CON ELLA LLE­GÓ EL ES­CÁN­DA­LO.

Cosmopolitan España - - Sumario - TEX­TO: ES­PE­RAN­ZA JI­MÉ­NEZ. FOTOS: TI­NA TYRELL.

Emily Ra­taj­kows­ki te cuen­ta sus se­cre­tos pa­ra es­tar gua­pa.

Vis­te pro­vo­ca­ti­va, co­bra 70.000 eu­ros por un ‘post’ en Ins­ta­gram y no se ca­lla an­te la vio­len­cia ma­chis­ta. ¿Al­guien da más? Sí, siem­pre es­tá gua­pa y nos ha con­ta­do su se­cre­to.

Lle­ga a la en­tre­vis­ta con pe­lu­ca –«tengo un pe­lo fa­tal y los pos­ti­zos me per­mi­ten ju­gar a ser otra», con­fie­sa– y un es­co­ta­zo de los su­yos que, aun­que no lo pa­rez­ca, es­tá me­di­do con pre­ci­sión pa­ra no en­se­ñar ni un cen­tí­me­tro de más. Emily Ra­taj­kows­ki na­ció en West­mins­ter (Reino Uni­do) en 1991 y en las dis­tan­cias cor­tas re­sul­ta mu­cho me­nos di­va y más ase­qui­ble, em­pá­ti­ca y di­rec­ta de lo que se pue­da ima­gi­nar. Po­see ese al­go que hace que to­dos (y to­das) se vuel­van a su pa­so a mi­rar­la y no só­lo por su fí­si­co. «No tengo que pe­dir per­dón por ser sex­yÈ, co­mien­za di­cien­do es­ta mu­jer ca­paz de acu­mu­lar, con ca­da foto o ví­deo que su­be, más de cin­co mi­llo­nes de li­kes en 24 ho­ras. «No pu­bli­co cons­tan­te­men­te por­que lle­va mu­cho tiem­po y hay que ha­cer las co­sas bien. Ade­más, en oca­sio­nes tengo un mal día (co­mo to­do

el mundo), pe­ro no es­toy obli­ga­da a mos­trar­lo». De su país, In­gla­te­rra, con­ser­va el gus­to por lo eu­ro­peo (de ni­ña ve­ra­nea­ba en Ma­llor­ca) y de Ca­li­for­nia, su tie­rra de adop­ción, «las ga­nas de ex­pri­mir la vi­da». Co­no­ce to­das las cla­ves de su belleza.

UNA VI­DA EN CO­LOREmily Ra­taj­kows­ki no es de blan­cos y negros. Op­ti­mis­ta, lo su­yo es el ro­sa. Le gus­ta ma­qui­llar sus ojos con es­te co­lor, que tam­bién ha uti­li­za­do en la ma­yor par­te de sus di­se­ños de su lí­nea de moda de ba­ño. La frma se lla­ma Ina­mo­ra­ta y sus bi­qui­nis son es­cue­tos y sexy, co­mo a ella le gus­tan.

CHI­CA COS­MOLe pre­gun­ta­mos cómo ima­gi­na a nues­tras lec­to­ras: «Jó­ve­nes, sofs­ti­ca­das, muy bue­nas en to­do lo que ha­cen co­mo tra­ba­ja­do­ras, ami­gas y no­vias. Mu­je­res que se pa­san la vi­da bus­can­do lo que realmente les im­por­ta. En cier­to mo­do, yo mis­ma soy chi­ca COS­MO».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.