y un aliño clásico, a ba­se de acei­te y vi­na­gre, ad­mi­ten to­do ti­po de in­gre­dien­tes y sal­sas. Es muy dis­tin­ta una re­ce­ta con po­llo fri­to y un ade­re­zo pre­fa­bri­ca­do, que ade­más lle­ve maíz y tos­to­nes de pan, a una en­sa­la­da de to­ma­te, pe­pino, ce­bo­lla y que­so fres­co, por ejemplo. Co­mo re­gla ge­ne­ral, los ex­per­tos coin­ci­den en que si no con­tie­ne ali­men­tos pro­ce­sa­dos, el ade­re­zo es sua­ve y, ade­más, con­tri­bu­ye a que la die­ta sea equi­li­bra­da, con el apor­te de ener­gía que el in­di­vi­duo ne­ce­si­ta, no só­lo no su­bire­mos de pe­so, sino que es po­si­ble que adel­ga­ce­mos. Por otro la­do, si en lu­gar de to­mar­la en la ce­na, op­ta­mos por­que sea el pla­to prin­ci­pal de la co­mi­da, el aba­ni­co se abre, y al­gu­nos ali­men­tos co­mo la pas­ta, las le­gum­bres o la pa­ta­ta pue­den ser una bue­na op­ción. ¡Y ojo con los vi­na­gres! El de Mó­de­na tie­ne mu­cho azú­car y se prohí­be en die­tas de con­trol del pe­so.

EL PES­CA­DO GRAN­DE Y AZUL TIE­NE MER­CU­RIO

Exis­ten me­ta­les pe­sa­dos co­mo el mer­cu­rio que se con­cen­tran en las par­tes gra­sas de cier­tos ani­ma­les, por ejemplo los pes­ca­dos azu­les. A ma­yor ta­ma­ño, más cantidad de gra­sa y de acu­mu­la­ción de es­tos me­ta­les. Sin em­bar­go, ¡no hay que alar­mar­se! Te­nien­do en cuen­ta que el con­su­mo re­co­men­da­do de pes­ca­do azul es de una a dos ve­ces a la se­ma­na, no su­po­ne nin­gún ries­go pa­ra la sa­lud. El res­to de los días, lo me­jor es con­su­mir pes­ca­dos no gra­sos co­mo la mer­lu­za o que sean de ra­ción.

ME­JOR LA ‘LE­CHE’ VE­GE­TAL QUE LA DE VA­CA

Di­cen que son más sa­lu­da­bles y en­gor­dan me­nos, pe­ro es­to es muy re­la­ti­vo. En reali­dad, am­bos ti­pos es­tán bien, de­pen­dien­do de los ca­sos. Al­gu­nas de las lla­ma­das be­bi­das ve­ge­ta­les, a ba­se de ce­rea­les, le­gu­mi­no­sas y fru­tos se­cos (de so­ja, ave­na, arroz, al­men­dras…) qui­zá apor­tan me­nos gra­sa que la le­che de va­ca, pe­ro és­ta tie­ne unas pro­teí­nas muy com­ple­tas, pro­ba­ble­men­te la que más, y mu­cho cal­cio. En cuan­to a las ca­lo­rías, la se­mi­des­na­ta­da tie­ne 45 Kcal/100 ml mien­tras que las ve­ge­ta­les van de las 36 a las 90 Kcal por ca­da 100 ml. Y pa­ra per­so­nas in­to­le­ran­tes o alér­gi­cas, la res­pues­ta es evi­den­te.

LOS PRO­DUC­TOS ‘SIN GLU­TEN’ ADELGAZAN

Es­tán de mo­da, y por eso mu­chas per­so­nas se han su­ma­do a la úl­ti­ma ten­den­cia sin (la fe­ria Free From Food Ex­po es­tá de­di­ca­da a pro­duc­tos li­bres de sal, gra­sas trans, le­che, azú­car…) aun­que no sean ce­lía­cos. En reali­dad, el glu­ten no exis­te en la na­tu­ra­le­za. Es­tá for­ma­do por dos pro­teí­nas: la glu­te­ni­na y la glia­di­na, que só­lo apa­re­cen cuan­do se pro­ce­san las ha­ri­nas de de­ter­mi­na­dos ce­rea­les co­mo el tri­go, la ce­ba­da, el centeno y la ave­na, y en­ton­ces aque­llas se fu­sio­nan. Los que no tie­nen pro­ble­mas de aler­gias o sen­si­bi­li­dad, pue­den to­mar­lo sin pro­ble­ma, pe­ro por ello no en­gor­da­rán más o me­nos, es cues­tión de cantidad y es­to es­tá ava­la­do por nu­me­ro­sos es­tu­dios co­mo el del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción Sa­ni­ta­ria La Fe de Va­len­cia, que com­pa­ró 654 pro­duc­tos. Lo que sí es cier­to es que, al eli­mi­nar el glu­ten, apar­ta­mos de la die­ta snacks, ape­ri­ti­vos y be­bi­das co­mo la cer­ve­za, que su­po­nen un al­to apor­te de ca­lo­rías va­cías.

A LA CAR­NE SE LE IN­YEC­TAN HOR­MO­NAS

Ro­tun­da­men­te no, ya que por ley es­tá ter­mi­nan­te­men­te prohi­bi­do en la Unión Eu­ro­pea des­de ha­ce mu­chos años. De he­cho, el Plan de Re­si­duos en Car­nes obli­ga a que se ana­li­cen to­das aque­llas que es­tán des­ti­na­das al con­su­mo hu­mano: va­ca, cer­do, po­llo… Es­to no qui­ta pa­ra que qui­zá exis­tan gran­jas que uti­li­cen al­gún ti­po de com­pues­to pa­ra ha­cer en­gor­dar a los ani­ma­les, pe­ro hor­mo­nas, no.

ES MA­LO CA­LEN­TAR LA CO­MI­DA EN MI­CRO­ON­DAS

No. Tran­qui­la, pue­des se­guir pre­pa­ran­do tu desa­yuno en dos mi­nu­tos. Es­te re­vo­lu­cio­na­rio elec­tro­do­més­ti­co que se in­ven­tó de for­ma ca­sual en los años cua­ren­ta no es pe­li­gro­so, ya que no mo­dif­ca la com­po­si­ción de los ali­men­tos, ni só­li­dos ni lí­qui­dos. Usa un ti­po de ra­dia­ción elec­tro­mag­né­ti­ca que pro­vo­ca la li­bre cir­cu­la­ción de las mo­lé­cu­las po­la­res de los ali­men­tos a una gran ve­lo­ci­dad. Es­tos se ca­lien­tan por­que con­tie­nen agua, mo­lé­cu­la po­lar que vi­bra con fa­ci­li­dad. Sí hay que evi­tar uti­li­zar en­va­ses de plás­ti­co por­que son mu­cho me­jo­res los de cris­tal.

EL CA­FÉ PRO­VO­CA HI­PER­TEN­SIÓN

Fal­so. Aun­que es cier­to que la ca­feí­na, su prin­ci­pal com­po­nen­te, pro­du­ce un au­men­to de la ten­sión ar­te­rial y la fre­cuen­cia car­día­ca, es­te efec­to só­lo es tran­si­to­rio. Di­cho es­to, si una per­so­na tie­ne pro­ble­mas de hi­per­ten­sión o pro­pen­sión a ella, de­be­rá evi­tar to­mar­lo. A fa­vor del ca­fé, que con­tri­bu­ye a pa­liar la fa­ti­ga y el can­san­cio. Ade­más, apor­ta cier­ta cantidad de po­li­fe­no­les, sus­tan­cias con ca­pa­ci­dad an­ti­oxi­dan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.